Elfyn Evans: «Llevamos mucho tiempo trabajando para conseguirlo, pero todo parece insignificante en este momento»

Elfyn Evans se hizo con la victoria en el Rallye de Croacia el domingo por la tarde, aupándose de esta manera a lo más alto de la clasificación del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA.

Un error de Thierry Neuville el sábado por la mañana impulsó al galés al primer puesto de la general, y se distanció del piloto de M-Sport Ford Puma Ott Tänak durante el resto del rallye para ganar por 27,0 s en un Toyota GR Yaris.

El triunfo, el primero desde el Secto Rallye de Finlandia en 2021 y el primero de su carrera sobre asfalto, y relanzó a Evans del quinto al primer puesto en la clasificación del campeonato de pilotos. Está empatado a puntos con Sébastien Ogier después de la cuarta prueba de 13, con Kalle Rovanperä a un solo punto y Tänak a tres más.

«Obviamente, llevamos mucho tiempo trabajando para conseguirlo, pero todo parece insignificante en este momento, ese es el resultado final», dijo Evans. «Después de la concentración del fin de semana, ahora todos volvemos a echar de menos a nuestro amigo. Justo después de cruzar la meta, es en lo único que podemos pensar. Prometimos a la familia de Craig que disfrutaríamos del fin de semana, y así lo hemos hecho. Ahora todos pensamos en ellos».

Su equipo Toyota Gazoo Racing mantuvo su imbatibilidad en el Rallye de Croacia y aumentó su liderato en el campeonato de constructores sobre Hyundai Motorsport a 29 puntos.

La primera cita de asfalto puro de la temporada ofreció una acción tremenda, y Tänak parecía dispuesto a convertirse en una amenaza real para Evans al marcar un ritmo endiablado al principio de la tarde del sábado. Sin embargo, un problema en la transmisión al final de la penúltima jornada frenó la remontada del estonio, que llegó a meta con 31,6 segundos de ventaja sobre Esapekka Lappi.

A Lappi le faltó confianza en algunos de los tramos más sucios de la carretera, pero la regularidad le recompensó con su primer podio en la categoría con el Hyundai i20 N, una buena inyección de moral cuando era líder en la prueba anterior.

Detrás de él, se clasificaron los tres de Toyota encabezado por el defensor del título, Rovanperä, a 19,7 segundos. El finlandés se había quedado fuera de los diez primeros tras cambiar una rueda en el TC2 el viernes, pero volvió a escalar posiciones con un impresionante pilotaje de recuperación. Superó a Sébastien Ogier en la última jornada matinal y se hizo con la cuarta plaza de la general, aventajando a su compañero de equipo por tan sólo 9,7 segundos.

Ogier, que lideraba el campeonato antes de este rallye, tuvo que lamentar lo que podría haber sido. Aunque llegó a la meta por detrás de Evans por 1 minuto 28.0 segundos, también se detuvo a cambiar una rueda mientras lideraba el viernes y recibió más reveses en forma de penalizaciones de tiempo. En total, la pérdida de tiempo ascendió a unos dos minutos y medio.

Con Takamoto Katsuta, ya son cuatro los Toyota entre los seis primeros, por delante de Pierre-Louis Loubet, que llevó su Puma hasta la meta con la dirección doblada. Los competidores de WRC2 Yohan Rossel, Nikolay Gryazin y Oliver Solberg completaron la clasificación de los primeros puestos, aunque este último no estaba inscrito para puntuar en el campeonato.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More