Isidre Esteve culmina con éxito su Dakar más exigente en coche

-El del Repsol Rally Team repite la 21ª posición de la general que ocupó en la anterior edición.

-“Estamos muy felices con el resultado final y le otorgamos un enorme valor porque este año la carrera ha sido mucho más exigente”.

El piloto de Oliana ha sufrido un último sobresalto a 15 km del final, cuando su prototipo se ha detenido por un problema eléctrico que ha podido solventar el copiloto Txema Villalobos.

“Quiero dar las gracias a todas las personas que hacen posible este proyecto, sobre todo, al gran grupo humano que forma el Repsol Rally Team, un equipo diferente movido por la ilusión”.

Isidre Esteve ha logrado completar el Dakar por tercer año consecutivo en coche. El piloto del Repsol Rally Team ha superado con éxito una de las ediciones más difíciles que se recuerdan, con su prototipo BV6 con los mandos adaptados en el volante. Y lo ha hecho de forma brillante, al concluir sexto de su categoría T1.2 (todoterreno 4×4 diésel modificados) y 21º de la general. “Estamos muy felices de haber superado una edición tan extremadamente difícil”, reconocía el ilerdense a su llegada a Lima (Perú).

Tal como preveía ayer Isidre Esteve, la última etapa entre Pisco y Lima no ha resultado ningún trámite y los 112 kilómetros cronometrados han vuelto a poner a prueba al medio centenar de ‘supervivientes’ en la categoría de coches. “Nos hemos llevado un susto enorme cuando se nos ha parado el coche a falta de 15 kilómetros, en la arena. Por suerte, ya habíamos pasado la parte más complicada de dunas y mi copiloto Txema Villalobos, como siempre, ha podido solucionar el problema en poco tiempo para continuar hasta el final”, explicaba el piloto, 36º en la etapa.

Por fortuna, todo ha quedado en una anécdota y el Repsol Rally Team ha conseguido llegar a la línea de meta para celebrar su éxito. “Es el tercer año seguido que acabamos, pero las sensaciones son cada vez diferentes. Continuamos dando pasos adelante y estamos satisfechos, sobre todo, porque hemos demostrado tener un muy buen ritmo”, valoraba feliz Isidre Esteve.

Su 21º lugar final en la categoría de coches iguala el conseguido hace justo un año, aunque el ilerdense le otorga más mérito: “Para nosotros tiene un enorme valor este resultado, mucho mayor al del 2018, porque esta edición ha sido extremadamente dura y con muchas más dunas, donde es más fácil cometer errores y dejarse tiempo, como nos ha pasado a nosotros algún día. Los de cabeza también han corrido mucho más que otros años y sabemos lo mucho que nos ha costado mantenernos ahí”.

Después de 5.000 kilómetros en total, 3.000 de ellos cronometrados, su tiempo total ha sido de 52 horas, 49 minutos y 10 segundos. De no ser por la hora y 40 minutos recibida en dos penalizaciones, Isidre Esteve y su copiloto Txema Villalobos hubieran podido entrar en el top 20 que al final ha cerrado el húngaro Balazs Szalay (Opel) con una ventaja sobre los españoles de 1 hora y 37 minutos.

“Sinceramente, quedar un puesto arriba o abajo es lo de menos, lo principal es que hemos sido más competitivos que nunca, aunque no haya quedado reflejado en la clasificación final. Las sensaciones han sido muy buenas y nos animan a seguir trabajando para mejorar el próximo año con un proyecto todavía más fuerte”, reconocía el de Oliana.

En los momentos de plena celebración, Isidre Esteve quería mandar unas sinceras y emotivas palabras de agradecimiento a “todas las personas que hacen posible este proyecto; por supuesto a los patrocinadores, pero sobre todo al gran grupo humano que hace del Repsol Rally Team un equipo diferente, movido por la ilusión”.

También podría interesarte

Deja una respuesta