Botafumeiro y logra con Manuel Fernández la cuarta plaza en Sarón

El equipo formado por Víctor Senra y David Vázquez, perfectamente compenetrado con el Citroën C3 R5 que tantas alegrías les está dando esta temporada, no daban opción a sus rivales en el XXVII Rallye Botafumeiro, cita centralizada en Santiago de Compostela, y que se disputó en dos jornadas de viernes y sábado.

Fue a partir de la tercera especial cuando el piloto asistido por RaceSeven se aferraba a un liderato que ya no abandonaría hasta el final, demostrando así por qué hoy por hoy es el gran favorito para la consecución del título gallego de rallyes.

El cuadro de honor en la cita compostelana lo completaron Iago Caamaño con su Ford Fiesta R5 y Ricardo Costa a bordo del Citroën DS3 R5. De este modo, el bravo piloto de Dumbría ganaba nada más y nada menos que su séptimo Rally Botafumeiro.

De cara a la clasificación general del campeonato, Senra sale aún más reforzado al frente debido al abandono de Alberto Meira, por lo que las posibilidades de lograr el título son muy altas en la recta final de temporada.

Pero además de en tierra gallegas, Víctor Pérez y los suyos no faltaron a la ineludible cita del XIII Rallye Cristian López, auténtica fiesta del motor que en esta ocasión contó con preinscripción para el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto.

Las cambiantes condiciones climatológicas se sumaban a la ya de por sí complicada ejecución de las diez exigentes especiales del fin de semana, pero esto no puso freno a la impecable actuación de Manuel Fernández y Álex Cid sobre el asfalto cántabro.

Y es que la dupla del Ford Fiesta R5 Evo 2 demostró una rápida adaptación para lograr una muy meritoria cuarta plaza a las puertas del podio absoluto y sacar de paso muchísimas conclusiones con el R5 de la firma del óvalo con el apoyo del equipo.

La representación en Sarón la completaron, a bordo de otro de los R2 de la firma del león, la dupla formada por José Manuel Pereda y Jorge Agüeros. Más conocido por ‘Choose’, el alma mater de WRCantabria rodó de menos a más con mucha cabeza y progresos notables.

Sin embargo, un pequeño fallo de conducción en la segunda etapa le dejaba fuera por un leve vuelco sin mayores consecuencias. Tampoco tuvo la suerte de cara el equipo becado por la Federación Cántabra de Automovilismo formado por el campeón regional de slalom 2018, Diego Vidal y su copiloto Ángel Muriedas, pues una salida les apeaba en la séptima especial.

También podría interesarte

Deja una respuesta