El prototipo dakariano de Isidre Esteve pone rumbo al Dakar 2020

-El piloto del Repsol Rally Team se ha despedido de su 4×4 en el puerto francés de Marsella, donde está listo para embarcar tras pasar las verificaciones técnicas en el Circuit du Castellet.

-El vehículo en el volante navegará en un barco que atracará en Jeddah (Arabia Saudí) el próximo 1 de enero después de una larga travesía.

-“Al acompañar el coche hasta Marsella he sentido un hormigueo en el estómago porque es una clara señal de que el inicio de la carrera está cada vez más cerca”, confiesa el ilerdense

Justo un mes antes de que arranque el primer Dakar asiático de la historia, los vehículos participantes han empezado a embarcar en el puerto francés de Marsella. Entre ellos, se encuentra, por tercer año consecutivo, el prototipo BV6 del Repsol Rally Team que pilotará Isidre Esteve. El ilerdense ha viajado hasta la localidad gala para pasar las verificaciones y cumplir con los trámites previos a la travesía.

Con el cambio de continente, el Dakar 2020 estará plagado de novedades. La primera es el embarque que, a diferencia de las ediciones sudamericanas, no se realiza en Le Havre, sino en Marsella. Por allí pasará la gran mayoría de vehículos participantes en las categorías de camiones, coches, quads y motos. En total, la caravana dakariana estará compuesta por medio millar de vehículos, incluidos los de asistencia, organización y prensa.

Antes de embarcar hacia el Mar Rojo, todos los equipos deben someterse a las obligadas verificaciones técnicas en el Circuit du Castellet. El prototipo del Repsol Rally Team, con motor BMW 3 litros biturbo diésel de 340 CV, chasis tubular, cambio secuencial, mandos adaptados en el volante por Guidosimplex y neumáticos BFGoodrich, ha cumplido el trámite sin problemas.

Isidre Esteve ha seguido todo el proceso junto a su mecánico de confianza David Pigem. Con la documentación en regla, el todo terreno ya se encuentra en una campa portuaria, dispuesto a subir al carguero que, después de varias semanas de navegación, atracará el próximo 1 de enero en el puerto saudí de Jeddah. “Al dejar el coche en el puerto he sentido un hormigueo en el estómago, porque es una clara señal de que el inicio de la carrera está cada vez más cerca. También he sentido alivio, porque los días previos al embarque son muy intensos y de mucho trabajo tanto de preparación del vehículo como a nivel logístico”.

“Este año, con el cambio de continente y país, el control portuario es más estricto y nos obligan a realizar un inventario mucho más detallado de todo material que transportamos, incluido las piezas que necesitaremos para realizar el mantenimiento después de cada etapa y los recambios para reparar las posibles averías que puedan surgir en carrera”, explica Isidre Esteve. El ilerdense ha aprovechado el viaje a Marsella para tener el primer contacto con los conductores y técnicos de Sodicars Racing, responsables de la asistencia de su vehículo.

El Repsol Rally Team no se reencontrará con su prototipo hasta el 2 de enero, ya en Arabia Saudí. El equipo apenas dispondrá de tiempo para realizar una última revisión y organizar un pequeño test para comprobar que no se haya deteriorado ninguna pieza durante la travesía. “Prácticamente es como si la carrera empezase dentro de unos pocos días, porque una vez allí no tendremos margen para nada, ya que el 5 se disputa la primera etapa”.

Isidre Esteve afronta con ambición su quinto Dakar en coches y el tercero con el competitivo BV6 de la categoría T1.2 (todoterreno 4×4 diésel modificados). En las dos participaciones anteriores, Isidre calcó el 21º lugar absoluto, lo que le hace ser optimista de cara a la presente edición: “Con tantas novedades, este Dakar se presenta lleno de incógnitas, pero nos hemos preparado muy bien para lograr nuestro mejor resultado. No será fácil, porque el nivel de participantes cada año es más alto y, aunque nosotros hemos progresado, los demás seguro que también lo habrán hecho”.

En el pasado Rally de Marruecos, celebrado en octubre, el Repsol Rally Team demostró ir en la buena dirección, al concluir 12º absoluto y segundo de su categoría. Un verdadero estímulo para afrontar el Dakar 2020 que arrancará el 5 de enero en Jeddah y finalizará el día 17 en Qiddiya, tras 12 duras etapas y alrededor de 7.500 kilómetros, de los cuales 5.000 serán cronometrados. Isidre Esteve y su inseparable copiloto Txema Villalobos ya cuentan las horas para comenzar la aventura.

También podría interesarte

Deja una respuesta