Al-Attiyah gana la quinta etapa y es más líder del Dakar

El catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) transformó su rabia en triunfo en la quinta etapa del Rally Dakar, en la que Carlos Sainz se dejó 1:57 en la meta de Ha’il respecto al vencedor, vigente campeón y líder de la general.

El jeque criticó con dureza el miércoles la decisión del Comité de W2RC de aplicar la Equivalencia de Tecnología (EoT) y dar 8 kilovatios más de potencia (11 CV) a los Audi, entre ellos, el de Sainz. En la arena, el de Toyota conquistó la primera etapa en la que se aplicó el cambio.

La española Laia Sanz (Astara) sufrió un accidente del que resultó ilesa, pero que acabó con su coche destrozado, cuando solo habían transcurrido 28 kilómetros de especial. El miércoles había obtenido un gran resultado al acabar vigésima la cuarta etapa.
Laia Sanz sufre un fuerte accidente en el Dakar
Laia Sanz sufre un fuerte accidente en el Dakar
EFE

Toyota avisó desde el inicio tras la controvertida decisión de la FIA. El sudafricano Henk Lategan (Toyota) marcó el mejor tiempo en el primer punto de control (km.37), con Stéphane Peterhansel (Audi) a solo dos segundos, Al-Attiyah (Toyota) a tres y Sainz a nueve del catarí.

El primer líder cedió posiciones al paso por el kilómetro 90, donde Peterhansel se puso en cabeza con 20 segundos de renta sobre el vigente campeón y 35 respecto al español. Sébastien Loeb (Prodrive), tras llevarse la primera alegría del Dakar con su victoria el miércoles, estaba a solo seis segundos del madrileño.

Loeb superó a Sainz y Al Attiyah en el kilómetro 140, pero las diferencias, con Peterhansel primero, estaban en un pañuelo: 42 segundos entre los cuatro.

El de Audi cedió la primera posición tras 182 kilómetros de especial. Loeb iba decidido a conseguir su segundo triunfo consecutivo, pero todo continuaba apretado. Los tres primeros en siete segundos y Sainz a 1:04 del alsaciano.

Hubo relevo en el avituallamiento del 210. Al Attiyah mejoraba entonces en diez segundos el crono del nueve veces campeón del mundo de rallies. Peterhansel se dejaba 22 segundos y el madrileño perdía ya 1:34 con el catarí.

El de Toyota abrió distancia con sus dos inmediatos perseguidores, aunque seguían en un abanico de 31 segundos, en el siguiente parcial, en el que Sainz le limó dos segundos.

El jeque consolidó su dominio en el penúltimo punto de paso, ya con Loeb a 35 segundos y Peterhansel a seis más, mientras que el madrileño trataba de meterse en la batalla, a 1:17.

Sainz iba a más y a falta de menos de 50 kilómetros mejoró los tiempos de Loeb y Peterhansel y volvió a pulir la desventaja con Al-Attiyah en 12 segundos para situarse a 1:05.

En el último tramo, el Prodrive de Loeb estuvo parado un cuarto de hora, otro revés para el alsaciano en esta edición del Dakar.

Al Attiyah apretó y en meta mejoró en 1:57 el tiempo de Sainz -cedió 52 segundos en el último tramo- y en 3:44, el de Peterhansel. Loeb llegó a casi 20 minutos del vencedor en otra mala jornada y el saudí Yazeed Al Rajhi escaló a la cuarta plaza.

En la general provisional, Al-Attiyah domina ahora con 22:36 sobre Peterhansel, 27:01 respecto a Al Rajhi y 34:52 sobre Sainz.

Beveren brilla en motos

En cuanto a las motos, el francés Adrien van Beveren (Honda) se impuso al chileno Nacho Cornejo (Honda) en la quinta etapa del Dakar 2023 por solo 13 segundos, gracias a los 41 que logró de bonificación por abrir pista en una jornada que pudo completar el castellonense Joan Barreda (Honda) pese a una caída a 20 kilómetros de meta.

