El Rallye de Montecarlo 2023 presenta cambios significativos

El famoso Col de Turini cerrará la próxima temporada el Rallye de Montecarlo (19 – 22 de enero) en un recorrido más compacto que presenta cambios significativos.

Uno de los lugares más emblemáticos del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA iniciará la nueva temporada el jueves por la noche antes de ser disputado dos veces en la etapa final del domingo. La segunda pasada del último día representará el Wolf Power Stage, que reparte puntos extra.

Después de un exitoso lavado de cara este año, el organizador Automobile Club de Mónaco anunció el viernes que el rallye mantendrá su centro portuario de Mónaco para todo el evento, mientras que el 50 por ciento de la ruta será diferente en comparación con 2022.

La prueba de este año tuvo su sede en el Principado por primera vez desde 2006, ya que Valence y luego Gap acogieron previamente la prueba, antes de viajar al sur para la competición del último día en las montañas por encima de Mónaco.

La glamurosa ceremonia de salida del jueves por la noche en el suntuoso entorno de la Plaza del Casino da paso directamente a dos tramos nocturnos.

La Bollène-Vésubie / Col de Turini, de 15,52 km, se afronta en un formato totalmente nuevo, partiendo por primera vez del Camp de Millo.

A continuación, se disputa la emocionante especial de La Cabanette / Col de Castillon. Este tramo de 25,41 km permite a los pilotos superar cinco puertos de montaña seguidos por primera vez en las 91 ediciones del rallye: el Col de l’Orme, el Col de l’Ablé, el Col de Braus, el Col Saint-Jean y el Col de Castillon (706 m).

La segunda etapa del viernes enviará a los competidores más al norte a lo largo de 106,18 km contra el crono en dos bucles de tres tramos, separados por un cambio de neumáticos en Puget-Théniers.

Roure / Beuil (18,33 km), al pie del Parque Nacional del Mercantour, sube el Col de la Couillole antes de que las tripulaciones se enfrenten a Puget-Théniers / Saint-Antonin (20,06 km) y Briançonnet / Entrevaux (14,70 km). Esta última se adelanta un par de días después de haber sido disputada como el Wolf Power Stage en la edición de enero pasado.

La ruta se dirige aún más al norte el sábado en los Alpes de Haute-Provence. A Malijai / Puimichel (17,47 km) le sigue Saint-Geniez / Thoard (20,79 km), una versión acortada de la temible especial de Sisteron que incluye el exigente Col de Fontbelle, abierto especialmente para el rallye.

Un cambio de neumáticos y un reagrupamiento en Digne-les-Bains preceden a una repetición del bucle antes del final del día en Ubraye / Entrevaux (21,91 km) ya de noche.

El final del domingo incluye dos tramos muy conocidos, que serán recorridos dos veces por todas las tripulaciones supervivientes, en lugar de limitarse a los 50 primeros competidores de la clasificación, como en años anteriores.

Una larga versión de Lucéram / Lantosque (18,97 km) llevará de vuelta al Col de Turini, tras el cual las tripulaciones descienden de las montañas a Mónaco para la ceremonia de llegada de la tarde en la Plaza del Casino después de la segunda pasada.

Los 17 tramos suman 314,52 km en un recorrido total de algo más de 1.500 km.

Ninguno de los cuatro días contará con un asistencia a mitad de etapa, lo que se suma a las dificultades que probablemente se encontrarán debido al clima en las montañas de los Alpes franceses a finales en enero.

También podría interesarte
Deja una respuesta