Grosjean: “Me vino a la mente el accidente de Niki Lauda, no quería terminar así”

El piloto francés de Fórmula Uno Romain Grosjean, del equipo Haas, dijo en sus redes sociales tras el accidente que sufrió en el Gran Premio de Bahrein que «nunca pensé que unas cuantas sentadillas me harían feliz».

«Cuerpo recuperándose bien del impacto. Ojalá ocurriera lo mismo con las quemaduras de mis manos. Dedos cruzados. Gracias nuevamente por todos los mensajes, aunque todavía voy muy lento tecleando» junto a un emoticono de carcajadas.

Por otro lado, en una entrevista al canal de la televisión francesa ‘TF1’ dejó claro que “sin el halo, ya no estaría aquí. Creo que Jules Bianchi no me quería allá. Vi mi visera toda naranja, las llamas a mi alrededor y me vino a la mente el accidente de Niki Lauda, no quería terminar así. Tuve que salir por mis hijos. Al final, se me quemaron las manos y tengo un esguince fuerte, pero pensé que me había roto el pie. Tenía más miedo por mi familia, por mis hijos primero, pero también por mi padre y mi madre, no tenía miedo por mí. Vi a la muerte llegar, no tuve otra opción que salir de allí”.

“Mi pequeño Simón, que tiene cinco años, me dijo que yo tenía un poder mágico, un escudo mágico de amor que me protegía. Me hizo un dibujo. Esto es como un renacimiento para mí. Estaré marcado de por vida por este accidente”, reconoce el piloto de 34 años.

También podría interesarte

Deja una respuesta