Agustín León: «Lo intentamos, pero no pudo ser»

Segunda carrera para el grancanario Agustín León con su Opel Corsa, estando acompañado en la derecha por su paisano Aday Pérez, pero los problemas mecánicos les impidió acabar el Rally Ciudad de Telde 2022.

Agustín León Suárez

¡Buenas!

Lo intentamos, pero no pudo ser. La rotura de un manguito de agua en la meta del TC 5 y la rotura de otro de ellos en la salida del último parque de asistencia nos hizo retirarnos del Rallye Ciudad de Telde.

Nuestro resumen:

TC1 Cuatro Puertas neutralizado.

TC 2 La Pasadilla: Arrancamos con las gomas frías después de un parón de más de una hora. Salimos a tantear y nos sacaron dos banderas rojas que nos hicieron levantar y al poco de pasar el cruce de La Pasadilla, el coche perdía algo de potencia. Aún así, contentos porque era el primer tramo «para matar los nervios».

Por un fallo mío, al tirar demasiado de la palanca de cambios hacia un lateral, a la hora de engranar la segunda, muchas veces no entra el cambio.

TC 3 Los Picos neutralizado.

PRIMERA ASISTENCIA. Al llegar al parque nos dicen que tenemos 10 MINUTOS de asistencia…!!! Increíble… Revisar lo que dé tiempo, agüita, una chocolatina y de nuevo a correr.

TC 4, nuestra primera pasada por Cuatro Puertas. Salimos con ganas, pero el coche se nos movía de atrás, así que intentando ir lo mejor posible sin arriesgar.

TC 5 La Pasadilla, volvemos a salir con ganas. Logramos mejorar nuestro crono de la pasada anterior y nos sentíamos muy cómodos con el coche, hasta que llegando a meta notamos que empieza a subir la temperatura de forma alarmante y al parar en el control Stop el coche no para de humear. Paramos más adelante y nos damos cuenta de que hay una pérdida de agua por uno de los tubos de refrigeración. Gracias a los aficionados y al amigo Santi Mendoza y compañía (creo que eran ustedes), que nos cedieron agua para poder rellenar el vaso y continuar para intentar llegar a la asistencia.

TC 6 Los Picos, salimos con la temperatura en el sitio, vigilando que no subiera hasta que empezó a subir y a volver a humear, así que decidimos bajar muy tranquilos para cuidar la mecánica y poder llegar a la asistencia.

SEGUNDA ASISTENCIA, nuestro mecánico Francisco Benitez Medina, de PBmotorsport, hace un trabajo increíble para solucionar el problema del tubo de agua, se había rajado el tubo con más dificultad para acceder a él. Solucionando la avería «in extremis» para no penalizar, esperando detrás de los compañeros para salir del parque de asistencias, el coche comienza a humear y a perder agua de nuevo, decidimos arrimarnos y abandonar, por precaución y no generar una avería mayor.

Como ya habíamos dicho, nuestro objetivo era hacer kilómetros, conocer cada vez más el coche (es nuestra segunda carrera con él) e ir de menos a más… El objetivo, aún sin acabar el Rallye, lo hemos conseguido.

Nos quedamos con la parte buena, y son las buenas sensaciones que estábamos teniendo, mejorando poco a poco y disfrutando como enanos.

Me lo pasé genial y al final, esto es lo que cuenta.

Agradecer, en primer lugar, al amigo Aday Pérez Díaz, que hizo un trabajo de 10, haciendo que me sintiera cada vez más cómodo. Espero poder volver a repetir juntos, y que no sea dentro de mucho tiempo.

En segundo lugar, al gran profesional de nuestro mecánico, como siempre en su línea.

En tercer lugar, a los patrocinadores PH Motolavado, Panadería Monagas, Averia2, Pura Vida Camper.

Y, como no, a mi novia Monica Guerra Quevedo, mis padres, Adrián López Guerra y todas las personas que se acercaron a la asistencia a preocuparse por nosotros y darnos ánimos para continuar y quienes nos han enviado mensajes de ánimo.

Ahora toca reparar las heridas de guerra, dejar todo listo y ver si este cabroncete deja de quejarse.

Volveremos, eso sin duda, como mínimo, con las mismas ganas.

También podría interesarte
Deja una respuesta