El Dakar por la vida mantiene intactas las ilusiones de Rafael Lesmes y Eduardo Naval

A pesar de las duras condiciones y las diferentes adversidades a las que se está enfrentando el equipo CD CUP 59 MotorSport, su “buggy” rosa sigue luchando por visibilizar la lucha contra el cáncer de mama.

Los canarios Rafael Lesmes y Eduardo Naval pelean cada día por esquivar los problemas que supone competir en la prueba más dura del mundo, que se disputa en Arabia Saudí. Los isleños han sufrido mucho, siendo últimos en la categoría T3 (prototipos ligeros, buggy), pero lo importante para ellos es no cejar en su empeño de acabar la carrera como sea.

El experimentado piloto canario Rafael Lesmes declaraba esta misma mañana que “la carrera está siendo extremadamente dura y más a nosotros que vamos en el pelotón de cola, con lo que nos comemos una pista que ya está muy deteriorada por los camiones, los coches pata negra, etc”, por lo que añadía, para que el público lo entienda, que “si ya es difícil con la pista normal, imagínense lo que es encontrársela como un auténtico campo de minas”.

Sin embargo, están siendo capaces de aguantar y con la ilusión intacta lanzaba un mensaje en el que afirmaba que “queremos mandarle un fuerte saludo a las Islas Canarias desde Arabia Saudí. La noticia buena es que seguimos en carrera” y, después del cambio del variador, tras varias roturas de la correa de transmisión, en la cuarta etapa, los que le hizo ser penalizados con 23 horas, explicaba que “hemos cambiado el variador, por lo que entendemos que se nos acabarán las roturas de las correas del mismo, nos hará tener etapas tranquilas y solo tendremos los típicos incidentes de carrera”.

“Como ejemplo de la dureza de la prueba, les recomiendo que vean el vídeo de Carlos Sainz subiendo una duna y cómo tiene que ir yéndose hacia la derecha para poder superarla con toda la potencia que tiene su motor. Reflexionen lo que supone para un equipo modesto como el nuestro llegar ya a esa duna totalmente rota y encima la exigua potencia que tienen nuestros coches. Multiplicamos por diez el sufrimiento”, comentaba sobre ese extracto de la carrera que se ha hecho tan viral en las últimas horas.

De todos modos, lo más significativo para estos canarios es seguir llevando por todo el mundo el mensaje del Dakar Por La VIDA, en la lucha contra el cáncer de mama, “y estamos muy felices de estar aquí y cada día que conseguimos mantenernos supone seguir enviando ese mensaje de prevención del cáncer de mama”, decía.

Ahora, el próximo objetivo del equipo es poder llegar al día de descanso (el lunes, día 9 de enero) y tener la posibilidad de mejorar todo lo que se pueda el Buggy can-am rosa, que lleva el número 338, y seguir su marcha para concluir la prueba el próximo 15 de enero, como ya hizo en motos en el París-Dakar el piloto tinerfeño, y ahora copiloto en esta categoría, Eduardo Naval.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More