“Dieta y gimnasio”, segunda entrega de la serie “Qashqai, atleta de élite”

El nuevo Nissan Qashqai presenta hoy Dieta y gimnasio, el segundo capítulo de la serie de tres «Qashqai, atleta de élite», en el que nos cuenta cómo para construir la carrocería no basta con utilizar materiales ligeros, sino que además deben estar conformados para garantizar la seguridad y el mejor comportamiento del coche.

Segundo capítulo, Dieta y gimnasio

No todo es cuestión de rebajar el peso. Cualquier deportista sabe que la ligereza del cuerpo no sirve de nada sino va acompañada de unos músculos tonificados. En el automóvil ocurre algo similar. No se trata de tener una carrocería ligera si luego no es capaz de soportar las torsiones o los esfuerzos. En este caso, una carrocería ligera pero débil convertirá al coche en inestable en las curvas y sobre todo lo hará muy frágil en caso de accidente.

En el nuevo Qashqai se ha valorado hasta el último gramo necesario para construir una carrocería ligera pero lo más rígida posible para garantizar un comportamiento óptimo en carretera y una seguridad excepcional en caso de accidentes, como lo atestiguan las 5 estrellas EuroNCAP.

En la parte exterior, la piel de la carrocería, se ha utilizado la aleación de aluminio en puertas y capó, garantizando la rigidez necesaria y el diseño característico de Qashqai.
En el esqueleto de la carrocería se han utilizado el acero de ultra alta resistencia (UHSS, por sus siglas en inglés), de más de 1200 GPa (giga pascales), un material que hace tan solo unos años era imposible de moldear en una prensa de automoción, y que gracias a los desarrollos industriales de Nissan ha sido posible incorporar a esta generación del modelo.

La utilización de materiales ligeros adaptados a cada necesidad

La carrocería incorpora no solo materiales más ligeros, sino las técnicas más avanzadas de estampado y soldadura para aumentar la resistencia y reducir el peso. Por primera vez en su historia, el portón trasero del Qashqai estará fabricado en material compuesto, lo que reduce su peso en 2,6 kg.

La estructura del nuevo Qashqai cuenta con un 50 % más de acero de ultra alta resistencia de Nissan. Este material garantiza la mayor resistencia posible a la deformación en la estructura deformable de la carrocería, pero sin un aumento de peso. Tradicionalmente, los materiales de mayor resistencia a la deformación planteaban problemas para soldarlos o unirlos a otras partes de la estructura. En la carrocería del Qashqai, se ha utilizado una unión estructural para crear un refuerzo y unión de alta resistencia donde los pilares A, B y C se unen al techo y al suelo.

Las puertas delanteras y traseras, el guardabarros delantero y el capó, ahora están hechos de aluminio, lo cual permite una reducción de peso de 21 kg respecto a la anterior generación.

La estructura básica, la «columna vertebral» de la plataforma CMF-C, se ha actualizado con una forma más homogénea para transmitir mejor la fuerza de un impacto a través de la estructura. Esta mejora permitirá que la estructura absorba la energía de manera más efectiva en las zonas deformables, reduciendo así la carga potencial transmitida a los ocupantes en caso de accidente.

La ventaja para los clientes, gracias a las técnicas avanzadas de fabricación, es que la carrocería es 60 kg más ligera y un 41 % más rígida que el modelo anterior. Esta mejora se traduce en refinamiento, comodidad de conducción y respuesta de conducción digna de un segmento superior, además de una seguridad excepcional en caso de accidente, así como ventajas para la eficiencia general del coche.

También podría interesarte
Deja una respuesta