El nuevo Mercedes-AMG ONE: tecnología de Fórmula 1 para la calle

-Exclusivo Hypercar con propulsión híbrida E PERFORMANCE y más de 1.000 CV de potencia combinada
Los comienzos de AMG se remontan al año 1967. Con ocasión del 55.° aniversario de la marca de automóviles deportivos y de altas prestaciones celebra ahora su estreno la versión de serie del Mercedes-AMG ONE (consumo ponderado de combustible en el ciclo mixto: 8,7 l/100 km; emisiones ponderadas de CO2 en el ciclo mixto: 198 g/km, consumo eléctrico ponderado: 32 kWh/100 km)[1]. El superdeportivo biplaza transfiere por primera vez la tecnología híbrida de propulsión más moderna y eficiente de la Fórmula 1, de las pistas de competición a las vías públicas. El vehículo híbrido de altas prestaciones está equipado con un motor de combustión interna y cuatro motores eléctricos y desarrolla una potencia total de 782 kW (1.063 CV). La velocidad máxima se limita por vía electrónica al alcanzar los 352 km/h. El proceso de desarrollo, de una complejidad extrema, es fruto de la estrecha cooperación con los especialistas en Fórmula 1 de la empresa Mercedes-AMG High Performance Powertrains en Brixworth. Gran Bretaña será asimismo el primer mercado que verá el Mercedes-AMG ONE en acción, dentro del marco del Festival of Speed en Goodwood (del 23 al 26 de junio de 2022).
El singular Hypercar no entusiasma solamente por su equipo de propulsión híbrido E PERFORMANCE, procedente de la Fórmula 1, sino también por otros equipos tecnológicos asumidos del deporte del motor. El elenco se extiende desde el monocasco de fibra de carbono y la carrocería de fibra de carbono, pasando por la unidad motor/cambio con funciones portantes y los componentes aerodinámicos activos, hasta el tren de rodaje «Push rod» con varillas de empuje. Gracias a su compleja tecnología, el biplaza Mercedes-AMG ONE ofrece atributos y funciones que superan a los de un bólido de Fórmula 1. Entre otros, dispone de la tracción integral completamente variable AMG Performance 4MATIC+ con eje trasero de propulsión híbrida, eje delantero de propulsión eléctrica y Torque Vectoring. Además, puede circular en régimen exclusivamente eléctrico.
«Durante el desarrollo del Mercedes-AMG ONE hemos traspasado varias veces los límites conocidos. Por un lado, los inmensos desafíos técnicos que conlleva convertir la cadena cinemática de un bólido actual de Fórmula 1 en un equipo de propulsión apto para el uso cotidiano en la vía pública han exigido de nosotros mucho más de lo habitual. No han faltado momentos a lo largo del proceso de desarrollo en los que más de uno pensaba que el proyecto era irrealizable. No obstante, los equipos de especialistas en Affalterbach y en Gran Bretaña no han arrojado nunca la toalla, y han creído en sí mismos en todo momento. Estoy muy orgulloso de lo que ha logrado este equipo, que merece todo mi respeto. No cabe duda que construir un Hypercar de este tipo es una oportunidad única. Desde el punto de vista de Mercedes-AMG, esto no se limita a los aspectos técnicos, sino que incluye el estrecho intercambio de puntos de vista con nuestros fieles clientes. Los usuarios de nuestros productos nos han acompañado a lo largo de la fase completa de desarrollo y han podido conocer, no solo los éxitos, sino también los supuestos fracasos. Los clientes formaron parte integrante del Project One desde el comienzo, y pueden estar satisfechos de que el exclusivo e innovador Mercedes-AMG ONE haya superado los últimos obstáculos y haya aprobado todas las pruebas de homologación exigidas por la CE», comenta Philipp Schiemer, Presidente de la Gerencia de Mercedes‑AMG GmbH.
[1]Las cifras sobre el consumo y las emisiones de CO2 son provisionales y han sido determinadas a nivel interno utilizando el método de certificación «Procedimiento de comprobación WLTP». Hasta la fecha no se dispone de valores confirmados por el Servicio Técnico ni de una homologación de tipo CE o un certificado de conformidad con valores oficiales. Es posible que haya diferencias entre los datos indicados y los valores oficiales.
«En definitiva, las cifras características del Mercedes-AMG ONE no son más que un pequeño extracto de la técnica que encierra este vehículo. Junto a una cadena cinemática de Fórmula 1, que genera 1.063 CV a partir de un motor de combustión interna relativamente pequeño, pero altamente eficiente, en combinación con cuatro motores eléctricos, una tarea hercúlea ha sido sin duda adaptar el sistema de postratamiento de gases de escape. Puede decirse que los equipos de Mercedes-AMG y de Mercedes-AMG High Performance Powertrains han conseguido algo realmente excepcional. Todos los participantes pasaron por momentos de euforia y de desesperación. Pero no han abandonado en ningún momento, y la lista de detalles del producto acabado es capaz de entusiasmar a cualquier técnico. Esto comienza con los materiales utilizados y los extraordinarios componentes del tren de rodaje, y se extiende hasta los detalles de perfeccionamiento aerodinámico. La complejidad del Mercedes-AMG ONE supera todo lo conocido. Un bólido de Fórmula 1 suele estar escoltado por todo un equipo de ingenieros, equipados con ordenadores portátiles, que se encargan de poner en marcha la cadena cinemática. En nuestro Hypercar es suficiente con pulsar un botón para conseguir el mismo resultado. Esto revela asimismo la experiencia de los especialistas en software que han desarrollado este vehículo», destaca Jochen Hermann, Gerente Técnico de Mercedes-AMG GmbH.
