Airán Mejías: “Pongo mis coches en venta porque no me dejan otra opción”

El piloto tinerfeño Airán Mejías ha puesto en venta todo el material de competición que poseía porque “me parece tremendamente injusto todo lo que está pasando alrededor de nuestro automovilismo”, explicó a Automovilismocanario.com.

Recuerda que desde hace meses “venimos trabajando en nuestro Ford Escort WRC para dejarlo a punto, y nos hemos gastado un dineral en el motor, pero cuando nos enteramos que de 36 nos bajan a brida 34 pierdo cerca de 40 caballos de los 330 que ya tenía un coche que es del año 97. También el cambio de goma hace que este coche de 23 años no lo asimile bien y no sea tan efectivo. Visto lo visto, no nos quedará otra que seguir siempre detrás de un Porsche, algo que me parece súper injusto”, lamentó.

Es por ello que afirma que “lo que quiero es vender mi coche porque jugamos es bastante desventaja respeto a los Porsche. Se me han quitado las ganas de correr porque estoy desmotivado para hacer cualquier carrera o campeonato después del tiempo y dinero que hemos invertido y que nos hagan esto. Sintiéndolo mucho por los aficionados canarios que le gustaba ver este coche, al que le dimos la última victoria en Tenerife, lo vendo. No puedo tener de nuevo esa oportunidad con este WRC que tanto me gusta porque no me queda más remedio que quitármelo de mis manos; no me dejan otra opción. Lo he intentado todo, pero no hay comparación con los Porsche y R5 actuales y la verdad que me quedo desencantado e impotente con las declaraciones de un piloto, pero es lo que hay”, profundizó.

“Me da pena tener que tomar esta decisión, pero no puedo seguir peleando contracorriente a pesar de tener claro que es súper injusto”, añadió.

Su idea era la de correr los rallys con el Escort WRC “y la montaña con un BMW M3 E46 que me había comprado, pero me veo que también tengo problemas porque los T puntuaríamos en un campeonato aparte. No aguanté más y decidí vender los dos coches porque lo que ahora me pide el cuerpo es hacer un paréntesis. El Ford lo he puesto en venta por 150.000 euros y el BMW en 45.000 euros; si logro colocar los dos coches ya veríamos cuál será la normativa existente más adelante para intentar hacer algo interesante”, concluyó.

También podría interesarte

Deja una respuesta