Honda Motos avanza hacia la neutralidad de carbono poniendo el foco en la electrificación

  • Honda anuncia que lanzará un mínimo de 10 modelos de motocicletas eléctricas hasta 2025
  • Se prevé que el primer modelo llegue a Canarias durante el segundo semestre de 2023
  • Como parte de su estrategia medioambiental, el objetivo de Honda es alcanzar la neutralidad de carbono en todas sus motos en la década de 2040
  • La marca pretende seguir liderando la industria del motociclismo en esta nueva era de la movilidad eléctrica

Honda anuncia que trabajará para conseguir, durante la década de 2040, la neutralidad de carbono en todos sus productos de motociclismo, acelerando el proceso de electrificación como foco principal de su estrategia medioambiental. Al mismo tiempo, la marca asiática asegura que continuará avanzando en la reducción de emisiones de los ICE (Internal Combustion Engine, motores de combustión interna).

A nivel global, Honda ha previsto lanzar un mínimo de 10 modelos de motocicletas eléctricas para 2025, con el objetivo de aumentar la venta de modelos eléctricos hasta un millón de unidades en los próximos cinco años. En 2030, esta cifra aumentará hasta los 3,5 millones de unidades, que equivale al 15% de las ventas de unidades totales.

Como mayor fabricante de motocicletas del mundo, Honda seguirá liderando la industria en esta era de “neutralidad de carbono”, siguiendo su filosofía de ofrecer “diversión en la conducción” en modelos eléctricos, al mismo tiempo que ofrece nuevos valores aprovechando el alto nivel de compatibilidad de la tecnología, el software y los modelos eléctricos.

La marca nipona ha fijado su propio objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2050 en todos sus productos y actividades corporativas, incluyendo la fabricación. La compañía ha celebrado una rueda de prensa presentada por Kohei Takeuchi, Director, Executive Vice President and Representative Executive Officer, y Yoshishige Nomura, Managing Officer, para anunciar sus iniciativas empresariales en el negocio de las motocicletas.

Hacia la neutralidad de carbono de las motocicletas

Con el fin de cubrir el uso y los requisitos de los clientes a nivel mundial, las motocicletas Honda abarcan una amplia gama. Desde modelos de dimensiones contenidas para trayectos urbanos (Commuter) a modelos de grandes prestaciones y gran capacidad de diversión (Fun), que se usan por todo el mundo, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo. En el caso de estos últimos, la demanda de modelos Commuter para trayectos urbanos es muy alta, pero la electrificación de estos modelos se enfrenta a retos como el incremento de peso o el precio respecto a un modelo ICE. Además, la demanda de modelos eléctricos depende, en gran medida, de los incentivos y normativas gubernamentales, así como de la disponibilidad de infraestructura de carga.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, Honda acelerará la electrificación de las motocicletas como principal foco de su estrategia medioambiental, a la vez que continuará desarrollando los motores de combustión interna (ICE) con el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono en todas sus motocicletas en la década de 2040. Es más, Honda seguirá siendo líder del sector en lo que respecta a la protección del medio ambiente.

Con el objetivo de conseguir la neutralidad de carbono al mismo tiempo que se cumplen una amplia gama de requisitos específicos relacionados con las motocicletas eléctricas, Honda continúa con sus iniciativas para reducir las emisiones de CO2 de sus motores ICE, a la vez que sigue desarrollando propulsores compatibles con combustibles neutros de carbono, como la combinación de gasolina y etanol. En este sentido, cabe destacar los modelos Honda flex-fuel (E100) comercializados en  Brasil, cuya tecnología expandirá a India, uno de sus principales mercados de motocicletas y uno de los mayores a nivel mundial. Los planes de Honda pasan por introducir modelos fuel-flex (E20) a principios de 2023 y modelos fuel-flex (E100) en 2025.

Iniciativas de electrificación

Anticipándose a la expansión del mercado, Honda lanzará motocicletas eléctricas que cubrirán una amplia gama de requisitos de cliente. Entre Commuters y modelos Fun, Honda ha previsto lanzar un mínimo de diez modelos de motocicletas eléctricas en 2025, con el objetivo de aumentar la venta de modelos eléctricos hasta un millón de unidades en los próximos cinco años. En 2030, esta cifra aumentará hasta los 3,5 millones de unidades, el equivalente al 15% de las ventas de unidades totales.

