Anyelo Padrón: «Nos confirman que estábamos descalificados, con lo cual nos íbamos para casa contentos, por un lado, pero enfadados por otro»

Anyelo Padrón y Narciso Pérez (Mitsubishi Lancer Evo VIII) afrontaron con ilusión el arranque de un nueva temporada en el Rally Villa de Santa Brígida, pero las cosas no salieron como esperaban.
Anyelo Padron Santana
Rally villa de Santa Brígida
Un rally que nos tomábamos con ilusión, siendo conscientes que una semana antes nos bajábamos de un carcross, tracción trasera, con una conducción totalmente diferente y ello conllevaría a cambiar el chip para adaptarnos de nuevo al Mitsubishi Lancer Evo VIII.
Se pasaron las verificaciones administrativas y técnicas sin ningún problema, incluso con el conjunto de parrilla de faros y cuneteros montados. Los técnicos nos daban el visto bueno con todo el equipamiento que teníamos montado para afrontar el primer tramo del rally, el TC1 Las Palmas de Gran Canaria, nocturno.
Salíamos muy rápido, pero según afrontábamos la parte del tramo en descenso, después del cruce del Sabinal, partíamos un palier y…sorpresa, el tiempo realizado no había sido tan malo para tener un palier roto.
Llegamos al sábado y arrancábamos con mucha precaución, con la idea de ir de menos a más. En la primera sección del sábado nos encontrábamos muy cómodos y los tiempos salían. Llegamos a la asistencia y nos llega un comunicado de los técnicos deportivos en el que nos penalizaban con 10” porque decían que nuestra parrilla de faros no cumplía con la normativa, una decisión que no comparto, ya que si no cumplía, ¿por qué no se nos comunicó en las verificaciones técnicas? Creo que para eso son las verificaciones técnicas. Expuesto lo anterior, ya salíamos bastante enfadados, desconcentrados y quizás yendo en los tramos por encima de nuestras posibilidades y con la mala suerte de que en el tramo de La Atalaya, llegando casi a meta, nos salíamos y rompíamos una llanta, y tocábamos la dirección. Llegábamos al tramo de Los Silos por los pelos.
En el tramo de Los Silos el coche empezó a fallar y pensábamos que era falta de gasolina. Nuestra sorpresa fue cuando tras entrar al reagrupamiento nos dábamos cuenta que en el golpe el coche desplazó el frontal, con la consecuencia de que rompió un tubo del turbo. Éste desplazó el ventilador y rompía la brida, con lo cual dábamos por acabado el rally ya que sabíamos que íbamos a ser descalificados. Pero aún así queríamos salir en los tres últimos tramos para seguir adaptándonos al coche y hacer kilómetros.
Cuando íbamos a salir en el primer tramo de la última sección, incluso con el casco puesto y listos para tomar la salida, vi el golpe del buen amigo Toñi, esto fue la gota que colmó el vaso para que se me quitaran las ganas de seguir. Encima nos confirman que ya estábamos descalificados del rally, con lo cual nos íbamos para casa contentos, por un lado, pero enfadados por otro. De todo esto lo único positivo es que me impulsa a volver con más ganas para la próxima carrera.
Gracias a todo el equipo, que cada vez somos más, quiere decir que algo estamos haciendo bien. Agradecer también a la BASE CANARIAS en especial a Antonio que se une esta temporada a TAC COMPETICION.

También podría interesarte
Deja una respuesta