Propulsión híbrida fuera de lo común E PERFORMANCE con motor V6 de 1,6 litros y cuatro motores eléctricos
El sistema de propulsión híbrida E PERFORMANCE del Mercedes-AMG Project ONE procede directamente de la Fórmula 1 y es fruto de una estrecha cooperación con los expertos de Mercedes-AMG High Performance Powertrains en Brixworth. Consta de una unidad altamente integrada e interconectada de forma inteligente, formada por un motor de combustión interna híbrido con turbocompresor y un total de cuatro motores eléctricos. Un motor está integrado en el turbocompresor, otro se encuentra junto al motor de combustión interna, unido directamente con el cigüeñal, y los dos restantes impulsan las ruedas delanteras.
El motor híbrido de gasolina V6 de 1,6 litros y el turbocompresor sencillo con asistencia eléctrica son equiparables por su tecnología a los componentes del actual propulsor de Fórmula 1. Los cuatro árboles de levas en cabeza se accionan mediante ruedas dentadas rectas. Para poder alcanzar un nivel elevado de número de revoluciones se han sustituido los muelles de válvula mecánicos por variantes neumáticas. El propulsor, montado por delante del eje trasero en la posición correspondiente a un vehículo con motor central, puede alcanzar un número de revoluciones máximo de 11.000 rpm. No obstante, el equipo de mando lo mantiene con fiabilidad por debajo del régimen máximo de la Fórmula 1 para aumentar su durabilidad y poder utilizar la gasolina súper plus disponible libremente en el mercado.
El motor de altas revoluciones recibe asistencia de un turbocompresor de alta tecnología. La turbina de gases de escape y la turbina del compresor están dispuestas en lugares separados y unidas por medio de un árbol. Esto hace posible una posición de montaje más baja del turbocompresor. Sobre este árbol se monta un motor eléctrico de unos 90 kW de potencia. Este motor impulsa directamente con regulación electrónica el árbol del turbocompresor, acelerando la rueda del compresor hasta un régimen máximo de 100.000 rpm antes de que el caudal de gases de escape asuma esta tarea.  Esta unidad se designa en el lenguaje de Fórmula 1 Motor Generator Unit Heat (MGU-H).
Reacción instantánea, más rápida que en un motor V8 atmosférico
La principal ventaja es la mejora de la respuesta del motor inmediatamente por encima del número de revoluciones de ralentí (cuando el caudal de gases de escape es todavía débil) y a lo largo del margen completo de número de revoluciones. El motor V6 de 1,6 litros reacciona con mayor espontaneidad a las órdenes del acelerador, y la sensación general de conducción es más dinámica. Al mismo tiempo, la electrificación del turbocompresor hace posible alcanzar un par motor más elevado a bajas revoluciones, lo que incrementa asimismo la agilidad y optimiza la capacidad de aceleración. Esta tecnología es capaz de mantener constante la presión de sobrealimentación, también en el caso de que el conductor retire el pie del acelerador, o incluso pise el freno. De ese modo se garantiza una respuesta directa en todo momento.
El turbocompresor eléctrico del Mercedes-AMG ONE tiene una ventaja adicional. Este equipo aprovecha una parte de la energía sobrante de los gases de escape y la convierte en energía eléctrica, operando como un generador. Esta energía alimenta la batería de alto voltaje de iones de litio o se utiliza en el eje delantero eléctrico, o bien en el motor eléctrico acoplado al motor de combustión interna (MGU-K = Motor Generator Unit Kinetic). Este MGU-K desarrolla una potencia de 120 kW, está situado junto al motor de combustión interna y va unido al cigüeñal mediante un engranaje de ruedas dentadas rectas. Se trata de otra tecnología procedente de la Fórmula 1 que aporta máxima eficiencia y prestaciones.
La combinación de sobrealimentación por turbocompresor e inyección directa guiada hacen posible una entrega de potencia elevada, aumentan el rendimiento termodinámico y reducen por tanto el consumo de combustible y las emisiones de gases de escape. El motor de seis cilindros de alta potencia dispone de dos sistemas de inyección de combustible. La inyección directa introduce el combustible directamente en las cámaras de combustión, a una presión de hasta 270 bares. Esta inyección se repite en parte varias veces y se regula si es necesario por medio de la unidad de control del motor. La inyección adicional en el colector de admisión es necesaria para alcanzar la elevada potencia específica del motor y observar al mismo tiempo los valores máximos de emisiones.
A esto se suma un equipo muy sofisticado y efectivo de depuración de gases de escape con cuatro catalizadores metálicos precalentados, dos catalizadores cerámicos y dos filtros de partículas para motores de gasolina. Los cuatro elementos calefactores con una potencia conjunta de 16 kW hacen posible cumplir los valores límite del nivel de homologación EU6 bajo condiciones reales de conducción (RDE). Se ha optimizado la contrapresión en el equipo de depuración de gases de escape para evitar pérdidas de potencia. Esto mismo puede decirse de los silenciadores traseros de titanio ligero y elevado volumen.
