Jari-Matti Latvala: “Como dijo Seb, lo más importante es que nadie resultó herido»

En su tercera ronda en su nuevo rol como director del equipo, Jari-Matti Latvala ya ha logrado su segunda victoria con sus pilotos y el Toyota Yaris WRC dominando la última ronda.

El ex piloto finlandés del WRC confesó haber vivido el Power Stage con extrema tensión mientras sus pilotos estaban enfrascados en una batalla por la victoria contra Thierry Neuville. “Primero que nada tengo que agradecer a los muchachos, hicieron un trabajo fantástico. Fue increíble ver pelear a estos tres muchachos (Ogier, Evans, Neuville). Los tres estaban en la pelea y no es fácil verlo. No hay nada que puedas hacer y tu corazón está acelerado. Thierry cometió un pequeño error en el Power Stage y sabes que luego venían Seb y Elfyn, por lo que esperas que no cometan el mismo error. Es muy difícil estar en esa posición. Como dije, es muy emocionante, pero no puedes reaccionar, no puedes hacer nada, solo tienes que esperar y ver qué pasa. Realmente tuvieron un rally fantástico”.

Sobre el accidente de Sébastien Ogier en la carretera en la jornada del domingo por la mañana dijo que era muy consciente de que los comisarios pedirían una explicación después del evento, que fue el caso. “Como dijo Seb, lo más importante es que nadie resultó herido. Por ese lado, todo está bien. Pero es posible que necesitáramos unos minutos más para discutir un poco lo sucedido con los organizadores».

Sin embargo, Latvala lamenta el error de juventud de su tercer piloto, Kalle Rovanperä. “Fue un fastidio. Digamos que Kalle es un joven talentoso, tiene la velocidad, pero no tiene mucha experiencia en el WRC y creo que fue demasiado rápido para esa experiencia y lo pagó con una salida. Por otro lado, tendrá una buena posición en la carretera para los rallys de tierra y lo veremos contraatacar. Esto son los rallys y cualquier cosa puede pasar. Al final estamos muy contentos con lo que hemos logrado en este rally”.

ARUCAS_300x600_mobile
También podría interesarte
Deja una respuesta