Isidre Esteve logra su mejor resultado en una prueba del Mundial de Rally-Raid

-El Repsol Toyota Rally Team rompe barreras al terminar la segunda etapa del Rally de Marruecos en la sexta posición absoluta.

-En la clasificación general de la prueba, el ilerdense y su copiloto Txema Villalobos escalan hasta la octava posición.

-«Conseguir este resultado es fantástico. Estamos muy contentos, porque no es fácil con el nivel de pilotos que hay compitiendo, pero sobre todo me quedo con nuestro ritmo. Estamos corriendo mucho y nos estamos divirtiendo», comenta el piloto catalán.

No hay barreras para Isidre Esteve, y si las hay, busca la manera de romperlas. Esa es la mentalidad que le ha llevado a superar obstáculo tras obstáculo, objetivo tras objetivo, hasta llegar al día de hoy, cuando ha logrado su mejor clasificación parcial en una prueba del Campeonato del Mundo de Rally-Raid. El piloto del Repsol Toyota Rally Team y su copiloto Txema Villalobos han completado la segunda etapa del Rally de Marruecos, entre Tan-Tan y El Aaiún con 315 kilómetros cronometrados, en una extraordinaria sexta posición absoluta, a 31 minutos y 16 segundos del primero.

El resultado les ha valido para dar un salto en la clasificación general de la prueba y situarse octavos absolutos, a 37’53» del líder, la misma posición que ocupan también en el apartado de coches T1. Para Esteve, este hito era casi impensable hace diez años, cuando volvió a competir gracias a un cojín inteligente (ahora llamado Nubolo) que le evitaba la generación de úlceras por presión.

A decir verdad, desde entonces, más que un pensamiento ilusorio, éste se convirtió en un deseo al que el de Oliana (Lleida) se agarró con fuerza hasta convertirlo en realidad: volver a formar parte de la élite de la competición, sin importar la paraplejía con la que convive. «El motorsport es el claro ejemplo de lo que es el deporte inclusivo: personas con y sin discapacidad corremos juntos bajo las mismas normas y en una misma clasificación», defiende.

«Conseguir este resultado es fantástico. Estamos muy contentos, porque no es fácil con el nivel de pilotos que hay compitiendo, pero sobre todo me quedo con nuestro ritmo. Estamos corriendo mucho, nos estamos divirtiendo y el coche va muy bien. Y esto es mérito de todo el equipo, de Repsol, MGS, KH-7, Toyota y de toda la gente que lleva años apoyándonos. Sin un coche como éste no podríamos ser así de competitivos, pero también los mecánicos han hecho un trabajo excelente en los test previos al Rally de Marruecos, especialmente con los frenos. Y debo decir que por primera vez llevo un coche con el que freno donde quiero y cuando quiero. Va excelente», sentencia mientras muestra los aros del sistema de Guidosimplex que flanquean el volante de su Toyota Hilux T1+ y que le sirven para frenar (el aro de detrás) y acelerar (el aro de delante).

Esteve y Villalobos ya experimentaron ayer una gran progresión, cuando lograron remontar 15 posiciones desde la 26ª para terminar el día en 11º lugar, a pesar de la gran polvareda de los coches que les precedían. Esta mañana el Repsol Toyota Rally Team ha podido disfrutar de un inicio de etapa con mejor visibilidad y han podido incrementar desde el principio su ritmo. La clave para ellos ha sido la navegación, donde el copiloto de Calonge (Girona) se ha mostrado infalible.

«Ha sido una etapa más bien rápida, pero con bastante navegación porque había mucho fuera pista y costaba orientarse. No hemos cometido ningún error, salvo un momento en el que nos ha pasado un Audi y le hemos seguido pensando que iba bien, aunque rápidamente Txema ha encontrado la pista correcta. Llegando al final, había dos sitios difíciles y hemos acertado. Estamos muy satisfechos por todo ello. La única pega es que hemos pinchado a diez kilómetros de la meta y hemos perdido parte de la ventaja que habíamos conseguido», comenta.

El Rally de Marruecos llegará mañana martes a su punto más al sur en el transcurso de la tercera etapa, un bucle con salida y llegada en El Aaiún con 300 kilómetros cronometrados y sólo 23 de enlace. Será un día fácil para las asistencias, que no tendrán que mudarse de campamento. Los competidores, en cambio, vivirán a buen seguro una jornada más ajetreada en las pistas y desiertos que aguardan a su llegada.

También podría interesarte
Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More