Alberto Dorsch y Marcos Martínez lograron acabar la prueba dentro del podio de la categoría de todoterrenos de serie

-Alberto Dorsch y Marcos Martínez lograron acabar la prueba dentro del podio de la categoría de todoterrenos de serie

Los madrileños, que no abandonan desde 2017, aspiraban a sumar su cuarta victoria consecutiva de la temporada, pero un golpe dañó el radiador de su Land Cruiser y tuvieron que reengancharse a la carrera en la modalidad Súper Rally.

«Queda mucho campeonato aún y ahora nos vienen dos de las carreras más duras, así que tendremos que seguir esforzándonos para tratar de conquistar la Copa T2», comenta Dorsch.

Alberto Dorsch y Marcos Martínez volvieron este pasado fin de semana a la carga tras la pausa estival con la disputa de un Cierzo Rally – Zuera que dejó la clasificación de T2 (vehículos todoterreno de serie) muy apretada. La cuarta cita de la temporada del Campeonato de España de Rallyes Todo Terreno (CERTT) puso en apuros a la pareja de Kobe Motor, que tuvo que acogerse a la modalidad de Súper Rally, pero que, gracias al esfuerzo de todo el equipo, pudo terminar la carrera en la tercera posición de la Copa T2, sumar unos valiosos puntos y mantener el liderato de la categoría.

La prueba constó de un total de 378 kilómetros cronometrados, repartidos en cuatro tramos. Los cerca de 90 equipos inscritos arrancaron el viernes en una prólogo de 10 kilómetros en Zuera (Zaragoza) que sirvió para determinar el orden de salida del sábado. Dorsch y Martínez empezaron bien y marcaron el tiempo de referencia en el apartado T2, con una ajustada renta de sólo 2 segundos sobre Lluís Josep Rodríguez y Fernando Giménez.

La segunda jornada de competición fue menos plácida para los de Kobe Motor. De hecho, el segundo tramo de la carrera –el primero del sábado– se cebó con los vehículos de serie por su dureza. El trazado, de 131 kilómetros, transcurrió por el campo militar de maniobras de San Gregorio, un terreno muy roto que dificultó la evolución de los madrileños. Tanto es así que en el km 75 dieron un golpe a su Toyota Land Cruiser que provocó la rotura del radiador de agua y se vieron obligados a salir del tramo para dirigirse por carretera a la zona de asistencia para reparar.

«La organización ya nos había advertido que en este sector, que es una zona de maniobras de tanques y otros vehículos militares, habría muchos peligros. Y debo decir que me costó encontrar el ritmo, con la mala suerte de que en una zanja que no vimos bien, dimos un golpe que ocasionó una fuga de agua en el radiador», lamenta Dorsch.

Después de reparar la avería con los técnicos de Miracar, Alberto Dorsch y Marcos Martínez se reengancharon a la carrera para disputar el cuarto y último tramo del rally. Sin más percances, y con el objetivo prioritario de cruzar la meta para sumar puntos (la mitad de los que les hubieran correspondido al acogerse a la modalidad Súper Rally), completaron los últimos 118 kilómetros cronometrados en la tercera posición final de T2. Un resultado que les permite sumar otra carrera más terminada –no abandonan desde 2017– y mantenerse en el liderato provisional de la categoría con 170,04 puntos, 15,74 más que la segunda clasificada, Mónica Plaza (154,3).

«Llevábamos tres victorias consecutivas este año y en la cuarta carrera pudimos mantener la racha, pero al menos conseguimos minimizar daños y mantenernos arriba. Queda mucho campeonato aún y ahora nos vienen dos de las dos carreras más duras, así que tendremos que seguir esforzándonos, con la ayuda de Miracar, ARC, Bridgestone, Tunap y el resto de patrocinadores, para tratar de conquistar la Copa T2», asegura Dorsch.

Próxima parada: Rally TT de Guadalajara, el 1 de octubre.

También podría interesarte
Deja una respuesta