El KH-7 Epsilon Team culmina el Dakar entre los 20 mejores camiones

Jordi Juvanteny, Fina Román y Jordi Ballbé han clasificado su MAN justo por detrás de los prototipos y un camión 4×4 de Producción 2.000 kg más ligero, todos ellos muy superiores.

A pesar de que en esta edición no había clasificación oficial, ha vuelto a ser el mejor 6×6 y el primer equipo español.

“Nos costó coger el ritmo en la primera mitad de carrera, pero hemos realizado una gran segunda semana. Hemos echado en falta etapas más duras y largas, porque ahí es donde logramos destacar más, pero estamos satisfechos”, cuenta Juvanteny tras cerrar su 30ª participación.

Misión cumplida. El KH-7 Epsilon Team ha sumado a su extenso palmarés otro Dakar más, éste sin duda especial y diferente, por las circunstancias que lo han rodeado desde prácticamente el primer día, cuando José Luis Criado, el sempiterno compañero de Jordi Juvanteny en la cabina, causó baja de última hora al dar positivo en el test PCR previo a viajar a Arabia Saudí. El equipo, sin embargo, ha dado la talla y no solo eso; ha firmado una extraordinaria 20ª posición en la clasificación de camiones (T5), un resultado de un mérito enorme, ya que la inmensa mayoría de los rivales que figuran por delante son prototipos, mucho más competitivos que un camión de Producción como el suyo.

Hoy, el MAN de tres ejes pilotado por Jordi Juvanteny, con Fina Román y Jordi Ballbé como navegantes, ha disputado los últimos kilómetros de la carrera en una especial corta de 164 kilómetros que ha distado de ser un mero trámite: “Ha sido una etapa muy peligrosa, porque había tormenta de arena y muchísimo polvo. No se veía nada y hasta el km 100 no hemos podido dar un poco de gas. Una etapa en la que había mucho que perder y muy poco a ganar”, resumía la copiloto del equipo.

A media mañana, el equipo ha cerrado su participación en el Dakar 2022 con una 30ª posición de etapa y salvaguardando su top 20 en la general. Además, también ha vuelto a ser el mejor camión 6×6 del Dakar (aunque en esta edición no haya clasificación oficial para vehículos de su categoría) y el primer equipo español.

“Estamos contentos con nuestro Dakar. Podría haber sido mejor, pero creo que hemos hecho lo que teníamos que hacer. Todos los camiones que están por delante de nosotros son mucho mejores que el nuestro. En Producción solo tenemos uno, que es un camión como el nuestro, con la misma carrocería y motor, pero es un 4×4 que pesa 2.000 kg menos, por lo que ya es lógico que nos haya superado”, argumenta el piloto Jordi Juvanteny que, con ésta, cierra su 30ª participación en la prueba del motor más dura del mundo.

“Nos costó coger el ritmo en la primera mitad de carrera. Nos hizo mucho daño que el primer día paráramos a ayudar a Albert Llovera, porque eso nos obligó a salir muy retrasados en las primeras etapas. No es una excusa, pero es la realidad. Sin embargo, lo hemos arreglado realizando una gran segunda semana. Hemos echado en falta etapas más duras y largas, porque ahí es donde logramos destacar más, ya que tenemos más experiencia, pero estamos satisfechos”.

 Este año, el KH-7 Epsilon Team sufría un duro revés justo antes de partir hacia Arabia Saudita. El copiloto titular, José Luis Criado, había dado positivo por Covid y había que sustituirle de urgencia. El equipo llamó a Fina Román, que no se lo pensó dos veces. “Me cogió de sopetón y la verdad que me costó adaptarme, pero una vez superado esto y encontrar mi lugar, he disfrutado mucho. Yo esto ya lo había vivido y no tenía intención de volver con el camión, pero lo hice porque quería apoyar a verdaderos amigos, a quienes considero mi familia”.

 Por fortuna, el equipo se ha entendido a las mil maravillas y ésta ha sido, sin duda, una de las claves que explica este nuevo éxito: “Copilotar con Jordi al 100%, con la responsabilidad que esto supone, sabiendo que hay ciertas cosas que, por más que quieras, nunca estarás a la altura del que ha sido su copiloto durante tantos años, me daba mucho respeto. Además, tenía a mi lado a otra persona, Jordi Ballbé, a quien no conocía de trato. Por suerte, todo ha salido bien. Ballbé siempre ha estado abierto a aprender y a colaborar, y en este sentido me he sentido muy apoyada”, añade Román.

“Con Jordi Ballbé llevábamos todo el año preparando este Dakar y con Fina nos conocemos muy bien. Evidentemente faltaba la prueba final, que era estar 15 días dentro de la cabina, pero el resultado ha sido excelente. Fina era una apuesta segura, no ha perdido nada el olfato y el feeling con el copilotaje, es una de las mejores de España”, afirma Juvanteny.

Para Jordi Ballbé este era su primer Dakar y asegura que la experiencia ha sido “tremendamente” positiva: “Cualquier primer Dakar siempre es muy excitante, pero tener la oportunidad de hacerlo al lado de dos personas con tanta experiencia, te da un punto de vista muy diferente. Todos los comentarios que se hacen son muy cualitativos y se aprende muchísimo”. También ha valorado su experiencia en la cabina: “El ambiente ha sido casi siempre distendido y muy productivo. Yo he aprendido muchísimo, de los dos, pero sobre todo de Fina y de su manera de hacer. Creo que hemos hecho un gran equipo”.

También podría interesarte
Deja una respuesta