Datos técnicos de la cadena cinemática
Diámetro x carrera
80,0 x 53,03 mm
Cilindrada
1.599 cm3
Potencia combinada máxima
782 kW (1.063 CV)
Número de revoluciones máximo del motor de combustión interna
11.000 rpm
Potencia máxima del motor de combustión interna
422 kW (574 CV) a 9.000 rpm
Potencia específica del motor de combustión interna
359 CV/l
MGU-K (motor eléctrico en el cigüeñal)
120 kW (163 CV)
MGU-FL/MGU-FR (motores eléctricos en el eje delantero)
2 x 120 kW = 240 kW (326 CV)
MGU-H (motor eléctrico del turbocompresor eléctrico)
90 kW (122 CV)
Presión de sobrealimentación máxima del turbocompresor
3,5 bares
Nueva tracción integral en combinación con la propulsión eléctrica del eje delantero
Los dos motores eléctricos de 120 kW de potencia cada uno que se montan en el eje delantero pueden alcanzar un régimen máximo de 50.000 rpm. Están acoplados a las ruedas delanteras a través de sendos engranajes reductores. Este eje delantero de propulsión exclusivamente eléctrica permite una regulación selectiva de cada rueda y, por consiguiente, una distribución individual del par, que se traduce en un nivel especialmente alto de dinamismo («Torque Vectoring»). Al mismo tiempo, los dos motores eléctricos permiten también aprovechar de modo ideal la energía de frenado para la recuperación energética: hasta un 80 % en condiciones normales de marcha. Esta energía se almacena en la batería y está a disposición para aumentar la autonomía en régimen eléctrico o para incrementar la potencia del equipo de propulsión. Cada motor eléctrico cuenta con su propia electrónica de potencia, ubicada en los bajos del vehículo, muy cerca de los motores eléctricos.
Batería de alto rendimiento con tecnología de la Fórmula 1
El acumulador energético de iones de litio es también fruto de un desarrollo específico de Mercedes-AMG. Su tecnología se ha acreditado en los bólidos híbridos de Fórmula 1 de la escudería Mercedes‑AMG Petronas F1 bajo las condiciones más duras imaginables y se utiliza también en la batería del Mercedes‑AMG GT 63 S E PERFORMANCE. La batería AMG High Performance combina una potencia elevada —que el conductor puede solicitar con frecuencia y de forma repetida durante la conducción— con un peso bajo, lo que contribuye a mejorar las prestaciones del vehículo. A esto se añade una absorción rápida de energía durante la carga y una densidad de potencia elevada. Esto significa lo siguiente: si se conduce con dinamismo por un terreno de topografía variable, el conductor puede reclamar con espontaneidad la potencia máxima del equipo de propulsión durante las subidas, mientras que la batería se recarga con rapidez en las bajadas.
La disposición de las células de la batería y su refrigeración son similares a las del bólido Mercedes-AMG de Fórmula 1. No obstante, el número de células en el Mercedes-AMG ONE es muy superior, para poder satisfacer las exigencias de la conducción diaria. La capacidad asciende a 8,4 kWh, cifra suficiente para conducir 18,1 kilómetros en régimen exclusivamente eléctrico. Para la carga se utiliza corriente alterna mediante el cargador integrado de 3,7 kW. Por lo demás, también es posible cargar la batería mediante recuperación o utilizando la energía generada por el motor de combustión interna. La batería de alto voltaje de iones de litio y el convertidor CC/CC para refuerzo y recarga de la red de a bordo de 12 V se alojan en los bajos del vehículo, por detrás del eje delantero, donde ocupan poco espacio.
Innovadora refrigeración directa de la batería de alto voltaje
La base para el elevado rendimiento de la batería es la innovadora refrigeración directa. Un líquido refrigerante de alta tecnología envuelve con su flujo todas las células y las refrigera individualmente. Información de trasfondo:cada batería precisa una temperatura definida para poder entregar su potencia de forma óptima. Si el acumulador de energía se enfría o se calienta en exceso, desciende sensiblemente su rendimiento, o puede ser necesario limitar la entrega de potencia para que el calor desarrollado no cause daños a la batería. De ahí la importancia que tiene el acondicionamiento de la batería dentro de un estrecho margen de temperatura para garantizar su pleno rendimiento, su durabilidad y su seguridad.
El líquido refrigerante circula de arriba hacia abajo a través de la batería completa con ayuda de una bomba eléctrica de alta potencia, envolviendo cada una de las células. A continuación fluye a través de un intercambiador de calor situado directamente junto a la batería. El sistema está dimensionado para asegurar en todo momento una distribución homogénea del calor en la batería. Como consecuencia, la batería opera siempre en un rango homogéneo e ideal de temperatura media de servicio de 45 grados centígrados, tanto si se carga como si se descarga. Si se circula en condiciones forzadas, es posible que se supere la temperatura media. Los mecanismos de protección están ajustados de modo que pueda aprovecharse el rendimiento máximo de la batería para reducir a continuación el nivel de temperatura mediante la refrigeración directa.
