Isaac Tutumlu protagoniza un gran estreno en Paul Ricard

El piloto español de origen kurdo fue el autor de un soberbio doble relevo de dos horas en el primer tercio de carrera que le llevó a remontar veinte posiciones con el Lamborghini Huracán GT3 Evo de Leipert Motorsport antes de ceder el testigo a Cook. Desafortunadamente, la tripleta de Leipert perdió 13 vueltas después de que el coche rodase sobre los conos flexibles que marcan los límites de pista y se dañase el radiador. Tras las rápidas reparaciones, el equipo regresó a pista para alcanzar la línea de meta dejando gratas sensaciones para próximas citas.  


Isaac Tutumlu tuvo un  positivo regreso al GT World Challenge Europe Endurance Cup, el mejor, más disputado y competitivo certamen de GT3 al volante del Lamborghini Huracán GT3 Evo de Leipert Motorsport y que luce los colores de Kurdistan Racing Team by Tigris. El español de ascendencia kurda y sus compañeros, el neozelandés Brendon Leitch y el estadounidense Tyler Cooke, brindaron una gran actuación en su primera participación conjunta en la súper competitiva categoría Silver Cup, que incluía numerosos pilotos de fábrica.

Desde los primeros entrenamientos libres, Leipert Motorsport y sus pilotos rodaron con un gran ritmo especialmente en tandas largas, un aspecto clave en una carrera de 6 horas. El sábado por la mañana, Cooke firmó un tiempo de 1m55.954s en Q1 mientras Leitch rebajó en Q2 ese registro hasta una vuelta de 1m55.029s. Tutumlu tuvo un susto en Q3 al hacer un trompo.

Aunque el piloto español evitó cualquier contacto o golpe, los neumáticos quedaron demasiado dañados para un intento de vuelta lanzada y el GT3 de Leipert tendría que arrancar desde la parte de atrás de la gigantesca parrilla de 53 coches. Para la carrera, Tutumlu completó un fenomenal doble relevo por espacio de dos horas con numerosas batallas que se prolongaron durante buena parte de su tiempo de pilotaje.

Cuando Tutumlu cedió el coche a Cooke, había remontado veinte posiciones y estaba en el top-ten de la Silver Cup. Después del incidente en el que el Lamborghini sufrió daños en el radiador tras impactar con los conos flexibles, Leipert Motorsport rápidamente reparó el coche y Cooke y Leitch llevaron el Huracán a meta en la undécima posición de su categoría. Pero, sobre todo, Paul Ricard dejó buenas sensaciones para próximas carreras y citas en el calendario.

“En mi opinión ha sido un buen retorno al campeonato y demostramos tener gran ritmo durante las 6 horas. Tras comenzar desde atrás, me concentré en remontar y conseguí ganar no menos de veinte posiciones al final de mi doble relevo”, explicaba Tutumlu subrayando que “Leipert Motorsport me felicitó por no haber cometido ningún error ni tener ningún toque, que era lo más sencillo en las primeras vueltas. Desafortunadamente perdimos un tiempo precioso con los conos pero mis compañeros estaban rodando como el top-5 de la categoría Silver. Nuestro próximo reto es el test oficial de las 24 horas de Spa el 21 y 22 de junio. Esperamos hacer un buen trabajo para la gran carrera el próximo mes de julio.”

También podría interesarte
Deja una respuesta