Davide Brivio, de ganar el título con Suzuki en MotoGP a firmar con Renault en la Fórmula 1

Davide Brivio tomó las riendas del equipo Suzuki en su vuelta a la competición de MotoGP.  Seis años más tarde, el italiano se despide de la escudería japonesa con el título de campeón del mundo conquistado por Joan Mir y recala en la Fórmula 1, donde tendrá el encargo de conseguir un coche perfecto para Fernando Alonso en su regreso a Renault, equipo que vio al asturiano coronarse en 2005.

«Me ha surgido un nuevo rdto profesional y he decidido aceptarlo. Ha sido una decisión difícil», destaca Brivio en el comunicado ofrecido por su ya ex equipo. «Lograr el título de MotoGP es algo que quedará para siempre en los libros de historia de Suzuki y también tiene un lugar muy especial en los recuerdos de mi vida», continúa.

Brivio recala en la Fórmula 1, en el equipo Renault que dirige Luca De Meo. Ambos coincidieron en la etapa en la que Fiat patrocinaba a Yamaha. Brivio, que estuvo ya detrás de los éxitos de Valentino Rossi y Yamaha, será el director general del equipo Alpine de F1 tras el ascenso de Cyril Abiteboul a responsabilidades más altas como cabeza de la marca Alpine, encargado de consolidar su relanzamiento, y de Marcin Budkowski, que pasará a ser director de Alpine Racing tras la salida de Jerome Stoll.
También podría interesarte

Deja una respuesta