Introducir los carriles bici y la MetroGuagua en Las Palmas con mentiras y mucha improvisación…

Las Palmas de Gran Canaria, cuidad de 380.998 habitantes, según el último censo, con una población que durante el día supera el medio millón de los muchos ciudadanos de otras partes de la isla de Gran Canaria, de 840.397 habitantes, que acuden al principal núcleo, junto con la zona sur, más enfocada al turismo, de negocio para isleños y foráneos.

La capital tiene una parte baja claramente delimitada con una principal vía circulatoria exterior, la Avenida Marítima, y tres interiores, León y Castillo, Pío XII y el Paseo de Chil, que son las que sostienen el mayor flujo de tráfico.

En horas punta se colapsa la Avenida, pero las otras dos, rara vez. Eso era antes, claro, porque ahora, con un solo carril, son constantes las retenciones, y en ocasiones, llegan a ser kilométricas, perjudicando a la Avenida de Escaleritas e incluso afectando a la circunvalación… Esto es nuevo, pero por mucho que se quejen los ciudadanos, por un oído entra y por el otro sale…

Ya lo ha dejado claro por activa y por pasiva, Heriberto Dávila (Nueva Canarias), el destituido por la justicia como director general de Movilidad de Las Palmas de Gran Canaria y colocado como asesor, que “pensar en más infraestructuras y carriles para arreglar los atascos es errar el tiro. La ciudad tiene que rendirse ante el peatón, no ante el coche privado. Tenemos que tener la valentía de llevar el carril bici a las calles principales”.

Todo en su justa medida y en el contexto adecuada, no dibujando sobre un mapa con tres amigos y sin un estudio serio del impacto negativo de las medidas. ‘Es normal’ que no lo hagan, porque les tirarían abajo su capricho político. Si los carriles que ya habían no suelen tener bicis, para qué hacer más, si no existe esta cultura…

En la anterior legislatura, bajo el mandato del Partido Popular, se estudió la posibilidad de instalar la MetroGuagua, pero diferentes informes técnicos negativos con su implantación desaconsejaron su ejecución por los muchos problemas que generarían a la circulación de la ciudad, ya de por si complicada puesto que nadie ha querido afrontar con valentía uno de los grandes problemas, el túnel Julio Luego, que por sus diferentes conexiones, ralentiza tanto el tráfico en muchos momentos del día que logra colapsar media ciudad.

En 2015 los ciudadanos votaron por el cambio y sin posibilidad de mayoría absoluta por parte de ninguno de los partidos que conformaron el arco político, la unión de tres fuerzas ‘renovadoras’, PSOE, Podemos y Nueva Canarias, conformaron el tripartito que, desde entonces, y hasta la fecha, han ‘dirigido’, con total desacierto y de manera caprichosa, todo lo referente a la movilidad. No dudamos que en otros apartados hayan podido realizar alguna buena gestión, pero en Movilidad han logrado que sea nefasta hasta decir basta.

Y todo con el alcalde, Augusto Hidalgo (PSOE) y el concejal Pedro Quevedo (Nueva Canarias), hablando barbaridades de la Metro Guagua y los carriles bici cuando gobernaba el PP, pero se les olvidó lo que dijeron y lo que denunciaron lo han multiplicado por infinito…

Se han saltado a la torera los estudios realizados por los técnicos sobre el impacto negativo de sus medidas ‘estrellas’, como son la creación de la MetroGuagua y los muchos kilómetros de carriles bici que está adornando, nunca mejor dicho lo de adornar por la ausencia de una demanda digna, la novena ciudad más poblada de España, para que prevalezcan sus ideas por encima de todo, incluso por encina del bienestar del ciudadano, que se ve atrapado un día sí y otro también en atascos viejos y el los múltiples nuevos que ha ‘creado’ para ellos el tripartito.

Nadie puede entender que dejen en un solo carril Pío XX por la MetroGuagua y estén en ello por el Paseo de Chil y León Castillo y para meter con calzador el carril bici, logrando que las colas sean interminables un día sí y otro también. Les da igual, visto lo visto, y lo peor, que emiten publicidad engañosa hablando de las bondades de la peatonalización de la calle Galicia, que, según su publi-reportaje en prensa, ha aumentado las ventas de los locales de la zona, cuando la realidad es que en la calle Néstor de la Torre, justo al lado, a la que le han quitado la línea de aparcamientos para hacer un tercer carril al haber peatonalizado también Mesa y López, no para de ver con impotencia cómo van cerrando locales al disminuir de forma drástica la afluencia de clientes que no pueden aparcar ni llegar con facilidad por la zona.


