Año fiscal 2021: el Grupo Audi alcanza máximos históricos en beneficio operativo y cash flow neto

  • Markus Duesmann, CEO: “Audi tiene una estrategia clara para un futuro eléctrico y digitalizado”
  • Jürgen Rittersberger, CFO: “Hemos demostrado nuestra fortaleza financiera en un entorno muy desafiante”
  • Beneficio operativo de 5.500 millones de euros y cash flow neto de 7.800 millones de euros
  • Grupo Audi: objetivos conjuntos y potenciales de sinergia de nueve cifras

Madrid, 17 de marzo, 2022 – En el desafiante año fiscal 2021, Audi volvió a poner a prueba sus fortalezas: el Grupo Audi alcanzó máximos históricos en beneficio operativo y cash flow neto. La facturación del año pasado ascendió a una cifra de unos 53.000 millones de euros, y el beneficio operativo alcanzó los 5.500 millones de euros, con un margen operativo sobre las ventas del 10,4%. El cash flow neto del Grupo Audi, de 7.800 millones de euros, es una muestra de su gran capacidad de autofinanciación. Además de la gestión activa de la escasez de semiconductores y la estricta disciplina de costes, otros factores que favorecieron estos resultados positivos han sido las buenas posiciones de precios, los fuertes valores residuales, el buen comportamiento de Lamborghini y Ducati y el impulso derivado de la calificación de las materias primas y los efectos de las divisas. Al mismo tiempo, Audi continuó con determinación su proceso de transformación y aumentó las entregas de vehículos de propulsión eléctrica (BEV) en un 57,5%. El impacto específico de la guerra de Ucrania en las cifras de negocio del Grupo Audi no puede evaluarse aún de forma concluyente.

“Con su estrategia ‘Vorsprung 2030’, Audi tiene un plan claro para el futuro eléctrico y digital”, declara Markus Duesmann, CEO de AUDI AG. “El año pasado, la compañía demostró que estamos en el buen camino con la transformación de nuestro modelo de negocio hacia una movilidad conectada y neutra en CO2”.

Ventas: casi el mismo nivel que el año pasado
A pesar de los cuellos de botella provocados por la crisis de los semiconductores, las ventas de la marca Audi en el ejercicio 2021 se situaron casi al mismo nivel del año anterior, con un fuerte crecimiento de los vehículos eléctricos. En total, Audi entregó a sus clientes el año pasado un total de 1.680.512 vehículos (2020: 1.692.773), igualando prácticamente la cifra del año anterior (-0,7%). Gracias a la gestión activa del suministro, en el primer semestre del año Audi aumentó las entregas en un 38,8%, hasta una cifra de 981.681 vehículos (2020: 707.225). A pesar de las intensas medidas de control, la continua escasez de semiconductores provocó paradas en la producción, por lo que no se pudo satisfacer plenamente la elevada demanda del segundo semestre.

Fuerte crecimiento de los vehículos eléctricos

El aumento de las ventas de vehículos de propulsión eléctrica confirma la decidida orientación

de la empresa hacia la electromovilidad. En 2021 Audi entregó a sus clientes un total de 81.894 vehículos eléctricos (2020: 52.011), un 57,5% más que el año anterior. Los principales responsables de esta cifra fueron el nuevo Audi Q4 e-tron, con 21,098 unidades comercializadas, y el Audi e-tron GT quattro, con 6,896 unidades.

Facturación: un aumento del 6,2% respecto al año anterior

La facturación del Grupo Audi en el ejercicio 2021 ascendió a 53.068 millones de euros (2020: 49.973). El aumento del 6,2% puede atribuirse especialmente a la solidez de los precios y al muy buen comportamiento de las familias Q3 y Q5, la gama de modelos e-tron y las marcas Lamborghini y Ducati. En aras de la comparabilidad y la transparencia, Audi informa voluntariamente en el marco del nuevo reglamento de taxonomía de la UE. La facturación conforme a la taxonomía de la UE alcanzó el 12,8% de la facturación total del Grupo Audi.

Beneficio operativo: nuevo récord

Además del aumento de la facturación, la estricta disciplina de costes y el impulso derivado del precio de las materias primas y los efectos de las divisas condujeron a un beneficio operativo de 5.498 millones de euros (2020: 2.569) y a un margen operativo sobre las ventas del 10,4% (2020: 5,1%). El Grupo Audi incluye en sus resultados financieros una gran parte de su negocio en China. La integración del negocio de China en el cálculo daría lugar a un margen operativo del 12,5%.

