Elfyn Evans: «Ahora vamos a entrar en los rallyes de tierra y allí tendremos un buen lugar en la pista; eso es lo positivo»

Elfyn Evans confía en el «resquicio de esperanza» que supone una posición favorable en la pista en la primera cita del año sobre tierra en Portugal, tras otra decepción en el Rallye de Croacia.

Empezar la actual temporada del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA después de haber quedado segundo tras Sébastien Ogier en 2020 y 2021 aseguró que el galés se uniera a las filas de los favoritos al título en la pretemporada.

El piloto de Toyota Gazoo Racing iba camino al podio en el Rallye de Montecarlo antes de salirse de la carretera, dejando su GR Yaris al borde de un precipicio. El segundo puesto estaba en juego en Suecia hasta que se estrelló contra un banco de nieve en la última mañana y abandonó.

Los dos pinchazos del primer día en Croacia, el mes pasado, hicieron que Evans tuviera una carrera solitaria hasta el quinto puesto, dejándole noveno en la clasificación del campeonato y a 59 puntos de su compañero de equipo y líder, Kalle Rovanperä,

El lado positivo es que se encuentra en la novena posición en el orden de salida de la primera etapa del Vodafone Rallye de Portugal (19 – 22 de mayo). Eso supondría una gran ventaja si las condiciones son secas y los resbaladizos caminos de arena los limpian los primeros participantes para dejar más agarre a los que vienen por detrás.

«Ese es el único aspecto positivo, supongo, de todos los malos rallyes que hemos tenido», dijo Evans. «Esa posición de salida será favorable durante al menos unos cuantos rallyes más, diría yo. Ahora vamos a entrar en los rallyes de tierra y allí tendremos un buen lugar en la pista. Eso es lo positivo. Obviamente, este no es el comienzo de temporada que queríamos, no se puede obviar el hecho de que hemos tenido tres rallyes difíciles. Lo que tenemos que intentar hacer ahora es relajarnos y aprovechar la posición que tenemos de salida, ¡y esperar que no llueva en Portugal!», resumió.

Evans admitió que su ritmo en los tramos sueltos de la temporada pasada le da confianza de cara a la prueba de Matosinhos.

«El año pasado estuvimos en un lugar peor en la carretera en muchos rallyes de tierra y aun así pudimos luchar por victorias y podios. Vamos a ver. No he hecho mucho con el coche en tierra y esta es la primera salida para el equipo y para el coche en una prueba de esta superficie del WRC», añadió.

A diferencia de Portugal, Evans sabía que una posición de salida baja en Croacia sería una desventaja, ya que la suciedad arrastrada a la carretera por los coches que iban delante cortando las curvas dificultaba la tracción. La fuerte lluvia hizo que el asfalto estuviera aún más sucio.

«Sabíamos al llegar al fin de semana y ver el tiempo que siempre sería difícil luchar desde esa posición en la carretera», explicó. «Así resultó el viernes, pero dos pinchazos también fue lo que realmente nos costó.

«A partir de ahí era muy difícil hacer algo, no estábamos en ninguna lucha, así que sólo teníamos que intentar salvar lo que pudiéramos del fin de semana», sentenció.

También podría interesarte
Deja una respuesta