Daniel Quintana sobre el 13º puesto en la general de Simón Medina antes de abandonar: «Dejó boquiabiertos a compañeros y aficionados con su conducción»

El copiloto Daniel Quintana se está convirtiendo esta temporada en un experto en estar a la derecha de jóvenes pilotos. En el Telde estuvo al lado de Simón Medina (Citroën Saxo), donde realizaron un actuación parcial muy interesante.

Daniel Quintana Gonzalez

 

¡Buenas a todos! Como bien saben, el pasado sábado disputaba la 45 edición del Rally Ciudad de Telde y lo hacía a la derecha de Simón Medina acompañándole en el primer rally de su vida…

En primer lugar, y al contrario que todo lo que he visto en las últimas horas, me gustaría mandar un mensaje de ánimo a la organización, Federación y oficiales que estaban en el rally y han recibido “palos” de todos los colores, sin obviar que se hicieron muchísimas cosas mal, pienso sinceramente que con una crítica constructiva y trabajando duro puede revertirse la situación en próximas ediciones.

Pero, como mi cometido es contarles desde dentro que tal nos fue, a ello voy.

Afrontamos este rally con la única idea de que Simón saliera a hacer todos los kilómetros posibles y fuera aprendiendo paso a paso. Ya en el enlace hacia el TC1 me decía: “tío yo voy a salir tranquilo” y yo le respondía que si, que debíamos hacerlo y ya luego ir incrementando el ritmo.

Mi asombro llega pasando el control stop del TC1 cuando por mera curiosidad miro los tiempos y SORPRESA! Marcamos un tiempo de 8:01,0 y nos colocamos en el puesto 22 de la general y en podio de todos los trofeos en los que estábamos inscritos.

Con esto seguíamos con la misma idea hasta que en TC5, donde Simón decide sacarse de la manga un carácter (que yo no conocía) y unas dotes de conducción dignas de pilotos con más experiencia para hacer un 13 puesto en la general, y dejar boquiabiertos a compañeros y aficionados con su conducción en muchas zonas del tramo. Debo reconocer que por momentos me salía una sonrisa, incluso una pequeña carcajada, por “librar” recordando momentos pasados.

Ya cuando partíamos hacia la última sección lo hacíamos con la única premisa de llegar a meta y darle una inmensa alegría a nuestro equipo y familias que nos esperaban en la asistencia, pero el destino iba a decidir mostrarle a Simón lo ingrato y duro que es este deporte al romperse un palier de nuestro pequeño Saxo cuando teníamos la meta del rally al alcance de la mano.

Pero la vida me tenía deparada otra sorpresa (y alguna lágrima) cuando llegábamos a nuestra asistencia a pie y, cabizbajos, estaba TODO nuestro equipo esperándonos con una cerrada ovación y gestos de cariño y ánimo.

Minutos después Sergio Medina y Simón, con un abrazo padre-hijo que hizo que mis lágrimas y las de algún otro cayesen sin remedio. Me recordaron por qué amo tanto este deporte y lo grande que es.

No quiero despedirme sin agradecer enormemente a nuestro equipo Sández Competición su profesionalidad, ayuda y empuje; a nuestras familias, parejas y aficionados por los mensajes de ánimos.

Y por supuesto, tengo que nombrar a Alba García y David Rivero Suárez ,que no tenían la fortuna de su lado..! Pero volveremos todos más fuertes… que no quepa duda!

 

ARUCAS_300x600_mobile
También podría interesarte
Deja una respuesta