Resultado financiero: el negocio de China vuelve a ser fuerte

El resultado financiero del Grupo Audi ascendió a 1.430 millones de euros (2020: 1.618). Con 1.140 millones de euros (2020: 1.009), el negocio de China volvió a contribuir fuertemente a los resultados. Con sus socios FAW y SAIC, Audi pretende seguir ampliando su sólida posición en China en el futuro, especialmente en el ámbito de los vehículos eléctricos. Para 2026, la marca de los cuatro aros pretende ampliar su gama en China a más de diez modelos totalmente eléctricos. El siguiente hito importante es la creación de Audi FAW NEV Company Ltd., junto con su socio FAW. Audi tiene una participación mayoritaria en esta nueva empresa conjunta, con la que la marca de los cuatro aros está sentando las bases para la expansión de la cartera local de productos eléctricos y la construcción de una nueva factoría en Changchun dedicada a la fabricación de los modelos Audi totalmente eléctricos basados en la Plataforma Eléctrica Premium (PPE). Las inversiones de Audi para este proyecto ascienden a  unos 2.600 millones de euros. Los primeros modelos basados en la plataforma PPE destinados al mercado chino saldrán de las líneas de montaje de la nueva fábrica a partir de finales de 2024.

Cash flow neto: nuevo récord

En el año fiscal 2021, el cash flow neto del Grupo Audi alcanzó un récord de 7.757 millones de euros (2020: 4.589). El aumento de casi el 70% con respecto al año pasado se puede atribuir principalmente al aumento de los beneficios y refleja la evolución del capital circulante en el curso de la crisis de los semiconductores y la continua disciplina de inversión.

Participación en los beneficios de Audi

Audi hace partícipes de los resultados a sus trabajadores, por su compromiso a lo largo de un desafiante 2021. Para un trabajador cualificado de las plantas alemanas, la prima de participación en los beneficios de Audi en 2021 asciende a 5.670 euros (2020: 1.080), en base a la fórmula de cálculo establecida en el convenio colectivo, que se basa en el resultado del beneficio operativo. En las empresas filiales de Audi también existen procedimientos relativos a las primas de participación en los beneficios.

Trabajo en equipo: objetivos ambiciosos para el grupo de marcas

Debido a la consolidación desde principios de año, la marca Bentley se incluye por primera vez en las previsiones para 2022. En el Grupo, Audi, Bentley, Ducati y Lamborghini colaborarán aún más estrechamente en el futuro, por ejemplo, con una hoja de ruta conjunta en el ámbito de la electromovilidad y las tecnologías digitales. El grupo de marcas espera un potencial de sinergias futuro del orden de nueve cifras y se ha fijado objetivos ambiciosos: entregar más de tres millones de automóviles a los clientes a partir de 2030 y alcanzar un margen operativo sobre las ventas superior al 11%.

Previsión para el ejercicio 2022

“Audi ha superado con éxito un año turbulento. En un entorno muy difícil, hemos demostrado nuestra solidez financiera y hemos alcanzado nuevos récords en el margen operativo y el cash flow neto”, declara Jürgen Rittersberger, Director Financiero y de Asuntos Legales de AUDI AG. “Nuestros resultados financieros demuestran que no sólo tenemos la visión, sino también la solidez financiera necesaria para nuestros ambiciosos planes”.

Las carteras de pedidos y la continua y elevada demanda, así como los nuevos avances en la disciplina de costes fijos, dan confianza al Grupo Audi de cara al presente ejercicio. Aunque es probable que la situación de la oferta de semiconductores mejore ligeramente, aún no es posible evaluar de forma concluyente el impacto específico de la guerra en Ucrania en la economía mundial, en el crecimiento de la industria y la facturación, en la situación financiera y en los activos del Grupo Audi. La previsión para el grupo de marcas premium se adoptó el 21 de febrero de 2022, por lo que no incluye los efectos de la guerra en Ucrania.

El grupo de marcas premium prevé unas entregas de entre 1.800.000 y 1.900.000 vehículos. Se espera que la facturación se sitúe entre los 62.000 y los 65.000 millones de euros, manteniendo la fuerte posición de precios. Se prevé que el margen operativo sobre las ventas esté entre el 9% y el 11%. En un contexto de ligero aumento y, por tanto, de normalización del capital circulante y de una creciente actividad de inversión, la previsión es que el cash flow neto se sitúe entre 4.500 y 5.500 millones de euros.

