Creighton recibe los consejos de la leyenda Grönholm

No es frecuente que un bicampeón del WRC se ofrezca a subirse a un coche de rallyes contigo. Pero cuando lo hacen, hay que aprovecharlo al máximo.

William Creighton, el joven promesa del FIA Junior WRC, lo comprobó el pasado jueves cuando la leyenda de los rallyes Marcus Grönholm se presentó en el shakedown de Parades en el Vodafone Rallye de Portugal.

Creighton estuvo encantado de dar la bienvenida a Grönholm a bordo de su Ford Fiesta Rally3 de M-Sport Polonia para un pequeño test, e incluso consiguió obtener algunos consejos del finlandés antes de la tercera prueba del campeonato.

«No sabía nada de eso», se rio Creighton. Tenía la cabeza debajo del paso de rueda porque estaba haciendo algunos cambios de configuración después de la primera pasada del shakedown».

«Lo siguiente que supe fue que miré hacia arriba y Marcus Grönholm estaba allí de pie con un traje de carreras completo y listo para salir. Fue un buen comienzo de semana y podré contar esa historia durante muchos años.

«Marcus estuvo muy bien, e incluso hablar con un bicampeón del mundo es impresionante, por no hablar de tenerlo en tu coche durante un tramo.

«Creo que intentaba ser bastante educado y yo, obviamente, intentaba sacarle todo lo que podía en ese corto espacio de tiempo. Me dio algunos consejos sobre mi pilotaje y algunos de ellos fueron realmente interesantes», añadió.

Lamentablemente, el irlandés fue cuesta abajo a partir de ahí y se convirtió en uno de los varios pilotos que se vieron obligados a retirarse antes de tiempo por las duras condiciones de la segunda pasada.

Creighton reanudó la carrera el sábado y consiguió la victoria de tamo en el clásico tramo de Amarante, pero no pudo terminar después de chocar con un banco y dañar la suspensión del coche en el último tramo.

«Desde el punto de vista de la competición, no fue bueno», admitió. «Hay que recordar que estás compitiendo en las pruebas del WRC, sin embargo, y eso es ya un privilegio.

Nuestro rallye se acabó antes de empezar el viernes, cuando tuvimos más pinchazos que ruedas de repuesto. Es realmente frustrante porque Portugal es una prueba que conozco del año pasado y me sentía muy relajado al afrontarla».

Creo que nuestra velocidad habría sido buena y teníamos muchas ganas de correr, así que nos sentimos como si nos hubieran quitado todo eso».

«Los tramos eran muy duros y no creo que estuviera haciendo nada con mi pilotaje para provocar los pinchazos, pero definitivamente lo analizaré para el futuro y veré si hay algo que podría haber hecho de forma diferente».

También podría interesarte
Deja una respuesta