La refrigeración directa hace posible utilizar células de batería con una densidad de potencia muy elevada. Gracias a esta solución individual, el sistema de baterías es especialmente ligero y compacto. También contribuyen al bajo peso el concepto de barras colectoras, que ayuda a ahorrar material, y la estructura de protección contra choques de la carcasa de aluminio, ligera y al mismo tiempo robusta. Esta estructura es aval de máxima seguridad. Otro atributo del vehículo es la elevada tensión del sistema de propulsión, que opera con 800 voltios en lugar de los 400 voltios habituales. Gracias al mayor voltaje, es posible reducir claramente la sección de los cables, con lo que se ahorra peso y espacio de montaje.
Estrategia inteligente de operación para optimizar la potencia y la eficiencia
El sistema de propulsión híbrida enchufable de altas prestaciones ofrece numerosas estrategias inteligentes de operación, optimizadas para diversos escenarios de uso. Los programas de conducción son muy variados, y abarcan desde la operación en régimen exclusivamente eléctrico hasta un modo de alto dinamismo (Strat 2), equivalente al utilizado en la Fórmula 1 durante las sesiones de cualificación con el fin de lograr los mejores tiempos por vuelta. Pese a la elevada complejidad del sistema, el conductor obtendrá siempre una combinación ideal de prestaciones y eficiencia, en función de las condiciones de conducción elegidas.
Seis programas de conducción, desde modo eléctrico exclusivo hasta un modo para pistas de competición
El Mercedes-AMG ONE se pone en marcha de forma silenciosa por conexión de los motores eléctricos en el eje delantero. En paralelo se precalientan los catalizadores. El motor de combustión interna no arranca hasta que el catalizador haya alcanzado la temperatura adecuada.
  • Race Safe: programa estándar con modo de conducción híbrido en función de la demanda y puesta en marcha en régimen eléctrico. El motor de combustión interna arranca si el conductor solicita más potencia de propulsión.
  • Race: modo de conducción híbrido con una estrategia especial de carga. El motor de combustión interna está siempre en marcha y puede cargar con mayor potencia la batería de alto voltaje para que el conductor disponga siempre de la máxima potencia eléctrica.
  • EV: modo eléctrico exclusivo.
  • Race Plus (solo en circuitos de carreras): funciones aerodinámicas activas, disminución de la altura del tren de rodaje en 37 mm (eje delantero)/30 mm (eje trasero), armonización más rígida del tren de rodaje, gestión especial de la potencia.
  • Strat 2 (solo en circuitos de carreras): funciones aerodinámicas activas, armonización aún más rígida del tren de rodaje y disminución de la altura del tren de rodaje en 37 mm (eje delantero)/30 mm (eje trasero). Máxima potencia de todos los motores, como durante la fase de cualificación en la Fórmula 1.
  • Individual: ajustes personalizados de acuerdo con las preferencias particulares para los modos de carretera.
Si se activa la función RACE START en los programas de conducción Race, Race Plus y Strat 2 pueden alcanzarse cotas impresionantes de aceleración. La aceleración de 0 a 200 km/h se completa en solo 7,0 segundos.
Cambio manual automatizado de 7 marchas totalmente nuevo
La transmisión de fuerza a las ruedas traseras se lleva a cabo a través de un cambio manual de 7 marchas totalmente nuevo, desarrollado especialmente para el Mercedes-AMG ONE. El diseño de construcción ligera del cambio ayuda a ahorrar peso, y la integración en la carrocería bruta refuerza la rigidez sin reducir el espacio disponible. Dimensionado específicamente para la elevada capacidad de par y el alto margen de revoluciones de la potente cadena cinemática híbrida de Fórmula 1. Las barras de mando y el embrague de fibra de carbono de 4 discos se controlan por vía hidráulica. Se han elegido las desmultiplicaciones del cambio de modo que reduzcan al mínimo la diferencia de potencia al cambiar a una marcha más larga y se mantenga elevado el número de revoluciones del motor de combustión interna. El diferencial autoblocante está integrado en el cambio.
Tren de rodaje multibrazo e innovadora suspensión con varilla de empuje
La clave de las extraordinarias prestaciones del Mercedes-AMG ONE es la estructura monocasco de fibra de carbono, ultraligera y muy resistente, cuya tecnología procede también de la Fórmula 1. Lo mismo se puede decir de la integración del motor y el cambio: ambos cumplen funciones portantes en la estructura del vehículo y sirven de sujeción a los elementos de suspensión de las ruedas traseras.
El tren de rodaje consta delante y detrás de una construcción de aluminio con cinco brazos en cada eje y dos montantes telescópicos ajustables. La suspensión con resortes ajustables presenta varias particularidades. Los dos montantes telescópicos con varilla de empuje están dispuestos en posición transversal. La innovadora disposición de la unidad de suspensión y amortiguación asume la función de un estabilizador transversal convencional de tubo. Esta solución impide eficazmente los movimientos de balanceo, incluso al efectuar cambios muy rápidos de dirección, sin comprometer el confort. La rigidez al basculado y la atenuación del basculado son completamente independientes de la rigidez a los movimientos verticales y su atenuación. Cojinetes de rueda con rodamientos de bolas cerámicos para reducir la fricción acreditan el cuidado de todos los detalles técnicos.
