Audi A6 Avant e-tron concept: campeón en capacidad de carga

– Audi presenta un concept-car de propulsión eléctrica con carrocería Avant en la clase de lujo
– Diseño inconfundible para la era eléctrica
– Carga rápida con 270 kW de potencia: 300 km de autonomía en solo 10 minutos

En el marco de su Conferencia de Prensa Anual 2022, Audi adelanta su próximo modelo A6 e-tron en la clase de lujo: el Audi A6 e-tron concept. En abril de 2021, la marca de los cuatro aros presentó el A6 e-tron concept con carrocería Sportback en el Salón del Automóvil de Shanghái. El A6 Avant e-tron concept ilustra ahora la síntesis de la tecnología de propulsión pionera y el mundo del diseño tradicional de Audi: la carrocería Avant.

Al igual que el A6 e-tron concept presentado en 2021, el A6 Avant e-tron también cuenta con un sistema de propulsión eléctrica basado en la Plataforma Eléctrica Premium (PPE) desarrollada bajo el liderazgo de Audi. Al mismo tiempo, representa un nuevo concepto de diseño que comparte dimensiones con la variante Sportback: con una longitud de 4,96 metros, una anchura de 1,96 metros y una altura de 1,44 metros, se sitúa en la clase de lujo. Las líneas de su carrocería suponen una evolución coherente del lenguaje formal contemporáneo de Audi. Algunos elementos significativos como la parrilla Singleframe cerrada y la franja continua de luz en la parte trasera enfatizan su parentesco con la gama e-tron de modelos Audi de propulsión eléctrica.

Sin embargo, la carrocería del A6 Avant e-tron concept es mucho más que un ejercicio de diseño. Sus proporciones y su elegante línea exterior anticipan cómo serán los futuros modelos de producción de Audi, ofreciendo pistas sobre la elegancia y el dinamismo que caracterizarán el diseño de los vehículos de propulsión eléctrica de la marca de los cuatro aros en la clase de lujo.

“Con el Audi A6 Avant e-tron concept ofrecemos una mirada completamente tangible a los futuros modelos de producción basados en nuestra nueva plataforma tecnológica PPE”, declara Oliver Hoffmann, responsable de Desarrollo Técnico de Audi. “No nos limitamos a electrificar los 45 exitosos años de historia de la carrocería Avant. Lo que queremos, sobre todo, es utilizar nuestra capacidad técnica para añadir un signo de exclamación. En particular, esto incluye un sistema con tecnología de 800 voltios, una potencia de carga que alcanza los 270 kW y una autonomía WLTP de hasta 700 kilómetros”.


Luciendo el emblema A6, el concept pone de relieve el papel de la gama A6 en la categoría de las berlinas de lujo. Este modelo ha representado a la marca en uno de los segmentos de mayor volumen del mundo desde 1968, inicialmente y hasta 1994 a través del Audi 100. La familia A6 cuenta con versiones Avant desde 1977, una reinterpretación emocional y revolucionaria de la clase familiar o station wagon. Con el Avant, cuyas dinámicas líneas se combinan con una gran versatilidad, Audi puso en el mercado un nuevo concepto de automóvil que ha sido imitado a menudo por la competencia. Avant, término derivado de avant garde y de un eslogan publicitario de Audi de 1995, es una palabra que ha creado escuela: a los station wagon de diseño atractivo se les conoce como Avant.

Por su parte, la tecnología PPE permite que lo que implican las líneas del coche se traduzca en un estándar de comportamiento de conducción dinámico y de versatilidad para el día a día, compatible con la utilización en trayectos largos. Esto significa que, en el futuro, un Audi A6 e- tron brillará con una autonomía de hasta 700 km -según la normativa WLTP-, dependiendo del sistema de propulsión y de la variante del modelo. Y los modelos más potentes de la gama acelerarán de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos. Apenas hay pequeñas diferencias entre las cifras para el Sportback y el Avant.

La parte trasera del A6 Avant, tan atractiva como espaciosa, no es lo único que permite calificar a este coche como todo un campeón en capacidad de carga, en un doble sentido. El sistema de propulsión y la tecnología de la batería también justifican este título. Con su sistema de 800 voltios y una potencia de carga de hasta 270 kW, en una estación de carga rápida puede recuperar energía suficiente para recorrer unos 300 kilómetros en apenas 10 minutos.

El diseño: inconfundiblemente e-tron
Teniendo en cuenta sus dimensiones, las mismas que los modelos actuales de las gamas A6/A7, el A6 Avant e-tron concept es un claro representante de la clase de lujo. Con sus proporciones dinámicas y su elegante silueta, incluyendo el diseño Avant típico de Audi, resulta evidente a primera vista que ha sido concebido en el túnel de viento.

