Así funciona Cupra Racing: de Martorell para todo el mundo

CUPRA Racing se ha abierto hueco rápidamente en el mundo del motor en solo dos años de historia. El área de competición de CUPRA, creada tras el lanzamiento de la marca en 2018, ha heredado la experiencia de más de 40 años de historia de SEAT en el automovilismo. Con un récord de 70 victorias en 2019, CUPRA se ha convertido en la marca más exitosa en el universo TCR y en los campeonatos de turismos, donde ha trabajado con más de 150 equipos en los últimos años.

La actividad de CUPRA Racing se centra principalmente en el formato de carreras-cliente, dando servicio a las estructuras privadas que participan con el CUPRA TCR (desde 2018 hasta la actualidad) o con el recientemente presentado CUPRA León Competición. Mediante esta fórmula, los equipos adquieren un coche con el que pueden comenzar a correr de inmediato en cualquier campeonato en el que sea admitido un vehículo de normativa técnica TCR. Esto incluye desde certámenes regionales como los competitivos TCR Europa, Italia, Escandinavia, Asia o Rusia, hasta la Copa del Mundo de Turismos (WTCR) o las legendarias 24 Horas de Nürburgring.

El equipo cliente recibe por parte de CUPRA la formación y apoyo técnico necesarios para correr, así como el soporte y suministro de piezas de recambio para afrontar su calendario de competición.

CUPRA Garage y CUPRA Racing Factory: Donde nacen los CUPRA

La base de operaciones de CUPRA Racing está establecida en Martorell (Barcelona), dentro de la nueva sede de la marca, el CUPRA Garage. Se trata de unas modernas y atractivas instalaciones ecoeficientes de 2.400 metros cuadrados con un innovador diseño en forma de paddock de circuito de carreras, que resalta el ADN y filosofía de la marca, y donde se encuentra el equipo de I+D y ventas. Junto al CUPRA Garage se encuentra la CUPRA Racing Factory, el taller de coches de competición de 16.000 metros cuadrados de la marca, donde se producen los vehículos.

Desde allí, más de 20 personas dan forma a los proyectos actuales de la marca, relacionados tanto con los coches de calle como de competición, y atienden a los clientes en todo lo que necesiten entre carrera y carrera. Desde la creación de la normativa TCR, se han diseñado y fabricado más de 500 unidades, si tenemos en cuenta las propias y también los modelos de otros fabricantes del Grupo Volkswagen, a quienes CUPRA también da soporte durante las carreras.

En los fines de semana de competición, el responsable de desarrollo técnico de la marca, Xavi Serra, coordina un equipo de ingenieros para que siempre que haya un CUPRA compitiendo en cualquier parte del mundo, haya un ingeniero preparado para atenderle. “El equipo de CUPRA Racing se divide y viaja a las competiciones en las que participen nuestros clientes. Nos encargamos de dar soporte a los equipos: en cuanto llegamos a los circuitos hacemos una valoración previa de la situación en la que afrontan la carrera y les echamos una mano para que lo hagan de forma óptima. También les ayudamos a resolver cualquier problema que surja”, explica Xavi Serra. “Siempre prestamos una atención especial al inicio de los campeonatos, porque es cuando se producen los cambios en el reglamento o ha habido actualizaciones en el coche, y es el momento en el que más nos necesitan los clientes. En 2019 asistimos a 87 eventos repartidos por todo el mundo; más de uno por fin de semana. Aunque hay semanas en las que no hay carreras, hay otras en las que se juntan varias categorías TCR, y si no podemos asistir a todos los circuitos, seguimos en contacto con los equipos de forma telemática”.

“Siempre estamos preparados para atender a nuestros clientes en cualquier situación”, añade Jaime Puig, director de CUPRA Racing. “Desde la sede de CUPRA en Martorell nos encargamos de gestionar sus pedidos y proporcionarles las piezas que necesiten, y una vez salen a pista les ayudamos a solucionar los contratiempos que vayan surgiendo, ya sean mecánicos o para conseguir el mejor rendimiento. Estamos perfectamente coordinados para dar el mejor servicio posible en una carrera en el Circuito de Montmeló, en el de Moscú (Rusia) o en Ningbo (China), e incluso si todas ellas se celebran al mismo tiempo”.

Además de las competiciones en las que CUPRA está involucrada a través de sus clientes, la marca también está preparando su participación en el campeonato PURE ETCR, donde competirá con el CUPRA e-Racer, el primer turismo de competición 100% eléctrico, que actualmente se encuentra en la fase final de desarrollo.

CARRERA SOLIDARIA “VIRTUAL VS REAL”: MIKEL AZCONA CORRE CONTRA EL COVID-19

La Real Federación Española de Automovilismo (RFEdA) ha organizado en este periodo de tiempo dos competiciones virtuales con fines solidarios con el objetivo de recaudar fondos para la lucha contra el COVID-19, que serán donados a Cruz Roja. En la última, el escenario elegido fue el Circuito de Montmeló, donde se enfrentaron un total de 16 pilotos virtuales y pilotos reales en dos intensas carreras al volante de monoplazas de Fórmula 3.

Entre los participantes estuvo Mikel Azcona, piloto de CUPRA Racing, que compitió frente a otros pilotos de circuito como Daniel Juncadella, Alex Palou, Albert Costa, Marta García o Fran Rueda. Por su parte, Francisco Javier de Diego, Joaquín Fanjul y Jesús Sicilia defendieron el honor de los pilotos virtuales.

Fanjul y Rueda se repartieron las victorias en el Circuito de Montmeló. Curiosamente el ganador de la primera carrera fue un piloto virtual -Fanjul-, habitual participante en campeonatos de rallys y de montaña; mientras que el de la segunda fue un piloto real -Rueda-, habitual en el GT Open, aunque con experiencia en ‘simracing’. Mikel Azcona acabó en la decimotercera posición la primera carrera y en la decimocuarta la segunda.

Puedes ver la carrera en Youtube.

WTCR VIRTUAL: SUBCAMPEONATO PARA CUPRA

El campeonato virtual “WTCR Beat the Drivers”, que ha enfrentado a pilotos virtuales y reales en el periodo sin competición, ha llegado a su fin en el Circuito de Sepang, el mismo que la pasada temporada acogió la última cita de la Copa del Mundo de Turismos. El piloto húngaro Gergo Baldi (Hyundai i30 N) se ha proclamado campeón después de haber ganado tres de las ocho carreras disputadas esta pretemporada, por delante del piloto de CUPRA, Moritz Löhner. Por primera vez en este campeonato, un piloto real, Esteban Guerrieri (Honda Civic) ha conseguido ganar a los ‘simracers’.

El esloveno Bence Bánki (Honda Civic) se alzó con la victoria en la primera carrera de Sepang, superando por un segundo a Gergo Baldi (Hyundai i30 N) y por solo unas décimas más a Kirill Antonov (Volkswagen Golf). Löhner, que peleaba por el campeonato con Baldi, fue cuarto. En la segunda carrera dio la sorpresa Guerrieri, que batió por solo un segundo a Jakub Brzezinski (Lynk & Co 03) y por más de cinco a Adam Pinczes (CUPRA TCR). En esta ocasión, Löhner acabó sexto y Baldi octavo, sumando los puntos necesarios para proclamarse campeón.

El húngaro acaba la temporada con 144 puntos, 13 más que su rival. El piloto del WTCR mejor clasificado de la general ha sido Guerrieri, séptimo, mientras Mikel Azcona ha acabado vigésimo en la general y ha sido el segundo mejor piloto real.

También podría interesarte

Deja una respuesta