La amortiguación adaptativa regulable puede adaptarse mediante la selección del programa de conducción. Los reglajes del tren de rodaje C (Comfort) y S (Sport) están disponibles en los programas de conducción EV, Race Safe, Race e Individual; los reglajes S (Sport) y S+ (Sport+) en los programas de conducción Race Plus y Strat 2. En el marco de las medidas aerodinámicas activas es posible reducir por vía hidráulica la altura del tren de rodaje, en 37 milímetros en el eje delantero y en 30 milímetros en el eje trasero. Al mismo tiempo, un elevador para el eje delantero (que puede activarse solamente en los programas para conducción por vías públicas) impide que el Mercedes-AMG ONE pueda chocar con el suelo, por ejemplo, en rampas de acceso a garajes subterráneos.
La armonización general de los muelles y los amortiguadores obedece a un comportamiento de marcha perfectamente equilibrado, fácilmente controlable y especialmente dinámico. A ello contribuyen también la tracción integral y el Torque Vectoring. A diferencia de los bólidos de Fórmula 1, el ABS se incorpora de serie y el ESP® es regulable en tres niveles, como es habitual en Mercedes-AMG. ESP® ON es aval de alta seguridad y está siempre activo en el modo «Highway». ESP® SPORT HANDLING MODE tolera un mayor ángulo de guiñada antes de la intervención del sistema y permite un estilo de conducción más deportivo. ESP® OFF desconecta el sistema para una conducción extremadamente dinámica en pistas cerradas al tráfico. Los tres ajustes pueden seleccionarse en el modo «Track».
Exclusivas llantas forjadas con cubiertas parciales de fibra de carbono
Una novedad son las llantas forjadas de aluminio de 10 radios con cierre central, reservadas en exclusiva al Mercedes-AMG ONE. Cuentan con una cubierta radial parcial de fibra de carbono de efecto aerodinámico. Este elemento favorece un flujo optimizado del aire alrededor de la rueda, mejorando el comportamiento aerodinámico del vehículo. Una muestra más del esmero con el que el equipo de desarrollo de AMG trata cada detalle, por pequeño que sea, a fin de incrementar la eficiencia global de este Hypercar.
Como opción hay también disponibles llantas forjadas de magnesio de nuevo desarrollo con 9 radios, reservadas asimismo en exclusiva al Mercedes-AMG ONE. Junto a la tecnología de cierre central, estas llantas se distinguen por un diseño biónico patentado que ayuda a maximizar la construcción ligera y la rigidez. La cubierta parcial de diseño aerodinámico de fibra de carbono es un buen ejemplo de la combinación de bajo peso, refrigeración optimizada de los frenos y eficiencia aerodinámica. Al mismo tiempo, nueve álabes en cada rueda velan por una ventilación activa de las cajas pasarruedas y, en consecuencia, por una mejor disipación del calor generado por los frenos.
El Mercedes-AMG ONE calza delante llantas de tamaño 10,0J x 19 con neumáticos 285/35 ZR 19 Michelin Pilot Sport Cup 2R M01, desarrollados en exclusiva para este Hypercar, y detrás llantas 12,0J x 20 con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2R M01 de formato 335/30 ZR 20. La exclusividad de los neumáticos se muestra en la configuración de la pared lateral, en la que se incorpora la silueta del vehículo y el número 1.
Para decelerar con eficiencia el vehículo se ha incorporado un sistema especial de frenos cerámicos de alto rendimiento AMG con discos de cerámica y fibra de carbono perfeccionados desde el punto de vista del peso. En el eje delantero se combinan pinzas fijas de 6 émbolos con discos de freno autoventilados y perforados en formato 398 x 38 milímetros. En el eje trasero se montan pinzas fijas de 4 émbolos. A esto se añaden discos de freno autoventilados y perforados de formato 380 x 34 milímetros. El bajo peso del sistema reduce las masas no suspendidas, aumentando la dinámica de marcha y la agilidad. El sistema de frenos cerámicos se distingue asimismo por una vida útil más larga, una mayor resistencia a la corrosión y mayor estabilidad térmica. En el exterior, el distintivo «AMG Carbon Ceramic» y las pinzas de freno con pintura especial certifican la exclusividad de este sistema de frenos.
Diseño exterior fascinante y funcional
El diseño de la carrocería de fibra de carbono deja ver su inspiración en la categoría reina del deporte del motor. Pero, sobre todo, encarna un principio básico de Mercedes-AMG, según el cual la fascinación debe ir siempre unida a la funcionalidad. Cada componente cumple una función. Por ejemplo, el concepto de motor central basado en un monocasco de fibra de carbono y unidad semiportante de motor y cambio se refleja en las proporciones extremadamente musculosas con un puesto de conducción típico de competición en posición muy avanzada combinado con cajas pasarruedas de amplio volumen, cintura estrecha y zaga prolongada.
Los diseñadores han cooperado estrechamente con los especialistas en aerodinámica durante la fase de configuración. La concepción del cuerpo básico refleja los fines del desarrollo: máxima carga aerodinámica y un balance equilibrado. El resultado es impecable. El Mercedes-AMG ONE genera fuerzas descendentes a partir de los 50 km/h, y las incrementa a medida que aumenta la velocidad.