La aerodinámica siempre ha desempeñado un papel fundamental en la historia de Audi en el segmento de las berlinas de lujo. Con un valor de 0.30, el coeficiente aerodinámico del Audi 100/C3 -el mejor de su época en cualquier segmento- , ya superaba con creces a sus competidores en 1982 y siguió haciéndolo durante muchos años. Es legendario.

Ahora, la familia del A6 e-tron concept escribe un nuevo capítulo en esta historia de éxito, demostrando una vez más que la marca de los cuatro aros siempre combina forma y función en una simbiosis perfecta. El coeficiente aerodinámico del Sportback, de 0.22, no tiene precedentes entre los vehículos eléctricos de su segmento. Con su amplia línea de techo, el valor para el Avant es tan solo 0.02 unidades superior. Esto quiere decir que el coche presenta una resistencia aerodinámica mínima, lo que se traduce en un menor consumo de energía y, por lo tanto, en una mayor autonomía. Al mismo tiempo, la puesta a punto en el túnel de viento ha permitido, una vez más, modelar una carrocería con un diseño que se caracteriza por una armonía y una elegancia excepcionales hasta el último detalle.

Las grandes llantas de 22 pulgadas y los cortos voladizos, el habitáculo plano y el dinámico arco del techo confieren al Avant unas proporciones que recuerdan claramente a las de un coche deportivo. La ausencia de aristas prominentes se traduce en transiciones suaves entre las superficies convexas y cóncavas en toda la carrocería, así como en sombras suaves. De esta forma, el Audi A6 Avant e-tron concept parece monolítico, como si saliera de un solo molde, particularmente en la vista de perfil.

El arco del techo ligeramente inclinado hacia atrás y la inclinación del pilar D son rasgos típicos del diseño de las ventanillas de los Audi Avant; el pilar D se eleva desde la base de la parte trasera del vehículo con una forma especialmente aerodinámica. Los llamativos pasos de rueda quattro acentúan la anchura de la carrocería y, al mismo tiempo, se integran de forma natural en las superficies laterales. Están conectados por una inserción de color negro en la zona que demarca la posición de la batería, un elemento de diseño que ya es un sello distintivo de los modelos eléctricos de Audi, al igual que los elegantes retrovisores virtuales con cámaras, situados en la base del pilar delantero.

Su frontal deja claro de forma inmediata que el Audi A6 Avant e-tron concept es un representante de los vehículos de la marca de los cuatro aros con propulsión eléctrica. Un rasgo característico es la gran parrilla Singleframe cerrada, que está delimitada en su parte inferior por marcadas tomas de aire para la refrigeración del tren motriz, la batería y los frenos. Los biseles planos de los faros se prolongan lateralmente, subrayando la arquitectura horizontal de la carrocería.

La influencia del túnel de viento en el diseño de la zaga es inconfundible. La parte superior está moldeada para crear un borde de ruptura que resulta funcional desde el punto de vista aerodinámico. El alerón trasero con embellecedores de color acentúa visualmente la silueta alargada y horizontal del A6 Avant e-tron concept, además de realizar un importante trabajo con el flujo de aire para mejorar la aerodinámica. En la sección inferior, las dos grandes salidas de aire del difusor trasero están integradas en la zona del paragolpes. Estos elementos, que también cuentan con un embellecedor de color, canalizan el flujo de aire por debajo del vehículo de forma que se reducen las turbulencias, lo que reduce la resistencia aerodinámica y minimiza el efecto de elevación de la carrocería con la velocidad.


La deportiva silueta del concept car se ve acentuada por el cálido color Neptune Valley de su carrocería. Mientras que la pintura ofrece un aspecto moderno y discreto cuando el coche está a la sombra, con sus pigmentos especiales produce un efecto envolvente en tonos dorados suavemente iridiscentes cuando recibe la luz del sol.

La tecnología de iluminación
Los faros delanteros y los grupos ópticos traseros, planos y estilizados, se integran en la línea de la carrocería. Las tecnologías Matrix LED digital y OLED digital permiten alcanzar la máxima luminosidad y ofrecen un gran rendimiento incluso con una superficie mínima, y al mismo tiempo permiten personalizar la firma lumínica. El equipo de diseñadores de iluminación de Audi ha vuelto a realizar un trabajo increíble: el concept car incorpora una gran cantidad de nuevas funciones y posibilidades de personalización en sus unidades de iluminación.

