Gus Greensmith y Adrien Fourmaux, de pilotar a reparar sus Puma Rally1

Los pilotos de M-Sport Ford, Gus Greensmith y Adrien Fourmaux, obtuvieron más de lo que esperaban en el Safari Rally Kenia el sábado.

Después de que ambos pilotos abandonasen por la mañana, los pilotos de los Puma se arremangaron y ayudaron a los mecánicos de M-Sport Ford a reconstruir sus coches de cara a la última jornada.

La máquina híbrida de Greensmith fue la que más trabajo necesitó. Volcó a primera hora del día, sufriendo grandes daños a la carrocería y al paquete de refrigeración.

«Fue mi decisión ayudar cuando volví», dijo Greensmith a la web del WRC. «Esto es lo que pasa cuando vuelcas el coche: debes arreglarlo.

«Pensé que, después de todos los daños innecesarios y por mucho que estuviera pilotando para conseguir un final, aun así acabé cometiendo ese error y volcando.

«Tienes que ser consciente de todo el trabajo que lleva el coche, y tienes que estar dispuesto a poner el trabajo extra para ayudar a los chicos y chicas cuando va mal.

«Por supuesto, me daban muchos disgustos», sonreía. «Me daban todo el trabajo de oficina porque ninguno de ellos confiaba en mí para hacer las partes importantes, pero la idea estaba ahí».

El abandono de Fourmaux fue menos autoinfligido, ya que los daños en la suspensión trasera dejaron fuera a su Puma después del TC8.

El francés se quedó sin tiempo para hacer las reparaciones en la carretera y él y su copiloto Alex Coria volvieron a poner el coche en servicio con la ayuda de otro mecánico.

«Siempre es agradable trabajar con el coche y es importante aprender y adquirir conocimientos», explicó Fourmaux. «La próxima vez, quizá podamos arreglar el coche a tiempo y seguir en el rallye.

«Obviamente, es mucho más fácil trabajar cuando estás en un área de asistencia en comparación con la cuneta de la carretera con todo el polvo con el coche tan sólo levantado un poco del suelo», añadió.

También podría interesarte
Deja una respuesta