El segundo bucle en Ha’il (Arabia Saudí), con 373 kilómetros de especial, se desarrolló siempre sobre arena, primero en un entorno de dunas con hierba de camello y después, en espacios abiertos, y el australiano Daniel Sanders (GasGas) cedió el liderato al norteamericano Skyler Howes (Husqvarna).

Abrir pista es complicado, incluso con el aliciente de las bonificaciones, que en esta etapa fueron claves. Esta vez le tocó a Barreda, que tras ganar el miércoles -pese a correr con un dedo roto-, ya era vigésimo sexto en el primer punto de control, a más de dos minutos del mejor en ese momento, Cornejo.

El chileno había sido, durante unos minutos, ganador de la cuarta etapa en detrimento del español al haberle aplicado más tiempo del que debían por haber parado a asistir al portugués Joaquim Rodrigues (Hero), baja ya en este Dakar. El de Iquique se propuso lograr su victoria el día después y casi lo logra.

El australiano Toby Price (KTM) le dio el relevo al paso por el kilómetro 90, donde el de Honda cedía 55 segundos. El también chileno Pablo Quintanilla (Honda) y el estadounidense Skyler Howes (Husqvarna) superaron a Cornejo en ese punto. Barreda marchaba a 2:20 del líder y Lorenzo Santolino (Sherco), a casi 3:25.

El californiano Mason Klein, que en la anterior jornada tuvo problemas con la bomba de combustible, se apuntó a la batalla, cuarto, a 2:15 de Price, después de 140 kilómetros.

Price se sentía cada vez más cómodo, con Howes, segundo, ya a 2:43 en el kilómetro 182, Klein mejoraba un puesto, pero a 3:18 del líder y Quintanilla cedía 18 segundos más. Asomaba entonces la Honda de Adrien van Beveren, a solo nueve segundos del chileno.

Entre ese punto y el 210, el de repostaje, concretamente en el 190, los cuatro que abrían pista tuvieron problemas de navegación: Price, Barreda, Quintanilla y Howes. Van Beveren se aprovechó y les sucedió en esa misión. Cogió 41 segundos de bonificación que iban a resultar decisivos.

El australiano se dejó solo en ese parcial 7:58 con Klein, que subió al primer puesto con las Honda de Cornejo y Van Beveren al acecho, a menos de un minuto. Además del francés, se aprovechaba de la situación Santolino, que pasaba quinto a 3:33 de Klein y por delante de Price. Barreda se dejaba más de 14 minutos.

Cornejo apretó para reducir a 16 segundos la diferencia con Klein en el kilómetro 234, Van Beveren, que contó con 41 segundos de bonificación por abrir pista un tramo de la etapa antes del avituallamiento, estaba a 42 segundos del primero. Santolino cedía 4 minutos.

En el penúltimo ‘waypoint’ (km.282), el chileno pasaba a comandar la etapa con 45 segundos de renta sobre su compañero de Honda Van Beveren y 49 respecto a Klein. Entre los tres iba a estar la etapa.

Cornejo mantuvo la primera posición con 15 segundos sobre el francés en el kilómetro 326, a menos de 50 para el final. Era un pulso entre las dos Honda. Klein cedía 2:32.

Caída de Barreda

Se le complicó más a Barreda. Si en ese punto perdía 12:29, a falta de 20 kilómetros sufrió una caída. Cuatro pilotos le ayudaron, entre ellos Price y Quintanilla. El de Torreblanca pudo reemprender la marcha y acabar la etapa, aunque a 14 minutos del ganador, Van Beveren.

El francés se anotó el triunfo con solo 13 segundos de ventaja sobre Cornejo después de aplicar los 41 de bonificación. Klein completó el podio a 5:13 y Santolino finalizó a 11:16.

En la general, el australiano Daniel Sanders perdió el liderato, que ahora ostenta Skyler Howes con su Husqvarna. El argentino Kevin Benavides es segundo a 44 segundos, y Barreda se encuentra a 4:58 del líder.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More