Evans arrebata el liderato en Portugal tras el problema de Tänak

Elfyn Evans lidera el Vodafone Rallye de Portugal el sábado por la noche después de que el líder del día, Ott Tänak, abandonara en el penúltimo tramo.

Sólo un tramo después de registrar su 250º mejor tiempo en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA, la alegría de Tänak se convirtió en decepción al aparcar su Hyundai i20 paralizado al borde de la pista con la suspensión trasera destrozada.

Tänak se puso en cabeza el viernes por la tarde a pesar de admitir que estaba «luchando» con su coche. El sábado se notó más cómodo y dominó la segunda etapa de esta cuarta prueba. Una victoria limpia en las tres especiales de la mañana le permitió superar a Evans y a su compañero de equipo Dani Sordo.

Otro scratch más rápidos amplió la ventaja de Tänak sobre Evans a 22,4 segundos al llegar a la segunda pasada de la accidentada especial de Amarante, la más larga del rallye con casi 38 km.
Ott Tänak se retiró de la carrera con la suspensión rota

Fue el más rápido en los puntos intermedios, pero la rueda trasera derecha de su coche empezó a doblarse. Intentó llegar a la meta cojeando, pero se vio obligado a abandonar a falta de menos de 4 km.

Evans había interrumpido antes la racha de victorias de tramo de Tänak y añadió un segundo en esa dramática penúltima especial, pero Sordo mantuvo la presión.

A pesar de un problema en el motor de arranque que le hizo temer que su i20 se calara, Sordo recuperó casi seis segundos en la última especial urbana de Oporto para dejar la diferencia en 10,7 segundos.

«Me sorprendió que Dani fuera tan fuerte en el último tramo», admitió Evans. «Fue decepcionante, intenté guardar los neumáticos para mañana. Hoy ha ido bastante bien y deberíamos estar en una buena posición mañana, pero tenemos que seguir totalmente concentrados.»

El líder del campeonato, Sébastien Ogier, fue tercero, a más de un minuto, tras un duelo de todo el día con su compañero de equipo en el Yaris, Takamoto Katsuta. Ogier superó al piloto japonés esta mañana, pero un medio trompo lo dejó atrás de nuevo.

Recuperó la iniciativa, pero con la vista puesta en el tramo final de mañana, la elección de Ogier de los neumáticos Pirelli de compuesto duro le obligó a luchar contra Katsuta. Al final, terminó con 1,5 segundos de ventaja, a pesar de una pérdida de tiempo en la última especial.

Un problema con el acelerador ha perjudicado a Gus Greensmith durante la mayor parte del día. El piloto del Ford Fiesta ascendió a la quinta posición después de que Kalle Rovanperä retirara su Yaris antes del inicio de la problemática especial de Amarante por un problema técnico, pero no pudo contener a su compañero de equipo Adrien Fourmaux.

Fourmaux, que tuvo un problema similar con el acelerador esta mañana, se adelantó en el último tramo para mantener la quinta posición a 6,4 segundos del británico.

El líder del WRC2, Esapekka Lappi, fue séptimo con un Volkswagen Polo, y sus compañeros de la categoría de apoyo, Teemu Suninen, Mads Østberg y Nikolay Gryazin, completaron las primeras posiciones.

Thierry Neuville volvió a arrancar su i20 después de retirarse ayer, pero abandonó por segunda vez a mitad de carrera tras decir que el coche era «imposible de pilotar». Pierre-Louis Loubet no continuó después de estrellar su i20 ayer.

El final del domingo se centra en el mítico tramo de Fafe y su enorme salto antes de la meta. La prueba se disputa dos veces, la segunda como cierre del rallye, el Wolf Power Stage, que ofrece los importantes puntos de bonificación. Hay cinco tramos en total, que cubren 49,47 km antes de la llegada de la tarde en Matosinhos.

ARUCAS_300x600_mobile
También podría interesarte
Deja una respuesta