Alpine A110 Tour de Corse 75, un icono de rally de edición limitada a 150 unidades

Alpine A110 Tour de Corse 75, un icono de rally de edición limitada a 150 unidades que combina agilidad y rendimiento gracias a su chasis y su motor de 300 CV

Inspirado en el legendario Alpine A110 que compitió en el Tour de Corse de 1975, este nuevo automóvil de edición limitada cuenta con un diseño icónico y una cabina inequívocamente deportiva. Creado para los rallyes, el Alpine A110 Tour de Corse 75 combina agilidad y rendimiento gracias a su chasis y su motor de 300 CV, sumergiendo así a sus pasajeros en las sensaciones del Tour de Corse, el rally de las 10.000 curvas.

La carrocería amarilla contrasta con el capó y el techo de color negro intenso. La icónica librea negra y amarilla de dos tonos se complementa con gráficos distintivos en blanco y negro en el ‘Tour de Corse 75’. La firma ‘Tour de Corse 75’ en el guardabarros delantero izquierdo se combina con un motivo icónico en las puertas, un borde blanco en el capó y el número 7 sutilmente estampado en la parte trasera como referencia al auto de rally Berlinette de la época. . Los asientos baquet Sabelt® Racing están bordados con el Tour de Corse 75 y pueden equiparse con un arnés de competición. En el exterior, las llantas Grand Prix de 18 pulgadas en blanco brillante y las pinzas de freno Brembo® naranjas resaltan el espíritu competitivo de esta edición limitada.

Habrá solo 150 unidades del Alpine A110 Tour de Corse 75, con placas numeradas del 1 al 150. Esta edición limitada también presenta el nuevo sistema multimedia Alpine con conectividad AndroidAuto™ y Apple Carplay™.

LA HISTORIA A SU ALCANCE

En la carretera, la edición limitada A110 Tour de Corse 75 toma el relevo de un vehículo icónico en la legendaria ruta asfaltada de Córcega, ya que la emocionante historia de la edición de 1975 se puede sentir al volante de esta edición limitada.

Inaugurado en 1956, el Tour de Corse es uno de los eventos más emblemáticos del automovilismo, en particular de los rallies. En 1967, el evento pasó a formar parte del Campeonato de Francia de Rallyes, y en 1973 se convirtió en la cita francesa principal del Campeonato Mundial de Rallyes.

Dos años más tarde, 77 equipos tomaron el asfalto de Córcega, pero solo 22 terminaron, un claro indicador del grado de dificultad del rally ya que la edición de 1975 fue escenario de muchas sorpresas.

El Alpine A110 y el Lancia Stratos HF lucharon duro por la victoria, y todo se redujo a la especial final. El A110 se quedó atrás entre 5 y 30 segundos antes del último sector cronometrado, pero ambos marcaron tiempos idénticos en esta batalla final, ya que el Alpine se quedó a 32 segundos del escalón más alto del podio.

También podría interesarte
Deja una respuesta