Carlos Sainz: «Es culpa mía y de nadie más; sienta mal, porque al final es una decepción”

El español Carlos Sainz era uno de los grandes favoritos de la edición del Rally Dakar, cita que empezó liderando, pero con el paso de los días las cosas se fueron complicando hasta tal extremo de tener que abandonar.

“Estoy bien, aunque con el cuerpo dolorido después del segundo aterrizaje, que fue duro. Han sido unos días de impactos y es normal que cuando te das dos golpes así… Este ha sido de 27-28G y al principio tenía bastante dolor donde me dolía de antes», dijo de entrada el madrileño. Con el paso de las horas “se me ha ido pasando poco a poco y ahora estoy mejor».

Reconoció que «las dunas de ese tipo hay infinidad, ya que pasamos 70.000 durante el rally, pero he juzgado mal la velocidad, no pensaba que estaría ese agujero y de hecho dos metros a la izquierda no lo había y dos metros a la derecha lo había». Se sinceró el piloto de Audi al reconocer que «es culpa mía y de nadie más”.

Tras ser evacuado en helicóptero y pedir en pleno vuelo que regresara, son para él “circunstancias han sido las que han sido. A mí me dolía, al médico le he pedido que esperase un poco, que la verdad que fue súper cariñoso. Me insistió en que bajo su punto de vista debíamos ir al hospital. Después de 20 o 30 minutos entreteniéndole, al final ha insistido. Si el médico te dice que tienes que ir al hospital, vas. Como a los 10 minutos, el helicóptero ha tenido que aterrizar porque el piloto no podía pilotar y poner las coordenadas del hospital al mismo tiempo, al aterrizar le he dicho que quería intentar llevar el coche a la asistencia. Lo normal es intentar seguir y traer el coche. Desgraciadamente, es lo que hemos hecho, pero el coche no tenía arreglo”, lamentó.

«Sienta mal, porque al final es una decepción. Pero es una decepción para Lucas, para mí, para Stéphane, para Edouard, el pobre, que le han operado y parece que ha ido todo bien», manifestó.

«Todo el equipo Audi teníamos mucha ilusión y muchas ganas. Me recuerda también un poco a los inicios de Volkswagen, que fueron muy duros y luego vino todo seguido. Ojalá tengamos oportunidad de poder luchar en un futuro para intentar ganar esta carrera con un coche tan, tan difícil y con un reto tan complejo como es ganar con él. El Dakar es una carrera que se gana más yendo a la defensiva que yendo al ataque”, desveló el dos veces ganador del Dakar.

Le habría gustado continuar en carrera para “seguir aprendiendo, conocer mejor el Empty Quarter y tratar de ganar alguna otra etapa, que era lo que estábamos intentando”.

Ahora lo que desea es “volver a casa, pensar y recuperarme en esas dos semanas que necesitas siempre después de un Dakar y más si ha sido un poco accidentado como este. Ya habrá tiempo de hacer planes. También habrá que ver qué quiere hacer Audi, qué planes tiene de futuro. Habrá tiempo de decidir. La suerte o mala suerte del Dakar es que hay tiempo, tienes un año, pero solo tienes una oportunidad al año y el tiempo pasa. Ese periodo de reflexión también es de análisis, de ver donde hemos ido bien, qué nos ha faltado. Sinceramente creo que hay mucho que analizar y no solo por parte de Audi, también por otras, en ese Balance of Performance hay que analizar muchas cosas», sentenció el deportista español.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More