Brutal accidente de Romain Grosjean, que sale vivo de milagro

El piloto francés de Haas Romain Grosjean sufrió un espectacular accidente en la primera vuelta del GP de Bahréin de F1, en el que su coche se estrelló contra las vallas y se incendió. Afortunadamente, el galo salió vivo, con algunas zonas en las manos y tobillos quemadas y, quizás, también una costilla rota.

El brutal accidente tuvo lugar nada más comenzar la carrera. Grosjean salía penúltimo y al llegar a la curva 3 del circuito de Sakhir tuvo un toque con el Alpha Tauri de Kvyat. Su Haas salió despedido contra las vallas de protección y nada más colisionar el bólido ardió.

 

También podría interesarte

Deja una respuesta