El RACE realiza un ERTE para el 45% de su plantilla por los efectos de la COVID-19

El Real Automóvil Club de España (RACE) ha presentado un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) para el 45% de su plantilla, unos 260 trabajadores, debido a la caída de la asistencia que presta en las carreteras y al cierre de sus instalaciones deportivas y de ocio por la pandemia del coronavirus.

El RACE explica en una nota que el expediente está motivado por causas de fuerza mayor, tras el decreto de alarma fijado por el Gobierno para atajar la expansión de la pandemia de la COVID-19.

Para el club de automovilistas es la “única medida posible” en un escenario “totalmente excepcional” para mantener la salubridad de sus trabajadores y para garantizar sus empleos en el futuro.

El RACE ha pactado la regulación de empleo con los trabajadores

El ERTE se acordó el pasado 27 de marzo con la representación laboral y se prolongará mientras duren las restricciones a la movilidad.

La empresa se compromete con sus socios y clientes a seguir prestando sus servicios con normalidad, y con los empleados a reintegrarlos lo antes posible para que el RACE siga con su labor como “líder del servicio de asistencia en carretera en España”

Al respecto, el RACE asegura en su comunicado que se han reducido en un 60% los servicios que presta en la carretera a sus asociados.

También explica que, durante la primera semana de emergencia (del 16 al 22 de marzo) cerró sus oficinas de atención al público, adaptó la compañía a las circunstancias y aplicó el Plan de Contingencia ante Pandemias para garantizar la salud de sus trabajadores (deslocalizando el ”call center” en varios lugares, permitiendo el teletrabajo a personal de oficina y teleoperadores y flexibilizando horarios) y asegurar la continuidad en la prestación del servicio.

Asimismo, ha cerrado las instalaciones del complejo deportivo, del Circuito del Jarama y de su red comercial.

También podría interesarte

Deja una respuesta