El equipo Marrones Jalan logra la hazaña de terminar el Dakar

-La formación liderada por Javier Jacoste consigue llegar a la meta de Jeddah en su primera experiencia en el rally saudí.

-Pese a los diferentes contratiempos mecánicos que han sufrido a lo largo de las etapas, los integrantes del MAN nº524 han demostrado día tras día un increíble afán de superación.

“Ha sido durísimo, nos ha pasado de todo casi todos los días. Pero nunca nos rendimos y hemos alcanzado el objetivo de terminar el Dakar”, ha explicado Jacoste.

El equipo Marrones Jalan ha conseguido lo que parecía imposible, terminar el Rally Dakar. Javier Jacoste, Lluís Rosa y Jordi Celma han completado con éxito la prueba más dura del mundo después de dos semanas de sufrimiento y disfrute por los desiertos de Arabia Saudí.

Nadie dijo que fuera fácil y la idiosincrasia del Dakar se ha encargado de recordárselo cada día a la formación catalana. En un rally súper exigente para pilotos y máquinas, Javier Jacoste y sus compañeros afrontaban su debut en esta prueba con la ilusión de completarla. El objetivo se ha cumplido, aunque por el camino quedan muchas horas de tierra, piedra, dunas y polvo, además de diferentes contratiempos que han puesto en duda las opciones de éxito del Marrones Jalan.

Como si de un cuento se tratase, los catalanes han tenido un final feliz. El podio del rally a orillas del Mar Rojo en Jeddah era el oasis que Jacoste, Rosa y Celma han buscado sin perder el ánimo en los últimos doce días. El trabajado duro y afán de superación ha tenido su meritoria recompensa.

“¡Por fin hemos llegado al final!”, ha exclamado eufórico el piloto Javier Jacoste. “Ha sido durísimo, nos ha pasado de todo casi todos los días. Hoy, que parecía una etapa corta y sin complicaciones, también hemos sufrido un problema mecánico. Pero nunca nos rendimos y hemos alcanzado el objetivo de terminar el Dakar”.

“Ha sido una odisea, pero ya tenemos la medalla de finishers. Por muchos contratiempos que nos han ido apareciendo a lo largo de la prueba, siempre hemos sido positivos. La mecánica nos ha respetado a medias, pero aún así hemos disfrutado de lo lindo de nuestro primer Dakar. Era un sueño correr aquí y es un sueño hecho realidad estar en la meta”, ha añadido Jacoste muy emocionado por el hito alcanzado.

La odisea del equipo Marrones Jalan para llegar a la meta en Jeddah tras más de 7.500 km a lo largo y ancho de Arabia Saudí, ha sido épica. Más allá de los retos y propios desafíos de que propone diariamente la carrera más dura del mundo, el MAN nº524 ha sufrido diferentes contratiempos mecánicos que han dificultado todavía más la brillante labor realizada por el tridente formado por Jacoste, Rosa y Celma.

“Nos propusimos acabar cuando todo estaba en contra y lo hemos logrado. Éste es el espíritu de este magnífico equipo. Por muchas averías, problemas y retos que se nos interponían en nuestro camino siempre éramos capaces de superarlos. Ha sido una grandísima experiencia. Estamos muy orgullosos”, ha añadido el copiloto Lluís Rosa.

Para el Marrones Jalan hoy concluye su primera e inolvidable experiencia en el Dakar. En ella han encontrado lo que buscaban antes de embarcarse en esta apasionante aventura: vivir el espíritu dakariano. Así concluye esta odisea que empezó hace unos meses con un sueño, hoy, aquella idea de unos apasionados del desierto se ha hecho realidad: son finishers del Dakar.

También podría interesarte
Deja una respuesta