Consejos para maximizar la movilidad para flotas de camiones durante el invierno

En los próximos meses, el clima de invierno será un desafío para los automovilistas y conductores profesionales debido a las carreteras resbaladizas o con visibilidad limitada. En 2019 en España llegó a haber más de 100 carreteras con avisos de clima severo y muchas carreteras solo transitables con cadenas para la nieve. Una historia similar ocurrió en Francia el año pasado con la prohibición de adelantar para vehículos de más de 3,5 toneladas.

Pero no es solo conducir con nieve y hielo lo que puede causar problemas a los camiones en nuestras carreteras. Incluso en el Reino Unido, que a menudo vive inviernos más suaves que en otras partes de Europa, las carreteras suelen quedar bloqueadas y el clima húmedo aumenta significativamente las distancias de frenado.

Algunas cosas no se pueden evitar, pero hay muchas que, con una correcta preparación, podríamos solucionar y hacer frente a la mayor parte de los peligros que el invierno puede ponernos en la carretera.  Aquí te mostramos algunos de los consejos que los vehículos industriales pueden poner en práctica para evitar y reducir averías o incidentes.

Prepárese para el invierno

El invierno puede provocar todo tipo de condiciones climáticas y las carreteras pueden volverse impredecibles. Por eso, es aconsejable que todos los camiones sean minuciosamente revisados antes de que llegue el invierno. Esto significa controles exhaustivos a partir de septiembre para garantizar que todos los vehículos estén listos.

Tener piezas en stock también puede ayudar a las flotas a maximizar el tiempo de actividad en invierno. Tener que esperar por consumibles como neumáticos puede reducir significativamente la movilidad en invierno.

Controles específicos para el invierno

En   los depósitos se debe establecer una rutina clara para garantizar que cada camión esté listo para funcionar, sin importar el clima. Estos controles deben incluir la banda de rodadura, la presión de los neumáticos, los frenos y los líquidos. Con estos controles, se podrá informar a los conductores si hay algún problema con el vehículo que deba abordarse y para ello los depósitos deben facilitar la identificación, el examen y la solución de estos problemas para maximizar la movilidad en invierno.

Para flotas grandes, los lectores de vehículos pueden hacer que la verificación de neumáticos sea un trabajo rápido utilizando tecnología que escanea cada vehículo cuando llega al depósito.

Use los neumáticos correctos

Los neumáticos 3 Peak Mountain Snow Flake (3PMSF) son el estándar para el invierno en Europa, un tipo de neumático que disminuye las distancias de frenado en invierno, aumentando la seguridad. Desde noviembre de 2012, el Reglamento 117 de la CEPE requiere que todos los neumáticos que se utilicen en condiciones de invierno alcancen un nivel mínimo de frenado y tracción, los neumáticos que pasan estas pruebas se marcan como 3PMSF.

Los neumáticos 3PMSF se pueden usar durante todo el año y cumplen con las regulaciones de invierno en toda Europa. En algunos países de Europa, se requiere que los neumáticos 3PMSF no solo se instalen en el eje motriz y/o de dirección de los vehículos comerciales, sino también en los remolques, para aumentar la potencia de frenado y garantizar que el remolque no adelanta al tractor.

Eric Muller, Director de Productos e Innovación para Vehículos Comerciales para Europa de Goodyear, explica el enfoque de la compañía para estos neumáticos, dice: “Nuestra última generación de neumáticos de eje de tracción, dirección y remolque KMAX GEN-2 y FUELMAX GEN-2, todos marcados como 3PMSF, están especialmente desarrollados para optimizar la tracción a lo largo de la vida útil, incluso con un 75% de desgaste.  Su forma avanzada es muy resistente al desgarro, astillado y fragmentación, al tiempo que garantiza que el neumático sea bueno para el invierno y, al mismo tiempo, proporciona una baja resistencia a la rodadura para reducir la huella de carbono total del vehículo.»

Para áreas con fuertes condiciones de nieve, se recomienda una gama de invierno como ULTRA GRIP MAX. Estos neumáticos 3PMSF están diseñados para áreas como Escandinavia o los Alpes, donde las carreteras suelen estar cubiertas de nieve y hielo.

Reemplace a tiempo los neumáticos y vuelva a redibujarlos para refrescar la tracción

Casi todos los que conducimos con regularidad nos hemos encontrado en una situación en la que un camión ha bloqueado la carretera. En el mejor de los casos, esto implica retrasos, pero en el peor de los casos, puede ser realmente peligroso. Esto ocurre por la falta de tracción debido al peso que llevan los camiones, donde incluso el patinazo más pequeño puede provocar un gran deslizamiento.

Los consumidores pueden estar acostumbrados a desgastar sus neumáticos hasta el límite legal antes de cambiarlos, pero esta es una mala práctica. Con un camión pesado, es vital vigilar la banda de rodadura y el estado de los neumáticos. Muller dice: “Aconsejamos observar el desgaste de los neumáticos. El redibujado temprano al comienzo del invierno puede refrescar la tracción y hará que duren más. Esto permite que las flotas mantengan un buen nivel de movilidad durante el invierno. Por debajo de los cinco milímetros de caucho restante, el neumático ofrecerá menos tracción.»

La seguridad es importante para la industria de vehículos industriales y las flotas son muy proactivas cuando se trata de preparar y mantener sus vehículos para el invierno. Maximizar la movilidad en invierno no solo es importante para los sectores del transporte, el aumento de la movilidad en invierno también afecta positivamente a los conductores de automóviles, ya que minimiza los retrasos en la carretera.

También podría interesarte

Deja una respuesta