Al-Attiyah se impone en coches, Sainz minimiza daños y Loeb se aleja del Dakar

El catarí Nasser Al-Attiyah se impuso en la segunda etapa del Rally Dakar, aunque lo hizo por solo catorce segundos respecto al neerlandés Erik van Loon (Toyota), que estuvo a punto de dar la sorpresa en una jornada de resistencia para Carlos Sainz -tercero- (Audi), que solo cedió 5:05, y nefasta para Sébastien Loeb (Prodrive), que se ha dejado sus opciones de lograr el título.

Muchos favoritos han sufrido este lunes en los 430 kilómetros de especial entre el Sea Camp y Al Ula, especialmente Loeb, a casi hora y media del campeón de 2022, el argentino Orlando Terranova (Prodrive), a más de una hora, Stéphane Peterhansel (Audi), con más de 32 minutos de pérdida, y el sueco Mattias Ekstrom (Audi), que cedió otros 37 minutos.

Al-Attihad logró su victoria 43 en el Dakar -vuelve a superar por una a Carlos Sainz- por escaso margen después de recortarle a Van Loon unos cinco minutos en los últimos cien kilómetros.

Carlos Sainz logró mantener el liderato de la general, ahora con 2:12 sobre el catarí, con el que se prevé el gran duelo por el Dakar. Cuando solo han transcurrido dos etapas, el sudafricano Giniel de Villiers (Toyota) está a 26 minutos y Peterhansel, a 36. Pero queda mucho raid.

El ‘Matador’ tuvo que abrir pista de principio a fin. Misión complicada. A los 48 kilómetros marchaba peor que otros 30 coches (42:29) y perdía más de cuatro minutos sobre el mejor a esas alturas, el francés Lionel Baud (Toyota). Segundo iba de Villiers (38:03) y Carlos Checa (39:17) era quinto, justo por delante de Al-Attiyah, que le metía más de tres minutos al español. Eso sí, tenía algo menos de un minuto de renta sobre el francés Sébastien Loeb (Prodrive), que lo pasó bastante peor.

Baud siguió al frente al paso por el kilómetro 105 (1h25:13), con cinco segundos sobre De Villiers. El neerlandés Van Loon (Toyota) estaba a 13 segundos y el checo Martin Prokop en tercera posición provisional a más de minuto y medio. Sainz cedía 4:37 sobre el líder, aunque ya estaba a menos de un minuto de Al-Attiyah y con más de cuatro de ventaja sobre Loeb.

El sudafricano cedió después de casi dos horas de combate (km. 150). Van Loon lideraba (1h53:15) con 8 segundos sobre Baud y 2:24 sobre Prokop. Sainz estaba a algo menos de seis y a 1:18 de Al Attiyah. Loeb cedía casi siete respecto al madrileño. En una etapa pésima para los franceses, Guerlain Chicherit (Prodrive) también tenía problemas con su vehículo.

A 200 kilómetros para el final, Van Loon contaba con 2:20 sobre Yazeed Al Rajhi y 4:16 respecto a Baud. A continuación, el saudí perdió una minutada y se descolgó de la lucha por las primeras posiciones. Al-Attiyah pasaba a la segunda plaza, pero a más de seis minutos de Van Loon en el kilómetro 269, donde Laia Sanz (Astara) marchaba undécima.

La diferencia entre Van Loon y Al-Attiyah se redujo 1:27 (a 4:40) antes del tramo de dunas. El jeque apretó para ganar.

Sainz siguió abriendo pista hasta el final de la etapa, que completó en 5h05:31, el tercer mejor tiempo, con 5:05 de desfase respecto a Al-Attiyah. Van Loon se tuvo que conformar con la segunda plaza y Loeb se dejó sus opciones de ganar el raid. Un favorito menos.

El defensor del título le ha recortado más de 5 minutos al líder, Carlos Sainz, y está a punto de superar a varios de sus rivales en la clasificación general, como Loeb y Chicherit.  

«Era el momento de atacar y hacer una buena etapa. Había muchas piedras, la navegación no era fácil, creo que muchos pilotos tendrán problemas. Pinchamos al principio, pero después fuimos muy cuidadosos en los tramos rocosos y luego atacamos en las zonas de arena. Pensaba que el principio del rally sería mucho más fácil, en realidad ha sido muy difícil, pero la organización ha hecho un buen trabajo», relató el ganador del Dakar 2022.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More