Isidre Esteve entra en el top 25 del Dakar

-El equipo español salva sin errores una jornada muy traicionera para algunos de los favoritos de la carrera y alcanza el 25º puesto de la general, 23º de la categoría T1.

-Los 919 km del día obligan a los pilotos del Repsol Toyota Rally Team a partir con el tanque de gasolina muy lleno, circunstancia que les ha ralentizado al inicio de la especial.

-La sustitución del diferencial posterior ha neutralizado los problemas de temperatura en este elemento que han afectado a Esteve y Villalobos en las últimas dos etapas.

-«El coche funciona a la perfección y seguimos avanzando en la competición. Habrá que aprovechar las oportunidades que tengamos en las próximas etapas, porque llegarán».

El día de Reyes ha obsequiado al Dakar con la jornada más larga de la semana: 919 kilómetros, repartidos entre 357 cronometrados y 562 de enlace, consecuencia de la modificación del itinerario previsto inicialmente por las copiosas lluvias de hace algunos días. Tan larga hoja de ruta obligaba a Isidre Esteve y Txema Villalobos a abandonar Ha’il con casi 500 litros de gasolina en el tanque de su Toyota Hilux T1+ para completar la especial y los largos enlaces previstos, un hándicap de peso que ha perjudicado a la tripulación española en el inicio del tramo cronometrado, pero que ha ido mejorando conforme pasaban los kilómetros. Los representantes del Repsol Toyota Rally Team han concluido la jornada en la 32ª posición de la categoría T1 –53ª scratch–, y dan un nuevo salto en la clasificación general hasta situarse en 23º lugar de T1 y el 25º absoluto.

La modificación del recorrido de la sexta etapa obligaba a alterar por completo la planificación del equipo. En un día repleto de arena y dunas, los T1 debían vencer un doble hándicap respecto a las demás categorías FIA: por un lado, la imposibilidad de detenerse 15 minutos para descansar en el ecuador de una nueva especial agotadora y, por el otro, la prohibición de repostar en el tramo. Con estas circunstancias sobre la mesa, estaba claro que la jornada se presentaba favorable para los side-by-side, que sí pueden repostar y salen con mucho menos peso.

«Hemos salido del campamento con casi 500 litros de carburante, carga necesaria para poder completar toda la jornada. El inicio de la etapa se caracterizaba por un terreno mayoritariamente de arena mojada, que castigaba mucho a los coches grandes como el nuestro. En este punto se han notado especialmente los 120 litros extra respecto a la carga habitual, porque nos costaba coger velocidad y derrapábamos mucho sobre tierra. Sin embargo, conforme avanzaban los kilómetros y se iba vaciando el depósito nos hemos ido sintiendo mucho mejor», explica el ilerdense.

Otros de los aspectos a vencer durante la etapa han sido el tráfico y las roderas, como relata el piloto del Repsol Toyota Rally Team: «Nos ha costado sortear las dunas húmedas con tantas huellas de camión, y, además, teníamos a muchos side-by-side alrededor. Son unos vehículos que hoy campaban a sus anchas, ya que, además de ser más ligeros por concepto, la ampliación del recorrido no les afectaba lo más mínimo, al disponer de puntos de repostaje repartidos por la especial y al final de la misma. Con todo, hemos ido haciendo nuestra carrera y avanzando con seguridad y sin cometer errores, hasta que, en los últimos 60 km, gracias a un cambio de terreno, nos hemos sentido muy cómodos y hemos rodado muy rápido».

La tripulación española, que compite con el patrocinio de Repsol, MGS Seguros, KH-7 y Toyota España, se marca un primer objetivo en su Dakar 2023: «Ya sólo quedan dos etapas antes de la jornada de descanso, un momento que todos agradeceremos en una edición tan dura de la carrera. En todo caso, el coche se está comportando bien y seguro que nos permitirá aprovechar las oportunidades que se presenten en las próximas etapas, que llegarán», apunta Isidre Esteve.

En cuanto a los problemas con el diferencial trasero, según cuenta Isidre Esteve, «la sustitución completa del diferencial ha acabado definitivamente con los problemas de temperatura de los últimos dos días, y este elemento no ha dado hoy el más mínimo inconveniente. Me gustaría aprovechar para destacar, una vez más, la gran labor de nuestros mecánicos».

El Dakar abandonará mañana Riad para dirigirse a Al Duwaimi, en una etapa que podríamos denominar de tipo semimaratón. Los coches completarán 333 km cronometrados y, tras un enlace de 94 km, llegarán a una zona habilitada para recibir asistencia técnica un máximo de dos horas. Finalizadas las reparaciones, las tripulaciones deberán completar recorrido extra por carretera de 240 km hasta el campamento, donde el Toyota Hilux T1+ del equipo quedará aparcado junto a los demás rivales sin posibilidad de recibir ayuda externa.

Clasificación etapa:
1. Nasser Al-Attiyah (Toyota) 3h 13’12»
2. Sebastien Loeb (Prodrive) +3’29»
3. Henk Lategan (Toyota) +8’52»
4. Guerlain Chicherit (Prodrive) 9’12»
5. Vaidotas Zala (Prodrive) +10’33»

53. Isidre Esteve (Toyota) +47’04»

Clasificación general:
1. Nasser Al-Attiyah (Toyota) 24h 00’48»
2. Henk Lategan (Toyota) +1h 06’50»
3. Lucas Moraes (Toyota) +1h 13’19»
4. Giniel de Villiers (Toyota) +1h 44’38»
5. Mattias Ekström (Audi) +1h 46’55»

25. Isidre Esteve (Toyota) +4h 56’39»

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More