Audi RS: la gama de las emociones

Diez modelos diferentes y catorce variantes en total componen la que posiblemente sea la gama más deseada de AUDI y de buena parte del mercado. Son coches muy especiales, alto rendimiento y máxima calidad. El que tiene un RS tiene un coche para disfrutar.

El concepto es bien sencillo y sin duda funciona, hacer un deportivo de un coche convencional, aunque en algunos casos más bien parece lo contrario, que hicieran coches civilizados partiendo de coches de carreras.

El objetivo es el mismo y da igual cual sea el camino hasta llegar a un RS, que es el objeto de deseo de los clientes porque son coches especiales o muy especiales y como tal, dotados de materiales exclusivos y una tecnología y componentes que encarecen considerable y lógicamente el producto. Pero funciona. Vaya que si funciona. No solo lo decimos por la fórmula mágica de embellecer estéticamente los coches, funciona contra el cronómetro y como garantía de esas emociones y sensaciones que son las que marcan la diferencia.

Es impresionante. Como probador de coches pude someter en tandas de cinco vueltas a prácticamente toda la gama, uno tras otro, mientras compañeros de otros medios de comunicación hacían lo propio y en pista se rodaba a veces a un ritmo muy rápido y en otras ocasiones a un ritmo demencial, deslizando de las cuatro ruedas y apurando ruedas como  si alguien tuviera que rebajar alguna décima al cronómetro para demostrar algo.

En una situación así, lo que uno espera es que haya como mínimo alguna salida de pista, aunque sea pequeña y sin grandes consecuencias, quizás un incendio en los frenos de alguno de los coches, alguna rotura, varios pinchazos… vamos, lo normal, que ya son años en situaciones semejantes y la verdad es que no sé si será porque el nivel de conducción de los invitados era elevado o por otra cosa, pero la conclusión es que los coches son increíblemente buenos.

Ni un problema, ni una bajada de rendimiento. Los frenos sin merma desde primera a última hora y así varios días. Un mecánico nos confesó entre bastidores que pastillas hubo que cambiar casi a diario y que discos, por precaución, se cambió alguno, pero nada más. Increíble.

Desde el origen: RS2

Audi Sport es la fábrica de los mejores Audi, los responsables de la magia de experiencias y prestaciones al volante y en este momento la gama RS es la más completa de su historia.

Nada hay prohibido, no hay ningún Diésel, pero los SUV ya son legión tras la llegada de los brutales RSQ3 y RSQ8 mientras que el último en llegar, hasta el momento, es el divertido RS3, el que hace que en este momento sean diez modelos diferentes y catorce carrocerías en total, y decíamos, hasta el momento, porque llegarán nuevos modelos, ya hay un eléctrico puro como el imponente e-tron GT, brutal en sensaciones al volante, y no será el último que apueste por esa tecnología y además en breve.

Todo esto de los “RS” comenzó en 1994 con el Audi RS2 Avant, un coche de corte familiar superdotado en motor, bastidor y frenos que podía competir de tú a tú con lo más granado de los superdeportivos de la época. Recuerdo de aquel un comportamiento claramente subvirador, algunos problemas de refrigeración y unos frenos que no aguataban todo lo que el coche podía correr.

De aquel a los actuales, en especial si lo comparamos con el espectacular RS6, que sería lo más parecido en concepto y forma, hay que decir que la evolución de la especie ha sido descomunal. Si aquel podía competir con los superdeportivos de la época, este es un superdeportivo en la actualidad. Y ni es subvirador, ni tiene problemas de frenos y mucho menos de bastidor, y además sirve para llevar a cuatro adultos con absoluta comodidad y todo su equipaje. Nadie da tanto.

No solo de R8 vive AUDI Sport
Audi Sport fabrica los Audi R8 y los RS además de llevar adelante los programas de competición, los oficiales y los programas para privados, lo que aporta una rentabilidad adicional muy importante para Audi Sport, así que no se aburren en absoluto. Además Audi es fiel al mundo de la competición desde 1994 y desde entonces compite o ha competido prácticamente en todo lo que se les ha puesto por delante, desde el Campeonato del Mundo de Rallyes al Rally Dakar pasando por la prestigiosa subida a Pikes Peak, innumerables años en el DTM alemán, en GT tanto con equipos oficiales como privados, los años en los que arrasó en Le Mans con diferentes soluciones técnicas, incluido el motor Diésel, y también en la Fórmula E… Les queda pendiente el tema de la Fórmula 1, en donde siempre suenan campanas que por el momento no cristalizan. Quizás sea pronto.

Todo corazón, todo motor…
Las estrellas son los coches, pero a los genuinos clientes de los RS les apasiona el motor y esos pequeños detalles que los diferencian, más allá de la cifra de potencia y par, que siempre es más que abundante. Uno de los grandes protagonistas es el cinco cilindros turbo TFSI de 2,5 litros que montan los RS Q3 y RS Q3 Sportback, y el TT RS Coupé que ofrece unos arrolladores 400 CV. Es un motor compacto con bloque y pistones de aluminio, cárter de magnesio y cigüeñal perforado. Ahí es nada. El paso siguiente sería el V6 de 2,9 litros biturbo que hace volar a los RS 4 Avant, RS5 Coupé y RS 5 Sportback, en este caso ofreciendo una potencia de 450 CV. En este motor resultan esculturales los dos turbos, que soplan a 1,5 bar, ubicados en el interior de la “V” que forman las bancadas de cilindros.