Vorsprung 2030: próxima etapa de la transformación eléctrica y digital

“Este año nos centraremos con más fuerza en la sostenibilidad, la electrificación y la digitalización, e iniciaremos la siguiente etapa de nuestro curso de transformación hasta 2030, que incluye el abandono progresivo de la tecnología de combustión, una hoja de ruta completa para la electromovilidad y el desarrollo de nuevos modelos de negocio y servicios digitales en colaboración con CARIAD, la unidad de software que forma parte del Grupo VW”, declara Markus Duesmann.

Con decisiones claras y objetivos ambiciosos, Audi está impulsando sistemáticamente la transformación hacia un modelo de negocio sostenible. Como elemento central de la estrategia corporativa ‘Vorsprung 2030’, Audi decidió a mediados de 2021 ser el primer fabricante premium alemán en abandonar progresivamente los motores de combustión. A partir de 2026, Audi sólo lanzará al mercado nuevos modelos con propulsión totalmente eléctrica. Para entonces, la marca de los cuatro aros ya tiene previsto ofrecer más de 20 modelos eléctricos. En su camino hacia la descarbonización gradual, Audi pretende reducir las emisiones de CO2 de sus vehículos a lo largo de toda la cadena de valor (excluyendo los vehículos producidos localmente en China) en un 40% para 2030, en comparación con 2018.

Audi A6 Avant e-tron concept: las berlinas familiares seguirán denominándose Avant

Con el Audi A6 Avant e-tron concept, Audi adelanta su próximo gran paso en la ampliación de su gama de vehículos eléctricos. Las versiones de producción del Audi A6 e-tron serán los primeros vehículos basados en la nueva plataforma PPE de gran volumen para vehículos de las clases media y de lujo. De este modo, Audi ampliará su gama de vehículos eléctricos en un segmento crucial, acercando la electromovilidad a un público más amplio.

Ecosistema integral en torno a la electromovilidad

Con la transición a la movilidad eléctrica y automatizada, los clientes se centran cada vez más en los ecosistemas de conducción competitivos y diferenciados para todos los aspectos de la conducción. Como primer paso, Audi está reforzando el avance hacia la electromovilidad con un servicio de recarga integral. El programa Audi e-tron charging service ofrece acceso a más de 320.000 puntos de carga en 26 países europeos con una sola tarjeta de carga. El número de puntos de recarga de este servicio se ha multiplicado por más de cuatro en los últimos tres años. Además, Audi ha puesto en marcha con éxito en Núremberg la fase piloto de su servicio premium de carga rápida, el Audi charging hub. En la segunda mitad del año se iniciará un segundo proyecto piloto con un diseño compacto en Zúrich, para probar de forma exhaustiva la expansión de este sistema modular flexible.

Además de la ampliación de su infraestructura de recarga, la empresa está dando prioridad a la expansión de su negocio basado en datos. Por ejemplo, la unidad de software CARIAD está acelerando el desarrollo de software y creando competencias específicas con la ayuda de asociaciones estratégicas. Además, Audi también se está centrando en servicios digitales innovadores. Un ejemplo de cómo Audi está convirtiendo el coche en un espacio de experiencias con entretenimiento a bordo es la integración de holoride. Esta oferta de infotainment basada en la realidad virtual se lanzará este verano.

Audi se someterá a la calificación ESG en el futuro

Audi está convencida de que un modelo de negocio sostenible debe medirse no sólo por criterios ecológicos, sino también por su percepción de la responsabilidad social y el buen gobierno corporativo. Por ello, en el marco de ‘Vorsprung 2030’, la empresa define ASG como un campo de acción estratégico, y está incorporando los criterios ASG en todas las decisiones corporativas y relacionadas con el producto. La base para ello es un sólido sistema de gestión ESG. Para una mayor comparabilidad y transparencia, Audi no sólo informará voluntariamente de acuerdo con el nuevo reglamento de taxonomía de la UE, sino que en el futuro también se someterá a la calificación ESG de una agencia de calificación independiente.

El Director Financiero, Jürgen Rittersberger, comenta: “También queremos destacar en términos de rendimiento ESG. El hecho de que la sostenibilidad esté anclada en todas las divisiones del negocio permitirá que Audi sea robusta y esté preparada para el futuro, e incremente el valor de nuestra compañía. Se trata, nada menos, que de nuestra ‘licencia para prosperar’”.

También podría interesarte
Deja una respuesta