Benjamín Avella: «Supimos correr, conservar cuando tocaba y pelear hasta al final para ganar la Copa Kobe Motor”

El equipo canario compuesto por los grancanarios Benjamín Avella y Agustín Alemán regresó a lo grande a lo grande a la Copa Kobe Motor de Rallyes, logrando proclamarse ganadores en el Rallye Tierras Altas de Lorca.

Una prueba que los organizadores catalogaron de “muy técnica a causa de la lluvia y el barro, en la que, 6 años después de su estreno oficial, los Toyota Aygo N3 han demostrado que siguen en plena forma”.

Según explicó Avella a automovilismocanario.com “en Lorca salimos con un coche alquilado con la asistencia de PuzzleMotor y la ayuda de Aythami Santana, de Sández Competición, que le agradecemos la ayuda que nos prestó”.

En cuanto a la prueba dijo que “desde el prime tramo, el largo, nos dimos cuanta que iba a ser un día duro por la gran cantidad de lluvia y barro que había en los tramos, lo que ocasionó que se neutraliza el primer tramo y su segunda pasada, por lo que esperábamos poder correr en los cuatro de la tarde. Salíamos los últimos y no pudimos realizar ninguno de estos dos tramos”.

Y así fue, donde “quedó claro que hay cuatro pilotos llamados a estar en la lucha por la victoria este año. Oscar Bueno empezó mandando, demostrando que es un piloto rápido, pero en el siguiente tramo tuvo problemas con el cambio y nos pusimos líderes, metiéndole 10 segundos al segundo. Volvimos a ganar el siguiente tramo y nos pusimos a más de 20, pero rompimos el cárter y sufríamos una importante pérdida de aceite, por lo que nuestra idea era la de conservar en las dos últimas cronometradas ya que teníamos una amplia renta”.

Con ese plan “afrontamos las dos últimas pasadas, con la idea de pasarla de la manera mejor posible para no perder la renta y no dañar más el coche. En el último tramo empeoramos en 13 segundos nuestro crono anterior, pero nos valió para llevarnos el triunfo, aunque tuvimos que luchar y pelear para poder lograrlo. Cuando pasamos la meta aún nos quedaban 30 kilómetros para llegar al parque de trabajo y teníamos el miedo de que no pudiéramos llegar, y la verdad es que pasamos un auténtico calvario para lograrlo, pero nos llegó el premio de conseguir y ganamos la copa en nuestro regreso al nacional. Supimos correr, conservar cuando tocaba y pelear hasta al final para ganar la Copa Kobe Motor”.

ARUCAS_300x600_mobile
También podría interesarte
Deja una respuesta