Tres pequeños proyectores LED de alta resolución se integran en cada lado de la carrocería, transformando el suelo en un auténtico escenario cuando se abren las puertas: efectos luminosos dinámicos dan la bienvenida a los ocupantes con mensajes en su propio idioma. La combinación de características de seguridad y diseño estético tiene una importancia especial para Audi. Por ello, los pequeños proyectores de alta resolución también muestran símbolos de advertencia en el suelo; por ejemplo, para avisar a un ciclista de que la puerta del coche está a punto de abrirse. Otros cuatro proyectores LED de alta resolución, integrados discretamente en las esquinas del vehículo, generan las señales de indicación de giro. El diseño de estas proyecciones puede adaptarse según sea necesario en función de la homologación vigente en cada mercado.

Los faros Matrix LED digitales alcanzan una calidad casi cinematográfica. Si el Audi A6 Avant e- tron concept está aparcado frente a una pared, por ejemplo, mientras recarga la batería, el conductor y los pasajeros pueden pasar el tiempo jugando a un videojuego que utiliza directamente la superficie de la misma para proyectar las imágenes en formato XXL, en vez de hacerlo en una pequeña pantalla en el interior del vehículo. Y todo ello a través de los faros Matrix LED digitales.

La parte trasera del concept car incorpora una nueva generación de elementos OLED digitales que, en forma de tira continua de luz, actúan como una pantalla. También pueden utilizarse para crear firmas luminosas digitales prácticamente ilimitadas, así como pantallas de iluminación dinámicas que pueden adaptarse al gusto personal de cada cliente. Una novedad en los faros traseros es la arquitectura tridimensional de estos elementos OLED digitales que, al adaptarse a la forma de la carrocería, permiten integrar el diseño para que el espectáculo de luces dinámicas se perciba no sólo en dos dimensiones, como hasta ahora, sino con un impresionante efecto espacial 3D.

Al igual que los faros delanteros, los pilotos traseros cumplen con todos los requisitos que marcan los responsables de desarrollo en lo que respecta a las funciones tradicionales de la iluminación del vehículo; es decir, ver y ser vistos. En la parte delantera, la carretera queda iluminada de forma clara y brillante con unos faros que se adaptan de forma inteligente a la situación del tráfico, a la climatología y al entorno, además de comunicarse con otros usuarios. En la trasera, los faros OLED digitales ultra brillantes, homogéneos y de alto contraste pueden aumentar de forma significativa el nivel de seguridad en las carreteras del futuro.

Además, por primera vez las proyecciones alrededor del coche permiten ampliar el alcance de la comunicación con otros usuarios de la vía más allá del propio vehículo: con la ayuda del sistema de conectividad inteligente, el A6 Avant e-tron concept proporciona información a otros usuarios de la vía utilizando señales visuales.

PPE: gran altura al suelo y posición de conducción baja

La Plataforma Eléctrica Premium (PPE) está diseñada específicamente para vehículos de propulsión eléctrica, lo que permite aprovechar al máximo todas las ventajas de esta tecnología. El elemento clave de la futura flota de vehículos con esta tecnología es un módulo de batería situado entre los dos ejes que tiene una capacidad de alrededor de 100 kWh en el A6 Avant e-tron concept. La utilización de toda la base del vehículo permite ubicar la batería en una posición relativamente plana.

Esto significa que, por primera vez, será posible utilizar esta plataforma tanto para vehículos con una gran altura libre al suelo como para coches con una arquitectura más plana y decididamente dinámica, como el Audi A6 Avant e-tron concept, sin necesidad de modificar la arquitectura básica.

El tamaño de la batería y la distancia entre ejes de los vehículos basados en la plataforma PPE son escalables, lo que permite adaptar la configuración para su uso en diferentes segmentos del mercado. Sin embargo, todos ellos tendrán en común la relación entre una larga distancia entre ejes y unos voladizos muy cortos. Junto con las ruedas de gran diámetro, esto da como resultado unas proporciones básicas perfectas, y no sólo en términos de diseño. Los ocupantes de los futuros modelos eléctricos con la plataforma PPE también se beneficiarán de la larga batalla, que se traduce en un interior más amplio y con mayor espacio para las piernas en ambas filas de asientos, una ventaja clave en todos los segmentos. Además, los vehículos eléctricos también presentan la ventaja que proporciona la ausencia de un túnel de transmisión, que no es necesario con esta tecnología.

Pero incluso sin contar con el túnel de transmisión, los clientes de Audi no tendrán que renunciar al característico sistema de tracción quattro de la marca de los cuatro aros. La futura gama de modelos con la plataforma PPE contará con versiones dotadas de un motor eléctrico en cada eje, coordinados para ofrecer tracción a las cuatro ruedas bajo demanda y lograr un equilibrio perfecto entre dinamismo y eficiencia. Además, la familia e-tron también incluirá versiones optimizadas para un consumo mínimo y una máxima autonomía; en este caso, la propulsión correrá a cargo de un único motor eléctrico en el eje trasero.