Vista frontal: poderío y funcionalidad
El frontal está dominado por el faldón delantero negro de grandes dimensiones, con diversas tomas de aire a todo lo ancho del vehículo. El elemento central de forma trapezoidal ostenta un logotipo AMG blanco de gran tamaño. Por encima de éste se encuentra la estrella Mercedes en la carrocería. Esta tiene la forma típica de una aerografía perfecta desde el punto de vista artesanal y artístico, y lleva la firma de un especialista en Gran Bretaña. El perfil A-Wing bajo el elemento central —un detalle típico de AMG— añade otro toque característico al frontal y se funde perfectamente con los guardabarros.
A izquierda y derecha se han integrado llamativas tomas de aire, enmarcadas por elementos deflectores de aire en forma de U y estructuradas mediante dos perfiles transversales de color negro. Los faros planos de diodos luminosos se integran sin solución de continuidad en el contorno de la carrocería. Gracias a las salidas de aire negras practicadas en el capó, el flujo de aire caliente se deriva hacia los laterales y alrededor de la cabina del conductor. De este modo, la corriente de aire fluye sin obstáculos por encima de la cabina del conductor hasta el canal de aspiración situado en el techo. Las aletas activas en el difusor frontal influyen en las propiedades aerodinámicas en el eje delantero y velan por un balance aerodinámico equilibrado. Las ranuras de ventilación activas (las llamadas «louvres» o lamas de ventilación) en las cajas pasarruedas delanteras aumentan la carga aerodinámica sobre el eje delantero.
Flancos tersos, cajas pasarruedas voluminosas
El dinámico habitáculo, pegado al asfalto, presenta una inconfundible arquitectura esférica con un particular diseño de las ventanillas. La amplia zona oscura se reserva a importantes funciones técnicas. Estos componentes técnicos contrastan con las líneas nítidas del vehículo.
Sobre el techo destaca la toma de aire, derivada de la Fórmula 1, que permite al motor aspirar el caudal adecuado de aire exterior. La entrada de aire negra se funde elegantemente con el perfil vertical en «aleta de tiburón», también de color negro, que impide la acción del aire transversal o un desprendimiento del flujo de aire en la zaga y mejora de ese modo el guiado lateral en curvas rápidas. Todo esto redunda en mejores prestaciones y más seguridad al conducir a alta velocidad. La unidad de potencia se oculta bajo dos cubiertas desmontables de fibra de carbono. Aquí se han practicado amplias tomas de aire de tipo NACA, que garantizan un guiado ideal del caudal de aire para los radiadores situados por debajo.
La vista de perfil muestra superficies de configuración clara y sensual, asociadas asimismo a aspectos funcionales. Los flancos del vehículo, de líneas tersas, se estrechan en la parte central. Superficies deflectoras de aire fabricadas en fibra de carbono en color negro canalizan óptimamente la corriente de aire alrededor de la carrocería, como en el automovilismo de competición. El diseño aerográfico en los flancos es obra del mismo artista que creó la pintura del bólido de Fórmula 1. Las cuatro ruedas están coronadas por otras tantas cajas pasarruedas, a modo de músculos en tensión preparados para lanzarse a la carrera.
Las puertas se abren en diagonal hacia delante y hacia arriba. En la parte trasera, a la derecha, se encuentra la tapa del depósito de combustible; a la izquierda, la toma de corriente para la batería híbrida enchufable.
La zaga: fascinante y funcional
El perfil aerodinámico nítido y el difusor trasero de dos piezas conllevan ventajas de eficiencia y rendimiento aerodinámico a altas velocidades. Esto mismo puede decirse de los bajos del vehículo, de conformación específica, con perfiles longitudinales y aberturas para los canales de refrigeración. El alerón trasero extensible consta de dos piezas: el perfil y la aleta ajustable integrada. El diseño del sistema de escape —con una salida redonda de grandes dimensiones y otras dos aberturas redondas más pequeñas— se ha asumido directamente de los bólidos de Fórmula 1. El faldón trasero con su voluminosa rejilla en forma de panal en negro y piezas de fibra de carbono confiere al vehículo una imagen contundente y poderosa. Las luces traseras reproducen el diseño gráfico del logotipo de la marca AMG y de los faros delanteros con tres elementos luminosos en forma de rombo.
Los materiales de alta tecnología y las combinaciones cromáticas de la chapa exterior proceden directamente del deporte de competición. Los componentes funcionales en el exterior se fabrican en fibra de carbono visible y se revisten con pinturas de efecto sensual y escultural en color de contraste.
Aerodinámica activa, con tres reglajes a elegir
Los elementos aerodinámicos activos, con accionamiento hidráulico, refuerzan la carga aerodinámica sobre el eje delantero y el eje trasero y mejoran también la eficiencia aerodinámica. En función de las preferencias del conductor y el programa de conducción seleccionado están a disposición tres reglajes aerodinámicos diferentes:
·       «Highway» en los programas de conducción «Race Safe», «Race», «EV» e «Individual»:
las lamas de ventilación están cerradas, las aletas activas en el difusor frontal están extendidas y el alerón trasero con su aleta están recogidos.
·       «Track» en los programas de conducción «Race Plus» y «Strat2» (estos dos programa están autorizados solo en los circuitos de carreras):
las aletas del difusor frontal se extienden hacia arriba para definir el contorno más eficiente de este difusor. El alerón trasero se extiende completamente, al igual que la aleta del alerón trasero. Las lamas de ventilación se abren para aumentar la carga aerodinámica en el eje delantero y reforzar la depresión en las cajas pasarruedas. Se reduce la altura del vehículo en 37 milímetros en el eje delantero y en 30 milímetros en el eje trasero. Como consecuencia de todas estas medidas, la fuerza descensional total aumenta en función de la velocidad, hasta llegar a quintuplicarse en comparación con los programas de conducción para carretera.