Se ve que algunos ‘políticos’ deben pensar que todos los que tienen un negocio deben ser ricos, porque la destrucción de empleo en la zona es dramática. Si siguen así todos tendremos que ‘mamar’ de lo público, porque no están dejando otra alternativa.

Pero no se crean que después de todo lo escrito ellos crean que tenemos razón, todo lo contrario, porque `políticos’ como el concejal de Urbanismo y teniente de alcalde del Ayuntamiento de la ciudad de Las Palmas, Javier Doreste, de Podemos, considera que todo lo que está pasando no es culpa de nadie, y menos de ellos, por su puesto, y que empresas como “Marmotor, Toyota, Domingo Alonso y Renault Arisa quieren controlar la política y tomar decisiones que nos afectan a todas, y no se lo vamos a permitir” dijo en un acto público de su partido.

Caballero, por ser educados, aquí sus pésimas decisiones son las que nos están afectando a todos porque son caprichosas e irresponsables. Si esos grupos empresariales se han mostrado contrarios a la nefasta gestión de movilidad que ustedes, Nueva Canarias y PSOE están llevando a cabo en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, es porque hasta un recién nacido se daría cuenta que nos están llevando al constante caos.

En su caso, la pregunta sería: ¿A ustedes quiénes les controlan, los de las bicis, los de las guaguas o las constructoras que realizan su ‘obra maestra’? Un poquito de sentido común y déjese de inventos, porque la única realidad es que son ustedes, y solo ustedes, señores ‘políticos’ que ‘gobiernan’, los que  están pisoteando los derechos de muchos. Pregúnteselo a los de las tiendas que están cerrando, al autónomo que está desquiciado porque no puede llegar en hora a ningún sitio y menos aún aparcar a un precio razonable…

Pero lo peor es que usted, señor Doreste, junto a Heriberto Dávila (Nueva Canarias), José Eduardo Ramírez (Nueva Canarias), Pedro Quevedo (Nueva Canarias) y el alcalde, Augusto Hidalgo (PSOE), sí fueron los que realizaron una consulta popular para saber si la gente quería o no que se fumara en la playa de Las Canteras, pero no tienen el valor ni la valentía necesaria para hacer lo mismo con estos proyectos que cuentan con cuantiosas subvenciones europeas y múltiples problemas para los habitantes de esta ciudad, porque saben que se lo tirarían al traste. Por mucho que quieran negar la realidad realizando vídeos de un momento puntual donde los carriles estaban sin tráfico y difundiéndolos en el canal de la Policía Local, no cuela… ¡Penoso montaje!

Esta ciudad nada tiene nada que ver con la extensión y población de otras como Madrid o Barcelona, que son a las que tratan de emular, donde puedes crear un carril de bici y tener varias alternativas con múltiples calles paralelas, Metros y buenas conexiones de guaguas, mientras que aquí, en una zona de entre 170.000 y 200.000 habitantes de la parte baja, solo tienes tres de doble vía, y les quitas a cada uno un carril… De locos. Si a esto le sumamos lo de Francisco Gourie, Vegeta y lo que está por venir… ‘Mátame camión’.

El nivel de chapuza e improvisación es tal que crean un carril bici que llega al viejo Estadio Insular, por donde tienen que levantar posteriormente lo ‘creado’  para poner una parada de guagua… De traca…

Resumiendo, que la cosa pinta mal porque entre unos y otros han convertido Las Palmas de Gran Canaria, en una leonera que solo irá a peor. No estamos en contra de los servicios públicos y las bicis, pero si todos podemos vivir en armonía, no como en la actualidad, que el que tiene un coche parece una especie a la que hay que extinguir a toda costa…

Con lo fácil que habría sido simplemente con mejorar la frecuencia de las líneas 1, 2 y 12, además de las de los barrios que no son de la parte baja de la ciudad, eso llamados olvidados, pero claro, cuando hay obras, se compran bicis y demás sabemos que hay movimientos… Todo menos hacer las cosas bien…

También podría interesarte

Deja una respuesta