En el Audi A6 Avant e-tron concept, los dos motores eléctricos ofrecen una potencia total de 350 kW y un par de 800 Nm. Las ruedas delanteras se conectan al chasis a través de una suspensión de cinco brazos optimizada especialmente para vehículos eléctricos, con un eje multibrazo en el tren posterior. El concept car cuenta con suspensión neumática y amortiguación adaptativa.

A6 Avant e-tron: gran capacidad de carga
El corazón de la tecnología de propulsión del Audi A6 Avant e-tron concept, así como de todos los futuros modelos basados en la plataforma PPE, es la tecnología de 800 voltios. Al igual que el Audi e-tron GT, esto permite que la batería del Audi A6 e-tron concept se pueda cargar con hasta 270 kW en estaciones de carga rápida en muy poco tiempo. Esta revolucionaria tecnología entrará por primera vez en el segmento de los vehículos de lujo y de gama media con la Plataforma Eléctrica Premium.

De esta forma, el Audi A6 Avant será un auténtico campeón en capacidad de carga en un doble sentido, no solo por su espacioso interior y su capacidad de maletero. La tecnología PPE permite tiempos de recarga que se acercan a los de una parada para repostar un coche con motor térmico: apenas se necesitan 10 minutos para almacenar energía en la batería que permita recorrer más de 300 km. Y en menos de 25 minutos es posible cargar la batería de 100 kWh del A6 Avant e-tron concept del 5 al 80% de su capacidad.

Junto a una autonomía de más de 700 km -en función del sistema de propulsión y la potencia seleccionados-, los modelos de la familia A6 e-tron son aptos para su utilización sin concesiones como coche principal. Además, su autonomía y el tiempo necesario para la recarga está a la altura de la de los motores de combustión, lo que lo convierte en el coche perfecto para las necesidades cotidianas, tanto a la hora de realizar desplazamientos cortos como para viajes largos por carretera.

En términos de cualidades dinámicas, el A6 Avant e-tron concept supera a sus rivales con motor de combustión, algo que ya es habitual en los coches eléctricos. Gracias al elevado par motor disponible desde el primer momento, incluso los modelos de entrada a la gama, diseñados para la máxima eficiencia, aceleran de 0 a 100 km/h en menos de siete segundos. En el caso de los de gama superior y más alto rendimiento, este sprint puede reducirse a menos de cuatro segundos.

Plataforma PPE: versátil, variable y eléctrica
En 2018 debutó el primer vehículo de producción totalmente eléctrico de la marca de los cuatro aros, el Audi e- tron. Desde entonces, la marca de los cuatro aros ha impulsado de forma sistemática la introducción de la movilidad eléctrica en toda su gama de productos. Tras el Audi e-tron SUV y el e-tron Sportback, el dinámico e-tron GT -basado en una nueva plataforma tecnológica desarrollada de forma conjunta con Porsche AG- se presentó en febrero de 2021. Y solo dos meses después se estrenaron el Audi Q4 e-tron y el Q4 Sportback e-tron, dos exclusivos SUV compactos con una plataforma tecnológica común, la MEB del Grupo Volkswagen.

El Audi A6 Sportback e-tron Sportback concept y el A6 Avant e-tron concept Avant concept son los primeros miembros de una familia de vehículos basados en otra innovadora plataforma tecnológica: la Plataforma Eléctrica Premium (PPE). Bajo el liderazgo de Audi, este sistema modular se está desarrollando en colaboración con Porsche AG. Los primeros vehículos de producción de la marca de los cuatro aros construidos sobre esta plataforma se lanzarán al mercado de forma sucesiva a partir de 2023.

La PPE es la primera plataforma diseñada para dar cabida a una gama sin precedentes de automóviles eléctricos de gran volumen de producción en serie, incluyendo SUV y CUV con una gran altura libre al suelo, así como coches con una posición de conducción baja, que forman parte de la gama principal de productos Audi, como la familia A6.

También hay planes para ampliar la gama de vehículos con plataforma PPE al segmento B, que ha sido el de mayor volumen de mercado para Audi durante décadas. Incluso cuando se trata del segmento D, la plataforma PPE es una excelente base tecnológica que permite que los vehículos eléctricos también sean atractivos para clientes que prefieren conceptos de vehículos más allá de la categoría SUV, como por ejemplo un Avant, característico de la marca.

De este modo, Audi puede ampliar eficazmente su oferta de vehículos eléctricos. Además, las economías de escala permitirán incorporar tecnología de los segmentos de lujo, así como distintas versiones de los modelos en una gama sin rival en el mercado premium.

También podría interesarte
Deja una respuesta