·       «Race DRS» (Drag Reduction System), que puede activarse pulsando un botón, al igual que sucede en la Fórmula 1, en los programas de conducción para circuito de carreras:
se recoge completamente la aleta del alerón trasero y se cierran las lamas de ventilación. Con ello disminuye la fuerza descensional en un 20 % aproximadamente, pero el Mercedes-AMG ONE acelera con mayor dinamismo a alta velocidad. El DRS puede desactivarse de nuevo manualmente, o se desactiva automáticamente en cuanto el conductor frena o se detecta aceleración transversal.
Interior: Fórmula 1 para dos
El concepto interior obedece a la funcionalidad en competición, como pone de manifiesto su estética radical. El conductor experimenta de forma auténtica la técnica y las sensaciones de la Fórmula 1, tanto en el circuito como en carretera. También en este caso, cada detalle tiene su función. «No styling» es el concepto sistemático de diseño derivado de las exigencias a este extraordinario vehículo. El diseño es síntesis de rasgos esculturales y la estética auténtica de un bólido de competición. El minimalismo y la audacia con que está ejecutado el habitáculo de este monocasco realzan la estética y funcionalidad de unos componentes reducidos a la mínima expresión.
El interior de configuración aerodinámica ofrece espacio para dos personas. La forma escultural del asiento tipo baquet unido de forma fija con el piso configura una unidad estética con el espacio reposapiés. Esta forma se prolonga lateralmente en los umbrales de las puertas y se convierte en elemento integral del estético monocasco del vehículo. Los respaldos de los asientos de competición AMG pueden ajustarse en dos posiciones a 25o y a 30o. El volante puede ajustarse por vía eléctrica y el pedalier por vía mecánica (en once niveles), a fin de asegurar que el conductor pueda asumir una posición ideal de conducción. También puede ajustarse individualmente el reposapiés del acompañante.
El túnel central forma asimismo parte funcional de la estructura portante de fibra de carbono. Se integra en unión rígida en la arquitectura del asiento y sigue el principio del minimalismo con su contorno ligeramente ascendente. El compartimento portaobjetos con acabado de gran calidad, un panel de mandos reducido y el botón de arranque del motor configuran una unidad. El compartimento portaobjetos está equipado con una tapa transparente. Dos conexiones mini-USB para equipos externos de audio aumentan la idoneidad para la conducción diaria. El botón de arranque y parada ocupa un lugar prominente sobre el túnel de la transmisión y pone punto final hacia delante al grupo de elementos de mando. El cuerpo cilíndrico en metal auténtico se sujeta en su posición con dos paredes laterales, que nacen en el volumen básico del túnel y se desarrollan orgánicamente hacia delante.
Interior con componentes estructurales funcionales
El esbelto perfil en ala del tablero de instrumentos se distingue por su ligereza, y parece suspendido en el espacio. Se trata de un componente estructural funcional que contribuye a mejorar la rigidez del monocasco del Hypercar. Los dos visualizadores de 10 pulgadas de alta definición en disposición exenta con gráficas individuales Mercedes-AMG ONE están adornados con elementos en metal auténtico de alta calidad y han sido adaptados a la forma del tablero de instrumentos. El visualizador del cuadro de instrumentos se encuentra en posición ligeramente elevada por delante del conductor. El visualizador de medios en el lado derecho de la consola central está orientado hacia el conductor. La unidad de dos difusores está suspendida por debajo de la pantalla central. La pantalla y los difusores se funden y forman una unidad, resaltando el concepto purista del diseño. Los difusores de ventilación adoptan la forma básica rectangular de los visualizadores.
El revestimiento de la puerta está ejecutado en fibra de carbono, un material tan elegante como funcional, y se integra en arrastre de forma en el habitáculo de estilo deportivo. Una caja de metal auténtico une los difusores de aire y los interruptores de los elevalunas, integrados en dos rectángulos profundos. Un contorno que nace en la parte delantera de la puerta se extiende como un músculo hacia atrás y crea espacio para el diseño característico de la línea de las ventanillas en el exterior.
Volante de Fórmula 1
En el volante de competición de alta calidad, con un diseño radical, se combinan los elementos de manejo y funcionales con componentes originales del mundo de la competición para garantizar un manejo seguro en situaciones extremas de conducción. El indicador de cambio de marcha se muestra en la parte superior del aro del volante, como es habitual en los vehículos de competición. El volante con sección superior e inferior plana y airbag integrado muestra otros elementos del mundo del automovilismo. Las dos teclas AMG integradas en el volante facilitan la activación de diferentes funciones sin necesidad de separar las manos del volante. Por ejemplo, los programas de conducción, el AMG Traction Control con nueve niveles, la activación del DRS o los ajustes del tren de rodaje.
