Enrique Cruz, un deportista top y un caballero a imitar

Publicamos el artículo de opinión de Rafa León, responsable de contenidos de Automovilismocanario.com

Mucho se habla, y se seguirá haciendo, por los muchos y destacados buenos resultados de Enrique Cruz tanto en rallys como subidas de montaña. No es fácil llevar tantos años en la cresta de la ola, pero él sigue ahí.

Cada temporada es un nuevo reto, una nueva aventura que afrontar de la mejor manera posible. Estas últimas temporadas se ha encontrado con una roca difícil de superar como es Luis Monzón, pero nunca ha perdido la compostura. Lo normal es que busque la milésima en donde sea para intentar un ‘imposible’, pero no ceja en el empeño. Ahí sigue.

En Tamaimo, ante su gente, sabía que el reto era aún más complicado, por la presencia de Yeray Lemes y de un siempre complicado Luis Monzón, al que no le puede hincar el diente. En la primera ascensión se encuentra de frente a Juan Luis Cruz, que bajaba tras realizar un trompo, con el consiguiente susto y pérdidas de esas décimas vitales en la lucha por las primeras posiciones. Pero él, como un deportista ejemplar que es y una persona espectacularmente formada por sus padres, que en el cielo deben estar muy orgullosos de él, defiende a su adversario: “Hay que apoyar a Juan Luis Cruz ya que un error lo tiene cualquiera y en esos momentos de tensión, nervios, la mente te puede jugar una mala pasada; se ha disculpado como un caballero que es”.

En la segunda ascensión iba como un tiro en la búsqueda de mejorar de manera considerable su crono pero, para sorpresa de todos, pierde el control de su Porsche 997 GT3 y hace un trompo en su intento de mejorar su primer registro para superar a Yeray Lemes. Al ver que ya no tiene nada que hacer no intenta reanudar la marcha para no perjudicar a Luis Monzón, que no había podido tener un buen tiempo en la primera ascensión por lo mismo, un trompo. Pudo volver, aunque de poco le habría valido para mejorar su primer registro, pero demostró, con su gesto, que es un caballero y un deportista top al no perjudicar a su gran rival en la lucha por el título. En Tamimo no ganaste en la general, pero con tu gesto nos ganaste a muchos. ¡Grande Enrique, no cambies!

Suscríbete a nuestra Newsletter
Suscríbete para recibir la mejor información del motor en tu correo
Puede darse de baja cuando desee
También podría interesarte

Deja una respuesta