Emma Falcón: “No creo que Raúl haya hecho trampas a propósito; más bien lo veo como un despiste”

Emma Falcón, organizadora de la Disa Rally Cup, explicó en el programa Uno en Pista sobre la polémica suscitada por la penalización del piloto lanzaroteño Raúl Hernández (Peugeot 208 Rally4), ganador de esta copa en el Rally Isla de Lanzarote, que “estos coches, al ser FIA, tienen que dar un peso mínimo, por lo que en todos los rallys pedimos que sean verificados”.

Recordó que en la cita final del Campeonato de Canarias, Las Palmas y Lanzarote “a los coches de Juan Carlos de La Cruz y Raúl Hernández les faltaba peso, pero eso es competencia Federación al ser un coche FIA. Los técnicos realizaron un informe y se lo enviaron a los deportivos, que se reunieron, adoptando la conclusión de aplicarles tres minutos de penalización a cada uno de los pilotos. Entonces esos pilotos tienen un tiempo para presentar una intención de apelación; Juan Carlos no lo realizó, pero Raúl, al jugarse el Campeonato sí presentó una apelación. Ahora tiene un periodo de un mes para que en ese plazo de tiempo el juez único presente la resolución de la apelación, aunque espero que sea antes ya que ha sido un bonito año y nos gustaría poder celebrar el campeón”, pormenorizó.

“Por mi parte, no como organizadora, no creo que Raúl haya hecho trampas a propósito; más bien lo veo como un despiste que nos puede pasar a cualquiera, pero existe una norma que hay que cumplir”, añadió.

Explicó que “los equipos compran un kit y dependiendo del peso del piloto y copiloto habrá que ponerle más o menos lastre, que se estima que entre los dos deben pesar 150 kilos. Hay varias medidas de pesaje. Como el piloto y copiloto no suelen venir a las verificaciones uno es en vacío, sin varios elementos del coche, como estar sin gasolina, líquido del limpia parabrisa, entre otras cosas. La normativa te exige que lleves una manguera dentro del coche y que el peso en vacío sea de 1080 kilos, que es como se pesó el de Raúl, que dio 1073, pero se le aplica margen de duda de 0.2 %, y por eso se habla de cuatro kilos, que es lo que se le aplicó por el margen de la duda”

Durante el rally lanzaroteño “los coches se pesaron cuatro veces con piloto y copiloto, y ninguno dio un problema de peso, pero en vacío dos no lo dieron”.

El reglamento pone que “si un piloto es penalizado por la organización de un rally perdería los puntos y premiso de la copa de ese rally y/o la descalificación de la copa, dependiendo lo que decidiera el comité de la copa. Habrá que esperar la resolución del juez único, porque en caso de que le den la razón a Raúl sería el campeón, pero si no se la dan sería Giovanni Fariña el ganador. Raúl bajaría a la tercera plaza y Alberto Monzón ascendería a la segunda”, pormenorizó.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More