Pantalla en lugar de retrovisor interior, colores y materiales inspirados en el bólido de carreras
Los ingenieros de desarrollo de Mercedes-AMG han pensado también en la utilidad para el día a día y en el confort de manejo. El aire acondicionado y los elevalunas eléctricos se incorporan de serie, y el sistema de infoentretenimiento garantiza una conectividad perfecta. La interfaz de usuario obedece a un concepto autónomo, con alto grado de integración. Los indicadores principales se encuentran en la línea de visión por encima del volante, de modo que el conductor no tiene que desviar la mirada de la carretera para consultarlos. A fin de asegurar una visión ideal del interior a pesar del alerón vertical en la zaga se ha sustituido el retrovisor interior por una pantalla. Este visualizador muestra en tiempo real la imagen de una MirrorCam integrada en la zaga. La carcasa de la pantalla está integrada sin solución de continuidad en el techo y alberga otros elementos de mando.
Al igual que sucede en el bólido de Fórmula 1, los contrastes entre materiales se mantienen de forma auténtica y sistemática en el habitáculo. La fibra de carbono visible del monocasco establece una atractiva oposición a la combinación de materiales y colores de las bandejas de asiento en napa gris magma y microfibra DINAMICA de color negro. Los insertos en los asientos muestran un diseño especial que favorece la circulación de aire en la espalda del conductor. El acabado de serie incluye costuras de adorno en color de contraste amarillo, pero es posible elegir otros colores.
Otros detalles destacados son elementos de alta calidad artesanal en el material adecuado, como los difusores de ventilación en silver shadow y dark chrome. Las cintas de los cinturones y las costuras de adorno en el color de contraste amarillo típico de AMG subrayan el carácter de altas prestaciones del vehículo. Los clientes tienen además muchas otras posibilidades de personalización, que se definen en estrecha cooperación con los especialistas de Mercedes-AMG.
Datos técnicos
Mercedes-AMG ONE
Motor
Número de cilindros y disposición
6/V
Cilindrada
cm3
1.599
Potencia combinada máxima
kW/CV
782/1.063
Par máximo combinado
Nm
no es posible indicar un valor debido a la complejidad de la cadena cinemática
Potencia máxima del motor de combustión interna
kW/CV
422/574 a 9.000 rpm
Número de revoluciones máximo del motor de combustión interna
rpm
11.000
Preparación de la mezcla
inyección de gasolina controlada por microprocesador, combinación de inyección directa e inyección en el colector de admisión
Potencia combinada de los motores eléctricos
kW/CV
450/611
Transmisión de fuerza
Propulsión
tracción integral completamente variable AMG Performance 4MATIC+ con eje trasero de propulsión híbrida, eje delantero de propulsión eléctrica y Torque Vectoring
Cambio
cambio manual automatizado de 7 marchas
Desmultiplicaciones
1.ª/2.ª/3.ª/4.ª/5.ª/6.ª/7.ª marcha
12,803/9,267/7,058/5,581/4,562/3,878/3,435
Marcha atrás
14,599
Tren de rodaje
Eje delantero
suspensión con resortes ajustables de aluminio con cinco brazos, dos montantes telescópicos transversales con varillas de empuje ajustables y amortiguación adaptativa regulable
Eje trasero
suspensión con resortes ajustables de aluminio con cinco brazos, dos montantes telescópicos transversales con varillas de empuje ajustables y amortiguación adaptativa regulable. Brazos inferiores con forma aerodinámica optimizada
Sistema de frenos
sistema hidráulico de frenos cerámicos de alto rendimiento AMG con discos de material compuesto, cerámica y fibra de carbono; discos de freno compuestos, autoventilados y perforados de 398×38 mm delante con pinzas fijas de aluminio de 6 émbolos; discos de freno compuestos, autoventilados y perforados de 380×34 mm detrás con pinzas fijas de aluminio de 4 émbolos; freno de estacionamiento eléctrico, ABS, servofreno de emergencia, ESP® de 3 niveles
Dirección
datos no disponibles
Llantas
delante: 10J x 19 H2; detrás: 12J x 20 H2
Neumáticos
delante: 285/35 ZR 19; detrás: 335/30 ZR 20
Dimensiones y pesos
Batalla
mm
2.720
Ancho de vía, delante/detrás
mm
1.721/1.669
Longitud/altura/anchura
mm
4.756/1.261/2.010
Diámetro de giro
m
datos no disponibles
Volumen del maletero
l
datos no disponibles
Peso en orden de marcha según DIN
kg
1.695
Carga útil
kg
datos no disponibles
Capacidad del depósito
l
55
Prestaciones, consumo, emisiones
Aceleración 0-100 km/h
s
2,9
Aceleración 0-200 km/h
s
7,0
Aceleración 0-300 km/h
s
15,6
Velocidad máxima
km/h
352
Consumo ponderado de combustible en el ciclo mixto1
l/100 km
8,7
Emisiones ponderadas de CO2 en el ciclo mixto 1
g/km
198
Consumo eléctrico ponderado en el ciclo mixto 1
kWh
32
Gama eléctrica
km
18,1
[1] Las cifras sobre el consumo y las emisiones de CO2 son provisionales y han sido determinadas a nivel interno utilizando el método de certificación «Procedimiento de comprobación WLTP». Hasta la fecha no se dispone de valores confirmados por el Servicio Técnico ni de una homologación de tipo CE o un certificado de conformidad con valores oficiales. Es posible que haya diferencias entre los datos indicados y los valores oficiales.
También podría interesarte
Deja una respuesta