Gerard Farrés inaugura su 14º Dakar con el podio en el punto de mira

-El de Manlleu, que por segundo año consecutivo cuenta con Armand Monleón en el asiento de la derecha, aspira a ser protagonista en la categoría SSV.

-El piloto del equipo Monster Energy Can-Am completó la etapa prólogo de 11 kilómetros en 17ª posición de su categoría, a tan solo 32 segundos del líder.

-«Hoy era muy importante no cometer errores y por este motivo no hemos tomado ningún riesgo. Estamos satisfechos con el resultado, el coche está funcionando muy bien».


Por fin, el jabalí salió de su jaula. Este sábado ha dado comienzo oficialmente el Rally Dakar para Gerard Farrés, que en su decimocuarta participación en la prueba del motor más dura del mundo aspira de nuevo a estar entre los mejores. Por tercer año consecutivo compite con un Can-Am oficial, vehículo con el que en 2019 consiguió subir al podio en segunda posición.

La dupla ‘Farreti’-Armand Monleón ha disputado este sábado, y como novedad, una prólogo cuyo principal objetivo era determinar las posiciones de salida de la primera etapa del rally. Finalmente ha logrado acabar en 17ª posición de la categoría SSV T4 con un crono de 7 minutos y 15 segundos, a 32 segundos del líder.

A pesar de que los tiempos de la prólogo se multiplican por cuatro en la general, Farrés tenía claro que no valía la pena arriesgar: «Hoy era muy importante no cometer errores y por este motivo no hemos tomado ningún riesgo. Era el primer día y teníamos más que perder que ganar», asegura. «Estamos satisfechos con el resultado, el coche está funcionando muy bien, así que contentos». Armand Monleón ha añadido que ha sido «una buena primera toma de contacto con el roadbook electrónico. Vamos a ver cómo se da esta primera semana».

Gerard Farrés no esconde que su gran aspiración para este Dakar es regresar al podio. «El equipo está preparado para hacerlo. Hemos demostrado que podemos ganar, sabemos que el ritmo es muy bueno, pero esto no es como los coches o las motos, donde los más rápidos son los favoritos, aquí la fiabilidad del Side by Side tiene mucho que decir. Nuestra velocidad y navegación es buena, pero hay que saber gestionar bien la mecánica y saber frenar cuando sea necesario», afirma.

Con 13 participaciones a sus espaldas y tras haber vivido situaciones de todo tipo, el de Manlleu sabe que no hay recetas mágicas para afrontar un Dakar y menos todavía en una categoría tan igualada: «El día a día es vital en una prueba como ésta. Hay que ir etapa a etapa, kilómetro a kilómetro. Será un Dakar muy largo y duro y seguro que habrá cambios hasta el último momento. Es vital mantener la calma y decidir, a medida que vayan sucediendo las cosas, cuál es el mejor momento para atacar».

Este domingo, Gerard Farrés y su copiloto Armand Monleón afrontarán la primera de las 12 etapas del rally, una especial de 277 kilómetros cronometrados y 345 kilómetros de enlace entre Jeddah y Bisha que combinará pistas rápidas y abiertas con tramos de piedras que supondrán la primera prueba de fuego para medir la resistencia y fiabilidad de su Can-Am Maverick X3s.

También podría interesarte
Deja una respuesta