BMW desarrolla un propulsor de hidrógeno de 374 CV

La tecnología de pila de combustible de hidrógeno podría convertirse, a largo plazo, en el cuarto pilar de la cartera de motores del Grupo BMW, que trabaja en ella desde 2013 junto al japonés Grupo Toyota.

El consorcio automovilístico alemán formado por BMW y Mini asegura que, aunque no tiene dudas sobre el potencial de las celdas de combustible, pasará “algún tiempo” hasta que ofrezca a sus clientes un vehículo propulsado por hidrógeno, ya que debe contar con un precio competitivo y una infraestructura de recarga suficiente.

Entretanto, BMW está desarrollando el sistema de propulsión del BMW iHydrogen Next, cuyo sistema de celdas de combustible genera hasta 170 CV de energía eléctrica a partir de la reacción química entre el hidrógeno y el oxígeno del ambiente.

A esos CV hay que sumarle el conjunto de unidades eDrive de quinta generación que estrenará la versión 100% eléctrica del X3 (denominada BMW iX3 y con 286 CV).

El BMW iHydrogen Next puede generar hasta 275 KW (374 CV)

La potencia total del sistema es de 374 CV, con la que BMW asegura que proporciona la conducción típica por la que BMW es reconocida.

El BMW iHydrogen Next equipa un convertidor eléctrico ubicado debajo de la celda de combustible que adapta el nivel de voltaje al del propulsor eléctrico y a la batería, que es alimentado por la energía de frenado y la energía de la celda de combustible.

Además, el vehículo monta un par de tanques de 700 bares que pueden contener seis kilogramos de hidrógeno, con los que se garantiza una “larga” autonomía “independientemente de las condiciones climáticas”, según el vicepresidente de tecnología y vehículo de celdas de combustible de hidrógeno en el Grupo BMW, Jürgen Guldner.

Respecto al repostaje de hidrógeno, Guldner asegura que se tarda entre tres y cuatro minutos.

El BMW X5 será el modelo que lo pruebe y podría estar a la venta en la segunda mitad de esta década

El nuevo tren de potencia eléctrico de pila de combustible de hidrógeno BMW iHydrogen Next se pondrá a prueba en una pequeña serie de vehículos basada en el actual BMW X5 y que la marca espera presentar en 2022.

Dependiendo de las condiciones y requisitos del mercado global, el primer BMW de hidrógeno podría llegar en la segunda mitad de esta década.

El Grupo BMW trabaja desde 2013 con Toyota Motor en sistema de propulsión de celdas de combustible y componentes modulares escalables para vehículos de hidrógeno.

Estas celdas conjuntas se montarán en el BMW iHydrogen Next junto a una pila de celdas y un sistema general desarrollado por el Grupo BMW.

Tanto el grupo automovilístico alemán como el japonés son miembros del Consejo de Hidrógeno, que está formado por más de 80 miembros desde 2017.

También podría interesarte

Deja una respuesta