Breen y Auriol emocionan en el Rallyday

El irlandés Craig Breen se unió al campeón del mundo de 1994 Didier Auriol para encabezar el evento del sábado en Gran Bretaña.
Breen llegó al evento del Castillo de Combe después de un día de test para el Rallye de Gales GB para Hyundai Motorsport. Tras bajarse de su i20, Breen se unió a la celebración de los 35 años del MG Metro 6R4 trayendo su propia unidad del popular Grupo B a la exposición.
Entrevistado en el tramo por Becs Williams, de WRC All Live, el irlandés fue una de las figuras más populares del día.
«He disfrutado mucho», dijo Breen. «Es algo muy especial y difícil reunir una colección de coches como estos aquí en el Rallyday y sacarlos a la pista es aún más especial. Estoy encantado de haber estado aquí y definitivamente seguiré disfrutando un poco más de estos coches».

La historia del WRC estuvo bien representada con coches de generaciones pasadas, incluyendo algunos de los más raros del deporte como el Ford RS1700T, dos de las cinco unidades, que aún existen, estaban allí.
Más raro aún fue el Opel Calibra 4×4 que Stig Blomqvist pilotó en el Rallye de Suecia de 1992, uno de los dos únicos ejemplares del fabricante alemán de rallyes de Grupo A con tracción a las cuatro ruedas.
El año pasado, la superestrella de Lancia, Miki Biasion, hizo su debut en el evento y esta vez fue su ex compañero de equipo, Auriol, quien emocionó a los fanáticos bajo el sol. A pesar de haber hablado antes con Biasion sobre el evento, el francés admitió que estaba sorprendido por la multitud y los coches.
Auriol comentó: «No esperaba tantos coches buenos. Por supuesto, conozco el Rallyday y la reputación de este evento, así que sabía que sería bueno, ¡pero esto es brutal! Y la gente, es increíble.
«Miki Biasion me dijo que fue un evento muy amistoso y que estaba muy bien. Hay tanta gente que viene y habla de cuando yo pilotaba el Toyota Corolla o el Lancia en el RAC. Es un gran día».
El evento contó por primera vez con el Legend Stage, una nueva prueba a la hora del almuerzo que incorporaba las carreteras utilizadas cuando el WRC visitó la pista por última vez en 1983.
Tres generaciones de la familia McRae: Jimmy, Alister y Max, estuvieron entre los héroes del rallye que protagonizaron en este tramo.

También podría interesarte

Deja una respuesta