Gran jornada para Carlos Checa, sabor agridulce para Laia Sanz y Óscar Fuertes no sale

La caravana del Dakar partía temprano desde el Sea Camp hasta Al-Ula, donde descansarán solo esta noche para partir mañana hacia Ha’il. Pero antes llega el momento de enfrentarse a la segunda etapa del Dakar que ha terminado con el ASTARA 01 del dúo Carlos Checa- Marc Solà entrando en meta en el puesto 13 a tan solo 31 minutos y 45 segundos del ganador. En total el recorrido les ha llevado un total de 5 horas, 32 minutos y 11 segundos. Este buen resultado le hace subir al puesto 24  en la clasificación general.

El piloto del ASTARA TEAM ha podido celebrar una buena posición tras realizar la jornada de hoy con algunos incidentes y a pesar de que el tramo, principalmente por pistas cerradas y reviradas, tenía zonas delicadas llenas de rocas que requerían de gran precisión en la conducción y en la navegación.

Y es esa gran zona pedregosa la que ha pasado factura a nuestra piloto Laia Sanz cuando estaba realizando una etapa espectacular luchando por entrar en el top 10. Un pinchazo primero y una avería en una rueda después la ha dejado parada durante unas horas, llegando a meta avanzada la noche.

En cuanto al conjunto de Óscar Fuertes y Diego Vallejo, hoy no han podido participar en la etapa a la espera de saber si su ASTARA 01 alimentado con e-fuel podrá estar de nuevo preparado para entrar en carrera.

En total han sido 590 kilómetros de etapa, de los cuales 430 han correspondido a la especial del día. Los participantes han podido disfrutar del paisaje, con impresionantes cañones de Al-Ula al inicio, pistas rápidas en valles abiertos y pasos entre montañas a mitad de recorrido, para terminar con dunas en los últimos 10 kilómetros.

Carlos Checa: “Hoy nos ha pasado de todo. Hemos pinchado, nos hemos quedado sin ruedas, hemos llegado con problemas en los frenos y hemos tenido que ser conservadores al final….Para mi haber llegado hoy ha sido todo un éxito y además en una buena posición. Sobre todo gracias al trabajo de Marc que ha sido excelente. Cada vez más compenetrado con él y con el coche y esperamos que las etapas no continúen así, porque son durísimas, pero  muy buenas, dentro de la dureza las estamos disfrutando mucho”.

Laia Sanz: “Sabor agridulce porque íbamos muy muy bien, estábamos haciendo una etapa inteligente, hemos pinchado en el kilómetro 20, estábamos guardando rueda porque sabíamos que venía mucha piedra. En el kilómetro 330 para rematar se han roto los espárragos de la rueda. Ha sido complicado. Una lástima porque hoy ha habido mucho lío, lo estábamos haciendo muy bien. Ahora ya no podemos hacer un buen Dakar pero sí podremos hacer buenas etapas. La suerte es que hemos llegado y ahora a mirar hacia adelante y mañana a dar gas.”

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More