César Quintero: «Tuve la suerte de que se acercaron varias personas, que no solo me echaron una mano, sino que dejaron un pedacito de su alma para ayudarme»

César Quintero (Opel Corsa GSI) estuvo presente en la pasada Subida a Palo Blanco (Tenerife) gracias a la ayuda de varias personas pudieron reparar su montura y así correr y lograr finalizar tercer en el aparado de Regularidad Sport.

“Fue una carrera que no empezó bien el viernes, el día de las verificaciones, puesto que sufría un contratiempo bastante grave con el pequeño Corsa, el cual era imposible poder verificar e imposible correr el sábado”, explicó César de entrada.

“Pero bueno, aunque era un golpe bastante grande, tuve la suerte de que se acercaron varias personas, que no solo me echaron una mano, sino que dejaron un pedacito de su alma para ayudarme. Ese mismo viernes el coche quedó medio subsanado el problema del Corsa y verificamos a ultima hora, pero los problemas no quedaron ahí, puesto que en las verificaciones los técnicos tuvieron una duda con las barras del pequeño GSI, pero esa misma noche quedó subsanada la duda y el coche verificó el sábado antes de empezar a correr”, argumentó su odisea Quintero.

El sábado “comenzamos la carrera y el pequeño GSI iba muy bien. Mi copiloto, Christian Dévora, y yo dimos los mejor posible para conseguir este tercer puesto en la Regularidad Sport de la Subida a Palo Blanco, por lo que millones de gracias a todos los patrocinadores y todas y cada una de las personas que estuvieron allí. Nos vemos en la Subida de La Guancha el 5 y 6 noviembre”, resumió el piloto tinerfeño.

ARUCAS_300x600_mobile
También podría interesarte
Deja una respuesta