El KH-7 Epsilon Team obra el milagro y se planta en la meta de Lima

Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavier Domènech se reenganchan a la carrera y completan la última etapa del Dakar como vencedores de Producción y 6×6.

Pisar el podio de la capital peruana es la merecida recompensa para el pundonor, la solidaridad y el ritmo mostrados por el MAN 6×6 del KH-7 Epsilon Team.

“Hemos acabado con mucha emoción, mucho esfuerzo, mucha angustia y mucha dureza. Cuando hemos llegado no me creía que pudiéramos estar aquí”, resume el copiloto José Luis Criado.

Los milagros no existen, pero el KH-7 Epsilon Team ha obrado uno en el Dakar 2019 y se ha plantado en el podio de Lima 48 horas después de haber volcado en la recta final de la octava etapa. Tras un día entero trabajando a destajo para levantar el popular MAN 6×6 y sacarlo del fondo de la olla donde había caído, Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Domènech llegaron al final de la especial durante la noche del miércoles. Allí, la organización les sorprendió con la noticia de que seguían en carrera.

“Terminamos la etapa después de sacar el camión y los comisarios nos dieron un orden y una hora de salida para la etapa del jueves, la última, así que todavía estábamos en carrera”, explicaba entre eufórico e incrédulo el copiloto José Luis Criado, para quien esta anécdota a buen seguro ocupará un lugar destacado en las vivencias de sus 29 Dakares disputados. “Hemos acabado con mucha emoción, con mucho esfuerzo, con mucha angustia y con mucha dureza. Cuando hemos llegado no me creía que pudiéramos estar aquí”, resumía.

“Gracias a todo el equipo Epsilon hemos podido hacer esta carrera que ha sido dura, intensa, con muchos nervios y mucha tensión”, aseveraba a su vez Jordi Juvanteny, que ha tenido el placer de cruzar la meta de su 27º Dakar al término de la última especial de 112 kilómetros, después de no haber podido hacerlo el año pasado. Por su parte, el debutante Xavi Domènech comprobaba de primera mano los múltiples altibajos deportivos y emocionales que depara la carrera más dura del motor. “Por lo que dice todo el mundo, he tenido la suerte de hacer un auténtico Máster en Dakares; me siento muy feliz”, comentaba.

La organización ha reintegrado al KH-7 Epsilon Team en la clasificación, en la que han ocupado la 12ª posición final absoluta a pesar de las horas de penalización por no haber disputado la novena etapa. De paso, también han recuperado el primer puesto en Producción y en 6×6, toda una recompensa para el pundonor, la solidaridad y el ritmo mostrados por los “San Bernardos del Dakar”, que en las etapas previas a su incidente no habían dudado en asistir a cualquier participante que necesitara su ayuda para salir de algún atolladero.

Para Juvanteny y Criado ha sido el segundo triunfo entre los camiones de serie y el 14º entre los monstruos de tres ejes, y el primero en ambas categorías para Domènech en su debut. ¡Quién se lo iba a decir al KH-7 Epsilon Team mientras intentaban desenterrar el camión durante la noche del martes! Así es el Dakar: cruel, duro… pero también mágico. Porque los milagros no existen, ¿no?

También podría interesarte

Deja una respuesta