Alucinantes y deleznables los ataques gratuitos e inmerecidos a Luis Monzón y Fernando Capdevila

Publicamos el artículo de opinión de Rafa León, responsable de contenidos de automovilismocanario.com

En las últimas semanas he asistido atónico a los ataques gratuitos que ciertos ‘aficionados’ han vertido hacia Luis Monzón y Fernando Capdevila después de que ambos, simplemente, den una opinión sobre algo altamente razonable y que hemos publicado en automovilismocanario.com tras haber realizado esas declaraciones al programa Todo Rally.

A Luis lo ‘atacan’ por decir que si no tiene el mejor material para intentar pelear por la victoria se pensaría muy mucho volver a competir, mientras que a Fernando, por opinar que, para él, Enrique Cruz es el mejor piloto de Canarias, le ha caído la del pulpo. ¿Donde está el delito de tales afirmaciones? Razonables ambas, pero sorprendente que sean respondidas por parte de algunos ‘aficionados’ de malas formas, con menosprecio y, en ocasiones, con hasta faltas de respeto.

El debate siempre es saludable y la opinión necesaria, pero siempre dentro de unos causes normales, lógicos, respetables y deseables. Ninguno a matado a nadie por decir lo que piensa. ¡Faltaría más! Está bien que la gente no opine lo mismo que cualquier persona, faltaría más, pero hay razonamientos que son lo más parecido a lo irracional.

Uno es subcampeón del mundo de grupo N de rallyas y campeón de Canarias de rallys, y el otro dos veces campeón de España de Rallys, amén de múltiples títulos Regionales y Provinciales en Canarias. ¿Les parece poco para darles sin tino con faltas de respto que irritan al más calmado? La verdad, no lo entiendo; la verdad, me entristece; la verdad, me cansa; la verdad, me malhumora… Con lo fácil que sería demostrar que no estas en su línea con una opinión formada, sin fobias, con datos, argumentos, y respeto, no llenas de rabia y mucho odio que no logro entender…

Es una pena que estos ‘aficionados’ minen la moral de cualquiera, pero es lo que tristemente tenemos que soportar en esta era de las redes sociales, donde tantas cosas buenas y malas nos toca vivir. Por suerte, son minoría, pero lo suficientemente poderosa para hartar a cualquiera, Humildemente pido que se debata, pero con más pasión por nuestro deporte y sin ningún odio hacia los protagonistas, que ni nuestro deporte y protagonistas se lo merecen.

También podría interesarte
Deja una respuesta