Agustín León: «Siento que más que un Rallye fuera un paseo»

Agustín León y Juan Antonio Santana unieron sus fuerzas para correr el Rally de Maspalomas a los mandos de un Opel Corsa que sufrió más problemas de los previstos.
Agustín León Suárez
Día de reflexión sobre el fin de semana que hemos pasado dentro de nuestro coche de carreras en el Rallye de Maspalomas. ¡Menuda aventura nos tocó!
Decidimos hacer el Rallye a modo de test de cara al año que viene, para comprobar si todo lo que se le ha hecho al coche funcionaba correctamente y poder detectar fallos «de juventud» o fallos que pudieran surgir en competición.
Salimos al primer tramo con mucha cabeza, ya que teníamos que acostumbrarnos al tacto del freno, ya que acabábamos de montar pastillas nuevas.
Arrancamos perfectamente y al kilómetro de tramo cronometrado, el cambio no nos permite engranar ni primera ni segunda, así que hacemos el resto del tramo en tercera, cuarta y quinta, teniendo un pequeño susto al no entrar la segunda en una de las frenadas. Llegando a final del tramo, a escasos 50 metros del cartel de meta, comienza a entrar humo en el coche y decidimos parar pensando que era algo grave; al final resultó ser que se nos rompió la tapa del depósito de expansión y empezó a tirar el agua .
A raíz de aquí el coche comienza a ratear continuamente y pensábamos que era porque se había mojado algún componente eléctrico. Llamamos a la asistencia y tras la solución que nos dan para continuar, apañamos y continuamos, habiendo perdido ya mucho tiempo y no podemos realizar el TC 2. Decidimos ir a la asistencia para poder reengancharnos en la siguiente sección que nos permitieran. (Agradecer al equipo de Remi Quintana Ramirez y sus hijos por cedernos el repuesto para poder continuar; ¡mil gracias! ¡Qué grande es el compañerismo en este deporte!).

En la asistencia nuestro equipo de mecánicos, Francisco Benitez Medina y Jordy Benitez Santana, se ponen manos a la obra para solventar los problemas que habíamos tenido en la primera sección, con tan buena suerte y buen hacer por parte de ellos que repararon a tiempo y la organización nos permite reengancharnos en la segunda sección.
Volvemos a salir la segunda sección y probando que todos los problemas se habían solventado. Con más ganas que la anterior, volvemos a salir al TC 4, pero al salir el coche nos vuelve a ratear y al intentar engranar de segunda a la primera volvemos a tener el problema y nos volvemos a quedar sin primera y segunda, ya que la palanca se atasca al intentar realizar el giro necesario para meter el cambio, por lo que tenemos que continuar con esto todo el bucle. Solventábamos el problema en los enlaces. Arrancábamos bien en los tramos, pero una vez entraba la tercera ya no había vuelta atrás .
Vuelta a la asistencia para seguir trabajando en el coche y nuestro equipo sustituye la palanca de cambios, ya que la anterior tiene una pieza rota y pensamos que el problema venía derivado de ahí. Esta nueva palanca carecía de pomo y sacar el de la otra era romperlo, así que salimos así, aunque se hacía un poco complicado el agarrarla.
Volvemos a salir en la última sección para ver si podíamos disfrutar de los dos últimos tramos, pero en la salida de Los Cuchillos vemos que el rateo continúa y poco antes del cruce volvemos a quedarnos sin primera y segunda.
Decidimos continuar y acabar los tramos después de todo el trabajo del equipo antes del Rallye y después de estar sufriendo todo el día con los problemas del coche.
Finalmente acabamos el Rallye, coche sin golpes y con ganas de poner solución a lo que surgió para poder volver lo antes posible a las carreras. ¡Ya estamos en ello!
Agradecer a los aficionados que en el TC1 nos cedieron su botella de agua por si nos hacia falta para reponer y a los que estaban situados en la meta del TC4 y nos dieron agua y bombones: ustedes también hacen grande este deporte.
Pedir disculpas a mi equipo, PBmotorsport, por los problemas que surgieron y por mi desconocimiento retirarnos en el TC1, pensando que la avería era mayor cuando la solución me la dieron sobre la marcha el maestro Paco y maestro Jordy, que son unos profesionales enormes con quienes contaremos cada vez que vayamos a salir a correr.

Al amigo Juan Antonio Santana Torres , que iba sentado a la derecha haciendo un trabajo espectacular, por tranquilizarme y animarme cuando me venía abajo viendo que el coche no nos permitía hacer lo que queríamos hacer. Y con quien lo pasé en grande dentro del coche. Correr lo que nos permitía el coche, pero nos reímos lo que quisimos. Siento que más que un Rallye fuera un paseo
Agraceder a los patrocinadores la mano que nos han echado para esta prueba PH Motolavado Don Kikon Burguer y @Pbmotorsport por la gran ayuda y consejos antes del rallye y todo lo que hicieron durante éste. Restaurante El Centro Guayadeque, Panadería Monagas; a Adrián López Guerra por la comida, estaba increíble; a mi novia Monica Guerra Quevedo familia (mamá Tere Suarez, papá Juan Agustin León Lasso a mi hermana) a mi hermano Carlos Barrera Gonzalez por cederme el sillón que me hacía falta)
Gracias a Teo Santana y su equipo por el trabajo, ¡eres un grande!
Al final los Rallyes son estos momentos que se viven; me quedo con lo positivo y el gran equipo que se forma. Gracias a los aficionados por las fotos.

También podría interesarte
Deja una respuesta