El detalle en cuanto a lanzamiento de producto es el siguiente:

Commuter EVs

La demanda de modelos eléctricos para fines laborales ha ido en aumento en los últimos años. Para satisfacer esta demanda, Honda ha estado ofreciendo la gama de modelos Honda e:Business Bike, acelerando el lanzamiento de motocicletas eléctricas para este fin. Estos modelos están equipados con baterías intercambiables Honda Mobile Power Pack (MPP) más que capacitadas para su uso laboral, resolviendo potenciales problemas de autonomía y tiempos de recarga.

Por lo que respecta a motocicletas para uso personal, Honda planea lanzar en Asia, Europa y Japón dos modelos Commuter eléctricos entre 2024 y 2025 y seguirá explorando otras alternativas de movilidad personal equipadas con fuentes de energía y baterías intercambiables.

Commuter EMs (Ciclomotores eléctricos) y EBs (bicicletas eléctricas)

Más del 90% del mercado mundial de vehículos eléctricos de dos ruedas (aproximadamente 50 millones de unidades) se compone de ciclomotores y bicicletas eléctricas. Teniendo en cuenta que este mercado sigue en expansión, Honda prevé lanzar cinco modelos, compactos y asequibles, de ciclomotores y bicicletas eléctricas entre este año y 2024 en Asia, Europa y Japón, además de China, donde ya ha comenzado a comercializarlos.

FUN EVs

Honda está desarrollando activamente modelos eléctricos dentro de la categoría de ocio, FUN. Usando como base su plataforma de vehículos eléctricos Fun EV, Honda planea lanzar tres modelos en Japón, EE. UU. y Europa entre 2024 y 2025. La marca también permitirá que la próxima generación disfrute del placer de conducir con el lanzamiento de vehículos eléctricos Kids Fun EV.

Basado en su competitivo know-how de “Monozukuri” (el arte de hacer cosas), acumulado a través del desarrollo y aplicación de plataformas para modelos ICE, Honda desarrollará plataformas de modelos de motocicletas eléctricas que combinarán, en una misma parte del ciclo, los tres componentes clave: la batería, PCU y el motor. Así, Honda ofrecerá motocicletas eléctricas con una alta capacidad para disfrutar de la conducción, al mismo nivel que los vehículos con motor ICE, pero a un precio asequible.

En lo que concierne a las baterías, el principal componente de los vehículos eléctricos, Honda planea equipar sus modelos con baterías “de estado sólido” que está desarrollando mediante recursos propios.

Uso de la motocicleta eléctrica sin percances ni estrés

Si se quiere adoptar de forma generalizada el uso de vehículos eléctricos, es esencial desarrollar una infraestructura de carga y baterías estandarizadas. Como parte de esta mejora, Honda está trabajando para popularizar el uso compartido de baterías a través de diferentes proyectos en Indonesia, India y Japón.

En cuanto a la estandarización de baterías, en Japón, los cuatro fabricantes más importantes de motocicletas han acordado especificaciones comunes para baterías intercambiables basadas en la directriz JASO TP21003. En Europa, Honda participa en el Consorcio de baterías de Europa promocionando la estandarización de las baterías intercambiables y en India colabora con un socio para esta misma finalidad.

Por otra parte, con el fin de aumentar el valor añadido de sus motocicletas eléctricas, Honda tiene como objetivo transformar el negocio de venta de productos en un modelo de negocio que combina hardware y software. Por ello, la marca está trabajando para mejorar la creación de nuevos valores en sus modelos de motocicletas eléctricas en el ámbito de la conectividad. Empezando por los modelos Commuter EV, planificados para 2024, Honda tiene la intención de ofrecer una experiencia de usuario (UX) que enriquece constantemente la calidad de la conducción gracias a la conectividad, como la optimización de rutas teniendo en cuenta la autonomía del vehículo eléctrico, localización y notificación de puntos de carga, formación sobre conducción segura y soporte de servicio posventa.

De cara al futuro, Honda dedicará sus esfuerzos a construir una plataforma conectada que genere más valor al vincular sus motocicletas junto a un amplio rango de productos de movilidad de la marca a favor de una conectividad que vaya más allá de los dominios de su producto.

También podría interesarte
Deja una respuesta