El histórico Alpine A110 rodará por las montañas del Monte

Cedric Robert no puede evitar sonreír. El ex piloto de la fábrica de Peugeot sabe que le espera algo especial en el Rallye de Montecarlo de la próxima semana (21 – 24 de enero). Y tiene razón.

Robert es uno de los seis pilotos que recorren los Alpes Franceses a bordo de un nombre sinónimo de la tradicional prueba inaugural de la temporada: Alpine A110.

Y es apropiado que el coche esté de vuelta en el Monte 50 años después de su mayor momento en estas partes, cuando Ove Andersson ganó el Rallye de Montecarlo de 1971 en un A110 original.

El coche de Robert está, por supuesto, a cierta distancia de la versión que el sueco usó para conseguir una victoria de principio a fin en uno de los rallyes más nevados que se recuerdan.

El formato de motor central y tracción trasera se mantiene, pero el coche de Robert viene con un turbocompresor y un poco más de potencia que sus predecesores. Pero la sensación es la misma.

«El Alpine es un muy buen coche», dijo Robert. «Es un buen coche para conducir, no importa cuánta experiencia tengas, es un coche fácil de pilotar. Es predecible. Y es tan agradable venir a este evento con la historia del auto, que puedes pensar en nombres como [Jean-Pierre] Nicolas o Jean-Luc Thérier. Estoy feliz de llevar este auto a Montecarlo y de recordar la historia y a esos tipos»

El sentimiento de Andersson era el mismo sobre el Alpine original, hablando del equilibrio y el porte. Hasta que llegó a la nieve…

En ese momento, Andersson dijo: «En la nieve tenías que tirar el coche en las curvas para que se balanceara, pero en la pista seca se manejaría increíblemente bien». Como piloto, el Alpine era el mejor coche para mí y fue increíble para mí ganar el Monte en él».

Alpine ganó el Campeonato Internacional de Rallyes de Marcas en 1971, un precursor del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA. Con otras tres victorias en el nivel más alto de rallyes, Andersson habría llegado a ser el campeón de pilotos de ese año si ese título hubiera existido hace medio siglo.

La semana que viene, el foco de atención de Robert será la clase RGT de la FIA – pero el éxito de cualquier tipo será celebrado por el famoso coche azul de Francia.

También podría interesarte
Deja una respuesta