Un poco más arriba está el V8 4.0 TFSI biturbo que montan los RS 6 Avant, RS 7 Sportback y RS Q8 para disfrutar de 600 inagotables caballos de potencia. La lista de lo que hace especial este motor es larga y aunque hablar de reducción de consumo o emisiones puede parecer algo absurdo en este caso, lo cierto es que la tecnología para esto es sensacional en este motor. Desde la tecnología Mild Hybrid de 48 voltios que reduce el consumo hasta 0,8 l cada 100 km al sistema Audi cylinder on demand, que desactiva hasta cuatro cilindros si el motor funciona a bajo régimen. Y luego está el V10 FSI, la joya de la corona, un V10 atmosférico que es una referencia mundial por prestaciones y por calidad. Ha evolucionado a lo largo del tiempo, siempre asociado al Audi R8, comenzó con 525 CV para luego pasar a 570 CV y culminar con 620 CV solo asociado a las versiones performance quattro. Es el motor de combustión más potente de Audi para circular por la calle y se podría decir que es un derivado directo de un motor de competición, tanto es así que los actuales R8 LMS emplean este mismo motor solo con pequeños cambios en GT y WEC. La lubricación es por cárter seco, la electrónica le permite escalar hasta las 8.700 rpm y sus 40 válvulas son de titanio. Y nos hemos dejado para el final al que ahora mismo es el bicho raro, que pronto dejará de serlo y que no solo no desentona, es que el R8 más extremo debe andar con cuidado porque puede ser más rápido… es absolutamente impresionante cómo corre y lo bien que va, hablamos del Audi RS e-tron GT, el primer RS eléctrico. En Audi Sport no se han andado por las ramas y este cuenta con dos motores síncronos, uno dispuesto en cada eje, el delantero de forma coaxial con 238 CV y el trasero en paralelo a los ejes con 456 CV. Entre ambos, el Audi RS e-tron GT ofrece una potencia total de 598 CV y un par de 830 Nm que en modo “boost” alcanza de forma puntual 646 CV. La potencia llega a las cuatro ruedas por medio de una transmisión de dos velocidades, tiene una batería de iones de litio de 85 kWh y un sistema de alto voltaje con 800 voltios que permite semejantes prestaciones y una mayor velocidad de recarga, ideal si se usa a ritmo de trackday, porque lo de 472 km de autonomía no es exprimiendo los 646 caballos de potencia.

El futuro es electrificado
De cara a 2024 al menos la mitad de la gama de Audi Sport será electrificada y el objetivo para 2026 es que lo sea el 80% de la gama, incluyendo hibridación ligera, híbridos enchufables coches eléctricos mientras que de cara a 2030 la idea es vender solo coches totalmente eléctricos o híbrido enchufable… Un futuro sin duda sostenible y ecológico al que aún le faltan unos años para que sea una realidad del todo viable, así que la recomendación actual es disfrutar a tope de estos coches de combustión mágicos… que tampoco contaminan tanto.

La Gama RS, elige el tuyo.

  Potencia Transmisión Precio
RS 3 Sedan 294 kW (400 CV) S tronic 7 vel. 78.840 €
RS 3 Sportback 294 kW (400 CV) S tronic 7 vel. 77.840 €
RS Q3 294 kW (400 CV) S tronic 7 vel. 78.650 €
RS Q3 Sportback 294 kW (400 CV) S tronic 7 vel. 78.830 €
RS 4 Avant 331 kW (450 CV) Tiptronic 8 vel. 104.850 €
RS 5 Coupé 331 kW (450 CV) Tiptronic 8 vel. 109.200 €
RS 5 Sportback 331 kW (450 CV) Tiptronic 8 vel. 109.200 €
RS 6 Avant 441 kW (600 CV) Tiptronic 8 vel. 147.920 €
RS 7 Sportback 441 kW (600 CV) Tiptronic 8 vel. 153.840 €
RS Q8 441 kW (600 CV) Tiptronic 8 vel. 163.220 €
TT RS Coupé 294 kW (400 CV) S tronic 7 vel. 92.010 €
R8 V10 performance RWD (Coupé) 419 kW (570 CV) S tronic 7 vel. 179.110 €
R8 V10 perfomance quattro (Coupé) 456 kW (620 CV) S tronic 7 vel. 232.780 €
R8 V10 performance RWD (Spyder) 419 kW (570 CV) S tronic 7 vel. 193.910 €
R8 V10 performance quattro (Spyder) 456 kW (620 CV) S tronic 7 vel. 247.580 €
RS e-tron GT 440 kW (598 CV) 830 145.760 €
También podría interesarte
Deja una respuesta